Skip to content

“Gallardón”.

21 de diciembre de 2012

El Confidencial anunciaba hoy:
“Gallardón presenta la reforma del CGPJ que quita poder y autonomía a los jueces”.

Cuando lees o ves los Miserables de Victor Hugo, o Rojo y Negro de Stendall, o la Piel de Zapa de Balzac, y si retrocedemos del XIX al XVIII y recorremos a Diderot a D´Alambert, vemos los mismo.
Lo que vemos es el espíritu de la indefensión.
Vemos un sistema judicial al servicio de los poderosos, en los que es fácil incriminar al desgraciado.
Vemos lo fácil que resulta al poder marcar tanto a sus jueces como a la policía en las pautas que el poder desea, el de su exclusión de la culpabilidad por una inocencia pretendida y supuesta difícilmente quebrantable, y sin embargo al desgraciado extrapolar la facilidad de incriminación, la persecución implacable y sin compasión, el pago de meras culpas como grandes delitos, y la inhabilitación social.
Gallardón representa esa vuelta atrás de la justicia, la falta de objetividad, la pérdida de la presunción de inocencia primando los mandatos de la dependencia jurídica del poder ejecutivo y político.
Estamos en desgracia con este mentecato de vida fácil y resuelta desde niño, que le da esa frialdad y al mismo tiempo pusilanimidad que le hace ser kamikaze, insensible, bestial y cobarde.
Son las cualidades del masón que organizado es aun peor y peligroso.
Pasamos de la manipulación socialista, al totalitarismo de un PP que no es nada más que pura inducción financiera anglosajona.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: