Skip to content

“El asesino de Newtown, y su conexión con Lee Harry Oswald”.

18 de diciembre de 2012

El 11-S abrió el camino a la invasión de Iraq y el petróleo para Halliburton.
El 14 de Diciembre, con los crímenes de Newtown, se abrirá el camino al desarme del pueblo americano, mediante la derogación del derecho a la tenencia de armas en su Constitución, y que quizás permita la puesta en marcha de los campos FEMA, con una insurgencia es

perada entre la crisis, y la exención de derechos para ellos históricos.
Confiesa el hermano del magnicida, Adam Lanza, que era como autista de un tiempo a esta parte, y que estaba en tratamiento psiquiátrico.
Recuerda mucho a Lee Harvey Oswald, el acusado como asesino de Kennedy. Cuando detuvieron a Oswald en un cine, sólo decía que él no había sido, pero lo que interesa es su declaración en la que decía que no recordaba nada.
Suena al mismo plan de este chico Adam Lanza, al que su médico, extrañamente deja en la calle. Su médico tenía que saber de sus intenciones, y suena al mismo plan que usaron con Oswald, un hombre inducido probablemente por hipnósis, como este chico, porque aquel no recordaba nada, ni sabía que había ocurrido.
Con este suceso del chico de la escuela de Newtown, van a lograr desarmar a la población civil para meterles en los campos FEMA.
La élite masónica planea alguna cosa terrible, y quizás no sólo se trate del internamiento en estos campos de concentración para sus técnicas de aplicación hipnótica y química de los detenidos, sino además como ya se conoce del plan FEMA, el marcado con el microchip para los señalados con el punto azul, y la muerte para los señalados en las listas con el punto rojo, como bien expresó uno de los jefes de la policía metropolitana de Nueva York, alertando de las intenciones de la élite masónica.
Las técnicas de hipnosis y control mental desarrolladas en el Instituto Tavistock después y desde el final de la segunda guerra mundial les permitirán su control arbitrario, para su nuevo orden mundial.
En Colorado, Denver, debajo de su aeropuerto están construyendo uno de tantos bunkers gigantes, un lugar especial para la élite norteamericana, allí iban y van a esquiar, y además es un lugar favorito porque era la residencia invernal de la familia Kennedy en muchos años.
Las montañas de Colorado permitirían cualquier cosa, desde un refugio cerrado para detener en la superficie a todo el que consideren enemigo, a una explosión de las que les gustan, o virus y estar la élite a salvo.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: