Skip to content

“Ya no soy leal de un Rey felón”.

23 de noviembre de 2012

Yo ya no soy leal de un Rey felón que no me representa, y de un presidente cobarde.
De ministros sin honra entregados a la masonería, al sionismo y al poder saudí.
Somos españoles y todo el que atente contra España es nuestro enemigo, sea de casa, comprado, extranjero o entregado, sean nuestros súbditos o nuestros jefes.
Descubrir los últimos movimientos de nuestro monarca y nuestro gobierno es de una frustración y traición sin nombre.
Ir reduciendo nuestro ejército, cambiando nuestras leyes hasta dejarnos desprovistos del derecho legítimo, y posponerla al derecho extranjero y ajeno, entregar nuestra soberanía financiera, nuestra soberanía en las decisiones de toda clase.
No tener voz en los problemas más graves y quemarnos hasta echarnos al monte y a los lobos sin piedad.
Morder la miseria por dinero, por privilegios personales, por estar comprometidos desde jovencitos con quienes desean España, solo tiene un final deseable, su fin. Traicionar a España y a Franco, nada más coger el poder entregar el Sahara, entregar luego el país a la Cia y su cúpula del imperio británico, permitir que saudíes compren la entrada de 4 millones de almas musulmanas para que habiten en nuestra tierra, y ahora 3 millones de judíos, salidos de Rumanía, de Argentina, de Bulgaria, de Israel, de Rusia, de Polonia, de Brasil y Venezuela, para despojarnos de nuestra cultura, de nuestra soberanía y de nuestro patrimonio a precios de saldos, una vez arruinada España.
El primer paso fue el extraño regalo de crédito bancario para desorbitar los precios, el suelo, y la economía en manos socialistas; el segundo paso fue cerrar el grifo del crédito y exponernos que el ladrillo no era seguro cuando lo creímos y nos invitaron a endeudarnos para llevarnos a la ruina, y aparece un gobierno cobarde del sistema bipartidista, o del sistema de partidos, pues todos son iguales, para reducir nuestros derechos, nuestra sanidad y educación, nuestro crédito ya inexistente, y nuestro derecho a la justicia como tuvimos hasta hoy.

Y ahora extenuados y entregados a sus Bancos Centrales, reducir nuestro ejército, dejarnos sin oposición, reventar las independencias para resquebrajar España , y en el silencio de nuestro hombres sin piedad que nos gobiernan, oír que dan el paso a una nueva invasión.
España siempre convivió con todas las culturas, pero esta invasión impuesta por el multiculturalismo, firmada en la Alianza de Civilizaciones promovida por el FCR, la Comisión Trilateral, los Bilbergerg y el Club de Roma, hace presagiar nuestro dolor y una gran guerra religiosa acuciada y presionada por la gran depresión e inflación. Malditos seáis.
Son carnaza. Son traidores. Son basura.
Arriba España.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: