Skip to content

“Lo políticamente bien visto”.

3 de junio de 2012

“Lo políticamente bien visto”.

Políticamente bien visto es no decir esta boca es mía.

Es que gobierne quien gobierne estar de acuerdo con todo, y si en algo no se está de acuerdo, pues por lo bajini, en silencio, y sobre todo haciendo que no pasa nada, que alguien lo resolverá, que las cosas se resuelven solas.

Es oir que no te tienes que preocupar, que uno de por sí no resuelve nada.

Políticamente correcto es dejar que los chorizos arreglen lo que tengan que tapar. Que los que no lo son, permitan a los que lo son hacer sus necesidades.

Es correcto ayudar al que tiene, y perseguir al que no tiene.

Es no hablar de las deidades de los marranos.

Es sobre todo hacer que todo siga igual. Que no se cambie nada, y que si hay un cambio tan solo sea aparente.

Políticamente correcto es que la mayoría de los españoles que no tenemos cuentas en Bankia, ni sepan lo que es, ni en dónde están, – no todos conocen Madrid-, tengamos que pagar con el 2% del PIB de nuestro esfuerzo a ese desconocido.

Es correcto que los que nos han arruinado, digan impunemente que hay recortes y que van en contra de los trabajadores ¿qué trabajadores, quién trabaja?. Y más correcto aún que los que gobiernan permiten que siga ejerciendo poder el gobierno paralelo.

Es correcto ser cobarde, evitar los temas, y si se abordan cogerlos con pinzas, abordarlos por encima, cambiar el envoltorio, y dejar el pus en el interior.

Políticamente correcto es indultar, festejar, a todos los que obran contra la gente, y más correcto aún es premiar a los cargos que con avisos y mano a mano hacen lo que tengan que hacer para derrotar al Estado.

Políticamente correcto es llamar a hacer país a hacer marca España, pero dejar que los demás decidan en nuestra empresa.

Políticamente correcto es no castigar a nadie y además reconocerlos, porque digan lo que nos digan nos consideran idiotas, y con palabras se arregla todo, para que todo siga igual.

Es correcto también anunciar lo que vas a hacer cuando llegues, y cuando llegas hacer lo que improvises. Porque es también correcto conocer la deuda, decir que la desconoces, y luego pactar con tus enemigos; eso es lo que nos habían dicho, luego son muy amigos, lo hablan todo y lo pactan todo.

Es muy correcto coger al sufragio universal y pisotearlo. Cuando directamente sería más efectivo que el poder financiero tomase el poder con tecnócratas.

La izquierda, la derecha y los nacionalismos ya no existen, existen intereses particulares, y es correcto utilizar al público, llenarles de ideología política para las campañas y una vez transcurridas poner su pica en Flandes.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: