Skip to content

“Los efectos nocivos del Banco Malo o la nueva especulación”.

12 de agosto de 2012

“Los efectos nocivos del Banco Malo o la nueva especulación”.

El banco malo es una posición de los mismos capitales de inversión especulativa y que a su vez son accionistas mayoritarios de nuestros grandes bancos españoles que ya no son nuestros.

Es el gran invento de la nueva especulación. Sencillamente porque genera limpieza de tóxicos, liquida los pasivos en paquetes subprimes, de los que a su vez sacan una gran tajada de beneficios los accionistas del Banco Malo, o sus colocadores; es decir estos enormes accionistas corporativistas como Black Rock o Capital Research del entorno Bush, y lo peor: Dar una vuelta de tuerca más al resto de circulante en el mercado inmobiliario español. Más empobrecimiento de la economía real, no la financiera.

Ya aprendimos que el único y exclusivo interés de esta práctica empobrecedora era la recaudación a través del IBI, IVA y tasas, para mantener el insostenible y enorme aparato político y funcionario del Estado creado por nuestros dos gobiernos alternantes y perpetuados.

El flujo de entrada de capitales es una engañufla.

Tan sólo son los capitales de fondos de riesgo que van a volver a repetir las operaciones especulativas, las idénticas que nos han llevado a la burbuja inmobiliaria.

Lo que se debiera de ejecutar es un proteccionismo blando que bloquee las operaciones que sigan engordando las operaciones especulativas, como impedir la venta de un inmueble no antes de pasados cuatro años de su compra, con lo cual el riesgo especulativo se tapona.

Puesto que cualquier venta natural de explotación sostenible y natural conlleva un mínimo de esos años.

Permitir lo que pretenden ahora de revitalizar es el axioma-sofisma perfecto para los ambiciosos depredadores.

El plan es sencillo:

Con el Banco Malo, se limpian los pasivos tóxicos por impagos o riesgo de impagos. Entonces lo que queda es limpio a precio de saldo, y con la entrada de nuevos capitales de riesgo en un mercado insolvente en el que no hay competencia, se potencia como “tierra de nadie” la compra masiva de todo a precio de saldo, para sin riesgo, poderlo revender, una o varias veces. Justamente la tragedia que nos llevó a la burbuja inmobiliaria y especulativa.

El gobierno no sólo no ha aprendido, sino que está jugando a lo mismo.

Esto evidencia la gravedad española en la toma de decisiones, en la prevención y sobre todo en la persecución y castigo de las malas prácticas, propiciadas y practicadas por el mismo gobierno.

Nos va a dar más de lo mismo porque BlackRock  es lo quiere, y es el auténtico gobierno de Goldman Sach en España, Grecia e Italia.

Si ahora permitimos esta mala práctica que ya conocemos y nos ha llevado a la ruina, no tendremos derecho a réplica, no nos podremos quejar, porque ya sabemos cómo se adquiere la enfermedad que actúa como la carcoma de la auténtica productividad, y no de la especulativa.

Limitemos las reventas por plazos de varios años, de cuatro al menos, por menos, ellos pueden aguantar, los especuladores. Los capitales de riesgo tienen un handicap, son móviles y no pueden permanecer en muchos casos más de uno o dos años invertidos e inmóviles, porque realmente no existen, es dinero en la pantalla y en un ordenador que jamás se  hace líquido, se avalan a sí mismos por el sólo hecho de su publicitada liquidez que no es tal. Si se les limita se les ahuyenta.

http://www.expansion.com/2012/08/12/economia/1344765619.html?a=e436d83de6a1bcc2a35215c9e1061b44&t=1344769020

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: