Skip to content

“The next station: corralito”.

20 de noviembre de 2012

“The next station: corralito”.
Los sindicatos pensando en montar un banco para dar créditos, que risa Maria Luisa.
¿Con el dinero que va a sacar el Psoe que tienen en los bancos que deshaucian, o con el suyo propio?. ¿Es que les queda algo sin comerse o es de las de aquellas cuenta por todo el mundo subdesarrollado para los desvíos de fondos públicos de ayuda asociaciones de los más variado?.
Que empiecen por la Caixa Cataluña que expolió Narcis Serra.
Los créditos a los que forzaba Montilla a La Caixa que les dejaron también más cojos que un palomo picado y tuvo que llegar Carlos Slim de inversor accionista, que ya pasará factura.
El Psoe y los Sindicatos es que no han pasado por el poder, se encuentran la ruina de España como una novedad, como generaciones espontáneas de esporas en versión billetes de 500 euros (los prohibidos tanto porque no hay para cambio, como casi por el Banco de España que pide explicaciones si mueves uno solo de estos).
Preocupa mucho la prohibición en Italia de no poder pagar en metálico por encima de los 1000 euros, eso es que va a llegar aquí, eso es que no hay dinero cash, más que electrónico, vamos del de mentira. Eso es que cualquier día nos dicen que no nos darán más dinero físico que cantidades ínfimas, o sea corralito, y que únicamente podemos pasar dinero electrónico de una cuenta a otra, o sea, para que no salga del banco un dinero que no existe.
Lo pronostiqué en mi blog hace unos meses, se va que ya ha llegado la medida de corralito encubierto al menos a Italia.
La primera burbuja fue la del ladrillo, la siguiente se dice la de las tarjetas de crédito, pero debiera llamarse la burbuja del dinero cash, que no habrá. Y las próximas asociadas ya sabéis cuales son: la del oro en su crecimiento exponencial, la del barril ahora llamado del petróleo siberiano ya no Brent, y la burbuja asociada alimentaria y de suministros.
Nos las van a hacer pasar canutas.
La burbuja también asociada será la del mordisco, para coger un pedazo de carne para poder comer alguna proteína a la desesperada.
Va a resultar trágico salir a la calle, sale uno entero y vuelve sin culo, o sin cara, casi como con los de la nueva droga ensayada ya os podéis imaginar por quien, que se tiran a morder la cara bajo los efectos de la sustancia.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: