Skip to content

“La Perestroika y la Glásnost”.

15 de mayo de 2012

“La Perestroika y la Glásnost”.
Si la Perestroika fue la liberalización económica, la Glásnost fue la liberalización de la política.
Ahora estamos en las mismas con el Capitalismo.
Como bien apuntaba Jose Luis Sanpedro, economista, una cosa es el Capital y otra el Capitalismo.
El Capital como tal no tiene problema, será tan perenne como lo Social.
Sin embargo, son caducos el Socialismo, y el Capitalismo.
El Socialismo se transformó con la Perestroika y la Glásnost, y cayó con el muro de Berlín, como símbolo, toda la estructura económica y política de los años 20.
Ahora le toca el paso al Capitalismo, que si bine lo veíamos como un sistema que funcionaba mejor, con la crisis actual vemos que tampoco funciona.
Es fácil decir funciona o no funciona, pero lo valorable son los enorme daños colaterales, de desempleo, de embargos, de falta de crédito de necesidad que ponen al sistema al borde de la quiebra económica y política y del caos social.
No se que nombre pueda llevar una gran cambio comparado con la Perestroika y la Glásnost, la transformación del capitalismo, pero sin duda estamos en el momento de hacerlo.
El capital, y lo social se mantendrán porque de por sí además de ser conceptos esenciales, son la base de la estructura real en que todo lo que venga al menos en este siglo XXI, serán el eslabón de un siglo XXII incierto como lo es éste y como lo son todos los siglos en sus albores, y como lo son siempre de misteriosas las diferencias eternas entre el norte y el sur de cada país y de cada continente.
Así como la Perestroika pasó por la caída del muro de Berlín, y la Glásnost pasó por toda la renovación de todos los cargos políticos del Politburó. La Perestroika de Occidente y del mundo, pasará por la caída de Wall Street y de la City, y la Glásnost por la caída de las sociedades secretas, y todos los gobiernos que dependen de ellas, así como al enorme e innecesaria representación política que está únicamente para el detrimento de nuestra calidad de vida y de nuestros valores sociales , personales y familiares.
La nueva Perestroika Y Glásnost han de pasar por la retoma del poder de la sociedad como personas y no como ente, de la recuperación, o quizás por primera vez de la toma autónomas y autóctonas de su destino, en consonancia con la sociedad, pero no como hasta ahora por la privación de la libertad de albedrío social, que de por sí no tiene sentido en detrimento de lo personal e individual.
Con el trasvase de una sociedad sin infraestructuras, sin informática, y sin estructuras planteadas, antes no ea posible un logro así, ni siquiera soñable.
Ahora que sin embargo tenemos y disponemos de todo ese organigrama, infraestructurado, informatizado, y comprendido sobre todo, podemos y debemos dar el salto cualitativo que supuso, el paso del fuego al metal, el paso del feudo a la sociedad artesanal, el paso de la agricultura y la manufactura a la industrialización, y el paso de la industrialización a la sociedad del ocio que por primera vez pesa tanto su trabajo como su tiempo libre. Y ahora el salto será del Capitalismo, y del control del mundo por las sociedades secretas y sus gobernantes, políticos y banqueros a su servicio, a la depauperación de todo ellos para el florecimiento de un Renacimiento de la persona como se soñaba en el siglo XV y XVI y ahora se posibilita y se ve de obligada transformación.

POSTDATA 4 abril 2015: 3 años después se confirma esta idea por Gorvachov.

From → Uncategorized

2 comentarios
  1. ROZALINA BOTEVA YORDANOVA permalink

    SOY DE BULGARIA Y VIVI MUY INTENSAMENTE LA PERESTROYKA Y GLASNOST EN MI PAIS EN LOS FINALES DE LOS 80 Y EL PRINCIPIO DE LOS 90. EL VINCULO CON ESTOS TERMINOS CON LA CITUACION ACTUAL ME SORPRENDI, PERO TIENE MUCHO MERITO. GRACIAS AL AUTOR POR DAR UNA EXPLICACION ESPECIALISADA A LOS CONSECUENCIAS DE UNAS POLITICAS SIMILARES EN TIEMPOS DIFERENTES. UN SALUDO

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: