Skip to content

“Engañado y aturdido”.

8 de agosto de 2012

Engañado y aturdido ando por esta tierra española que el patriotismo ha perdido.
De gente harta corrupta anda la patria sobrada.
Nunca hubo tal sueño después de la dictadura, ni en el peor de los delirios.
Y ahora como por arte de magia del pasado, de esas malas pasadas que no juegan las fantasías, reaparece el terreno ganado en perdido, la quiebra de los valores y el ánimo empobrecido.
De repente parece dulce la posguerra de los cincuenta.
Pues a tal terreno vamos más rápido que el dolor.
La entrega está planeada y los ánimo derrotados, sólo queda la puntilla para desbravar España.
Con servidores serviles, y sin gestas probadas, nos vamos de transhumancia por la senda del olvido. 
De ser una gran patria a ser hipotecada, de ser estandarte de navegantes, de héroes, de visionarios, de misioneros, a ser casta barredora y barrida, a la ignominia probada.
Duele nuestra devoción de no tener a quien ofrecer virtuosos esfuerzos, ni rendidos de manos vacías.
De fuera fueron llegando y partiendo nuestra identidad, en la multiculturalidad planeada para erradicar la españolidad.
De traidores se ha llenado España, y cobran y salen airosos de una España aletargada, acobardada y sin brío.
Esperando, esperábamos que llegara, el espíritu santo que tarda y va prescribiendo.
Por el contrario suenan nombres detrás de las bambalinas, nombres por todos conocidos pero desconocidos en tal ámbito y que seguramente ni se presenten, porque son la lacra a la que vamos a servir y nos va a esclavizar. 
Nombres que llegan de América, y de Inglaterra, que dominan nuestras huestes, las propias y las ajenas.
España imperio desgastado, nunca imaginaste que llegaríamos tan bajo, a los pies de tus enemigos de siempre, que durante 30 años nos convirtieron en tienda, también en país, y ahora reestructurado, como deliciosa ginda nos engullirán.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: