Skip to content

“Carlos Slim quiere que España se malvenda”.

28 de julio de 2012

Por fín se ha destapado el gran masón Carlos Slim, entroncado a los illuminati, y los Bilderberg, y hoy lo ha dicho claro ante las cámaras, lo mismo que le debió de decir a Rajoy en su visita a México: La única salida de los países con problemas es la venta de sus activos.

De hecho es lo que ha estado haciendo el maestre masón Zapatero, vendiendo desde las reservas de oro, hasta permitiendo el endeudamiento incesante sin productividad de deuda soberana imparable.

Y ahora Rajoy con la excusa de que hay que pagar la deuda, y el plan de venta de activos como dice Carlos Slim, es decir, de lo que queda por vender en España que son la totalidad de las acciones, o aumento en las participaciones de lo que ya está vendido, iremos a la entrega irrevocable de la soberanía y riqueza nacional convertida en deuda por el anterior y ahora consecutiva pro este que no piensa en tejido industrial y en productividad sino igualmente en rescate de pasivos bancarios, y nunca en concreción de ayuda a la pequeña empresa y estímulos fiscales, con eso de que tenemos que pagar la deuda impagable. Realmente la masonería internacional que domina América y también los gobiernos europeos quiere que España se entregue, y cualquier español por poco patriota que sea no puede aprobar tal cosa.

Quieren convertirnos en lo que han convertido Argentina, en donde lo único español sea la bandera y el nombre, y nada sea nuestro, para vendernos quizás un orgullo populista de pertenecer a algo con pies de barro.

La deuda hay que negociarla, no pagarla a troquemoche.

Quizás España tenga que volver a cierto hermetismo durante unos años que nos permita asilarnos de las influencias malignas de los grandes Trust y sus corporaciones entrometidas. No hacerlo es tener las puertas de casa abiertas de par en par y de robo asegurado. Nos han vendido globalidad por abrir las puertas a cualquiera, y que podíamos entrar en otros países. Esta es la gran mentira, tan solo penetran las grandes multinacionales españolas en las que ellos son los mayores accionistas, y que a efectos y siendo SICAV dejan el mísero IVA de un 1%, es decir que no repercute su crecimiento en la riqueza del producto nacional español sino tan sólo en el bolsillo de las corporaciones y accionistas extranjeros. Es un mira para otro lado que por detrás te la colamos.

Este tipo de accionistas no nos interesan.

Queremos empresas que vengan a poner, vender y también pagar y dejar.

Lo demás es y será una Argentina.

Cerremos las puertas a la masonería que busca la merma de la productividad.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: