Skip to content

“¿Camino a una cubanización de España?”.

3 de agosto de 2012

“¿Camino a una cubanización de España?”.

Con tanta pasividad empiezo a pensar mal, empiezo a pensar que fuera posible que hubiera un plan de no recuperación, porque hace falta ser muy breves todos los políticos para no tomar medidas de emergencia, ya mismo.

Su juego es echarse unos las culpas a otros, y es cierto que las hay más de unos que de otros, pero esa posición ya no nos soluciona nada a la gente, a ellos sí, el seguir queriendo obtener una defensa de la ineficacia. La gente mientras tanto no logra ver el horizonte, y estamos sometidos a una presión excesiva, quizás más por no ver planes y horizontes, que en sí por la tragedia social que ya se palpa.

El no generar empleo o productividad alguna suena a cubanización. Los Castro saben que con depresión económica se tiene asustada y controlada a la gente.

¿Pudiera estar empezando a llevarse a cabo algo así a instancias de los Bilderberg y la Comisión Trilateral?.

Hasta ahora nos engañaban los colores políticos, pero viendo que las prácticas no son esencialmente diferentes, más y más venta de deuda, persistencia del aparato, aumento del gasto, ya vemos que los amos son los mismos, y no hay colores, solo servicio a instrucciones de ahogamiento progresivo.

Se está reforzando el aparato de seguridad nacional sin un enemigo a la vista. ¿Quizás seamos nosotros los que vamos a ser controlados?.

Lo dicho, ¿una cubanización de España?, miseria, falta de expectativas, búsqueda de la falta de asistencia, entrada privada extranjera, que no española en la productividad. Si no fuera así, aun comprendiendo que no haya más tejido, ni más circulante, el hecho de no conocer la existencia de ningún plan de futuro calculando una recuperación, tanto por parte de este gobierno como del anterior, hace pensar que el único plan es el del empobrecimiento progresivo, y la sumisión en el caos.

Pensemos en una familia: Si no hay, ¿ qué hacen?.

Primero cortar cualquier gasto que no se puedan mantener.

Segundo, si no hay trabajo, ver quién puede de la familia trabajar, y los demás cooperar parar que tenga éxito en su trabajo.

Tercero, buscar caminos, pedir ayuda, colaborar entre las familias. Todo ellos son con urgencia y prontitud, sin esperas, sin diálogos inservibles y con actuación inminente.

Aplicado esto a nuestros gobiernos, no han tomado ninguna de estas medidas más que de forma ridícula bajándose sueldos el 7%, eso sí, subiendo el endeudamiento, y el gasto, y no buscando trabajo ni proyecto alguno, tan solo pocos macro proyectos que no revierten en la riqueza de la población sino en la de las compañías extranjeras mayores accionistas. De esa pasividad y falta de toma de decisiones de peso, y de arrojo, sólo despiertan sospechas de una manipulación absoluta y el camino hacia la “cubanización”.

Es evidente que quien disfrute para su suerte de una posición boyante, como los césares, no sienten la desgracia de los demás. Como lo es que los que no estamos más que permanentemente preocupados, no podemos dejar de pensar en los mismo cada día, porque nuestra falta de horizontes y en muchos casos de miseria, es permanente, y nuestros pensamientos no pueden dejar de ser permanentes como ellos.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: