Skip to content

“Granja Solidaridad”.

30 de octubre de 2012

“Granja Solidaridad”.

Fundación Granja Solidaridad es una idea pensada para el Ayuntamiento de Torrelodones, si aceptan la idea, para los parados y familias que acrediten no tener ingresos.

Ha de ser Fundación porque es la fórmula legal que permita trabajar a los parados sin que el ayuntamiento tenga que implicarse en nóminas y seguros, ya que es un proyecto hecho totalmente para el servicio de gente sin medios, y sin ánimo de lucro.

Un proyecto civil para una sociedad civil desprovista de las ventajas del sistema y del peso de la desgracia del sistema que, o no ampara, o no puede amparar a los que han quedado fuera de juego.

No se requiere una gran superficie pues el proyecto va dirigido a los habitantes censados en el municipio y que puede ser extrapolable a muchos otros, pero que el Ayuntamiento de Torrelodones por disponer de una junta municipal no política y civil de vecinos, es el ideal para desarrollarlos por no tener los compromisos políticos que obligan a sucumbir al sistema caduco de la política que ha degenerado en entrega al poder financiero, y corrupción.

El Ayuntamiento habilitaría un terreno municipal en el perímetro, en el que se habilitaría un parterre para el cultivo en invernaderos de plástico de productos de granja, tanto de vegetales como de gallinas y conejos, que al ser cubiertos permitirían su cultivo incluso con las bajas temperaturas de invierno, con el uso de un ventilador de calor como se usa en la huerta valenciana para la naranja y la helada.

La instrucción sería de parte de un jardinero del municipio, y sería formar a parados de larga duración o voluntarios en el cultivo de especies vegetales, y un veterinario y granjero local que hicieran lo suyo con la producción de aves y conejos para el consumo. Se desestima granja porcina o vacuna por el olor, y la acidez de los orines que contaminan si no hay una infraestructura más compleja y porque no es un proyecto de competitividad con los mercados alimentarios, sino para la auto manutención de la población y familias sin medios, que jamás van a competir con los mercados porque no van a poder comprar nada en ellos.

Por otra parte el restante de la producción será entregado a Cáritas para que lo gestionen como lo juzguen conveniente.

Incluso si el proyecto avanzase en otros municipios productores de otros alimentos como aceite de oliva, arroz, o harina, podría gestionarse un intercambio a través del crecimiento de la Fundación Granja Solidaridad, o del mismo Cáritas. Se trata de poder comer los que no pueden comer sin depender de subvenciones o recursos públicos del Estado en detrimento de sus arcas y presupuesto.

Es la clase de proyecto que un Ayuntamiento politizado no podría aceptar pues sería reconocer su fracaso e inoperancia que no dependan de presupuestos, y por este motivo el  Ayuntamiento de Torrelodones, ejemplo nacional de gestión ciudadana por sus Vecinos es el ideal, al menos para un comienzo.

Según un estudio de la multinacional Nestlé y de la ONU, se acerca una hambruna mundial contra la que ya hay que ponerse en acción para que la gente sin posibilidades no quede al margen de la manutención.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/onu-lanza-alerta-hambre-por-subida-del-precio-los-alimentos-2182247

Los municipios se deben desalinear de los tratados de producción agrícola y avícola de la UE, si estos no logran paliar el hambre en las familias.

http://www.ecologistasenaccion.org/article23492.html

La misma UE se está replanteando por ello la Política Agrícola Común (PAC), pues está basada en producciones locales a precios bajos con subvenciones, que por un lado impiden el libre mercado y por otro impiden a los agricultores que no reciban tales ayudas a no poder comercializar sus productos, ya que no están en los mismos canales de distribución europeos.

Ante esto y que las macro medidas no solucionan con urgencia los problemas locales y urgentes como la comida de cada día, son lícitos planes de contingencia y de choque para evitar este hambre que vive en el silencio, porque hemos decidido que es hambre únicamente la global de países con una pobreza por encima del 50%. Así por ejemplo Argentina con una pobreza del 40%, o España con una nueva e incipiente pobreza de hasta el 20% en muchos municipios, (y hasta el 40% de paro en Extremadura), pues no son equiparados o metidos en la bolsa mundial de planes contra el hambre, pues dependemos de países que forman parte del G-8, y G-20  en los que no se puede reconocer el hambre dentro de la industrialización y países pioneros que quizás lo fueron hasta que hemos dejado de serlo.

http://periodismohumano.com/economia/la-union-europea-repiensa-su-politica-agraria-i.html

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: