Skip to content

“La permanente presencia del diablo”.

15 de julio de 2012

Muy interesante el programa repetido de hoy 15 de julio 2012, en “Lágrimas en la lluvia”, sobre los exhorcismos y la presencia del demonio.
Quien realmente tiene fe reconoce la demonio. Quien no ha visto al demonio, o no lo ha notado ni percibido, no conoce a Dios.
Uno no puede vivir sin el otro.
La elección y la decisión personal es la libertad y la grandeza de “ser”.
En estos días de confusión, de intrusión del demonio en las más altas esferas de la gobernanza de los hombres, cuesta discernirlo entre unos y otros porque se ha hecho hueco en unos y otros.
Ha logrado confundir a la gente a diferenciar por jerarquía, por insignias y colores, por penetración mediática o fama temporal, a sus huestes. Y en esa confusión triunfa, liando a la gente, favoreciendo el mal, y desproveyendo de valores personales en sustitución de unos adquiridos, aprendidos y heredados de los abducidos e instigados por el demonio.
La negación de la fe es el camino más fácil para el diablo en encontrar candidatos, y hoy en día de moda, es tarea fácil el alineamiento en una posición ideológica, o de poder o de ejercicio de la segregación de pensamiento de cualquier vislumbramiento de alguna verdad personal cercana a uno mismo y a Dios. Por fortuna, la fuerza de la clarividencia en apagar lo que es negación divina, se impone. Y como rezaba el santo, más vale un pecador arrepentido que mil santos caídos.
En las reflexiones de hoy, se hablaba de la posesión total o parcial, pero luego sin embargo, existe una inspiración, que sin ser siquiera parcial actúa como maléfica, buscando la destrucción y el maleficio. En donde pensamientos diabólicos pasan como pretendida virtud porque el adorno importa al diablo, y al influído por él.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: