Skip to content

“La Ley Glass-Steagall”.

20 de septiembre de 2012

“La Ley Glass-Steagall”.

Según algunos economistas existe el planteamiento de no pagar la Deuda. Además de posible es el camino.

Separar banca de depósitos de banca de valores, no es suficiente, habría que suprimir la banca de valores y salirse de la Bolsa, cerrarla, ya que siempre arruina economías para el beneficio casi exclusivo de las macro corporaciones que manejan millones de capital que les permite manipular posiciones de compra venta en los mercados, en perjuicio siempre de los pequeños inversores.

Hace algunos años, dos generales franceses, inventaron un software para colocaciones de compra de vuelos, reservas y anulaciones. Con este software se hizo el grupo Amadeus.

Tanto la banca como la bolsa, y el juego online, se dieron cuenta de las probabilidades de éxito con este software para ordenadores cuánticos que agilizan las posiciones de forma instantánea.

Digamos que el único requisito para poder tener garantía de éxito es disponer de ingente cantidad de dinero electrónico, para que cuando requiera contrapesar muchas posiciones de compra o bien de venta, haya dinero electrónico efectivo para anular desequilibrios, y a su vez y según les interese, aumentar compras o ventas según les interese.

El programa calcula todas las posiciones ajenas al Trust de compañías comprometidas, es decir, la suma del dinero de todos los particulares, o capitales incluso corporativos no comprometidos con el Trust.

Este programa es el mismo que se usa en el juego online, y por eso la casa, nunca pierde, porque calcula todas las posiciones y el mismo programa efectúa posiciones de compra o de venta electrónicas superiores o inferiores según convenga a la ganancia de las apuestas.

Evidentemente es ilegal y rompe todas las normas del comercio, pero este programa es tan secreto, como lo fue el de “Enigma” para los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Dicho esto, no basta con la Ley Steagall and Glass, sino salirse de la banca de inversión, pues es un cáncer sin solución en el que cualquier posición siempre será secuestrada por este software.

En bolsa además se sabe que basta con dar una mala noticia, como una buena o fabricarlas, para cambiar el curso de la compra venta.

Como cerrar Wall Street, o la City, no depende de España ni de muchos países, sino de los mismos países de su sede, la única opción es que unilateralmente nos salgamos como país de la Bolsa, que cerremos nuestro mercado de valores, y disolver la CNMV.

Evidentemente, no podríamos influir en el precio de las “commodities”, materias primas, que nos afectan en el precio de mercado internacional; pero podríamos ver que materias primas son sensibles de que nuestra economía dependa de ellas, como la gasolina que sí usamos, u otras menores como el café por poner un ejemplo. Es estos casos tendríamos que buscar ser autosuficientes con nuestra producción, o ir a otras alternativas.

Rehabilitar las Cajas de Ahorro como las de antes de que entrasen los políticos para derribarlas y que entrase su banca es primordial. Ha sido la misma banca la que ha metido a los políticos en sus juntas directiva para empobrecerlas y endeudarlas, y desregularizar su normativa, entre cuyos preceptos estaba justamente el techo de endeudamiento, y la cantidad de recursos destinados a la banca de inversión, en lugar de a la de ahorro, que ha empobrecido exponencialmente a todas.

Además la forma de no ser dependiente de los mercados, sería tener una moneda propia fiduciaria, y que no cotizase evidentemente en ninguna bolsa, y resguardar el mercado de cambio sujeto quizás a un intercambio en especie, y no por dinero, para protegernos de la penetración de los cambistas y banqueros que de nuevo se instalarían.

Pudiera aparentar este punto, una visión socialista del dinero que no lo es, y así lo hizo el presidente Jackson y Lincoln en los Estados Unidos, copiado de Inglaterra y su rey Jorge IV que a su vez lo copió de China imperial. Si el cáncer es la banca y los mercados, como si de una enfermedad se tratase, todo lo que proviniese de ella es nocivo para la salud y se haría pandemia de nuevo en poco tiempo, si se permite su influencia.

Ni siquiera una banca ética que puede ser engañosa y detrás de la cual se pueden esconder los banqueros cambistas es garantía, sólo una banca nacional, no privada puede regular este riesgo, de alto riesgo.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: