Skip to content

“La sociedad cooperativa”.

4 de febrero de 2013

Me viene al pensamiento la cooperativa Mondragón.
Desconozco si en el momento actual hay cooperativas que funcionen con tal crecimiento.
Recuerdo como hace unos treinta años, vinieron de la Universidad de Tennesse, si no recuerdo mal y un enjambre de empresarios de la zona, a intentar comprender el secreto del funcionamiento cooperativista. 
Nada más lejos de la realidad que un concepto que ya se descartó en una tesis realizada desde la Universidad del Este, dependiente de la Universidad de Deusto que filtraron en el diario en su día y en informes económicos para el impartido de la disciplina universitaria, que el intento de asociar en aquellos día el cooperativismo con cualquier espíritu colectivista comunista, como se llegó a descartar en detrimento del interés de algunos, en aquellos tiempos de echarse un tanto sobre sus mochilas ideológicas.
Muy al contrario, el espíritu de la cooperativa y su éxito, radica en la concepción de la cooperativa como algo propio, con el mismo enraizamiento de una empresa particular, diría más bien familiar, en el desarrollo de la vida personal y empresarial. Y matizo vida personal, porque como es bine sabido en al vida del empresario hecho a sí mismo, que es el caso igualmente de una cooperativa desde su creación, las opciones personales son fundamentales a la hora de la optimización de los resultados.
En consecuencia, el concepto del sacrificio en la cooperativa para su éxito reside en la empatía con la cooperativa y los diferentes proyectos desarrollados dentro de ella. 
Que si hay beneficios se reviertan como haría cualquier empresario, en el funcionamiento de la cooperativa hasta el asentamiento de sus objetivos y su expansión. 
La escrupulosa decisión, con el factor riesgo controlado y estudiado de los pasos a dar para una expansión segura y efectiva.
Y sobre todo esa mimetización con la percepción de la cooperativa como algo propio. Algo que provoca que si la cooperativa produce o fabrica un producto o servicio, serán los miembros de la cooperativa los primeros en consumirla y promocionarla, no solo a nivel de círculo de amistades y familiar, sino de como si una acción política se tratase, de expansión del producto o servicio como el más adecuado, ciñéndose a su realidad, y jamás exagerando la cualidades de sus productos que no fueran cierta, erro que se da en el apasionamiento personal o de economía familiar, pero no se puede transmitir en el producto cooperativo. La objetividad es el mejor camino para la cooperativa.
Volviendo a la idea anterior de descartar la cooperativa como una rama socialista como se trató en el pasado hace treinta años, no solo no es así, sino que su rama está más entroncada con posturas liberales en las que la cooperativa, debe tener reacciones de corto, medio y largo plazo, pero de una capacidad de decisión a corto plazo que no lleve a decisiones que por apasionada o brillantes que pudieran ser, sean un error en la percepción e interés del mercado, en parte por erróneos o precipitados estudios de mercado, en parte por la prontitud o la dilación en la toma de decisiones. Por ello es fundamental que la junta de cooperativistas, esté sustentadas y participada por especialistas en todos los ámbitos que no por un mal equipo sin la cualificación y conocimientos necesarios den lugar a diagnósticos equivocados.
Ni que decir tiene que lo que no funciona en casa, no tiene por qué no funcionar fuera o viceversa.
El siguiente asunto es la financiación de la cooperativa.
Los recursos de la cooperativa comienzan desde la aportación del patrimonio personal de sus componentes, al menos antes era así. Hasta la demostración de medianos resultados que permitan la obtención ya no de crédito, sino de participación en la sociedad cooperativa de la misma banca, que antes tenía mejor seguimiento desde las Cajas, más conocedoras de la realidad local y la propia economía familiar de sus socios.
La aportación de a la sociedad cooperativa de la banca tiene grandes ventajas, y la principal no es la inversión, sino el estudio como socios que serían, de la viabilidad de objetivos y desarrollos.
En el caso del crédito o financiación pública no sería el mismo caso, pues se repite la figura del desinterés y la falta de conocimiento especializado que puede dar el caso a un mal cálculo de previsiones y estudio de mercado, y análisis flojo de calidad.
El dinero público no debe de ir solitario a la cooperativa sin la financiación privada implicada en la sociedad. Como dicen varios ojos ven más que uno, y si la cosa es propia siempre habrá más implicación.
La particularidad de la cooperativa es que está abierta a su diversificación por una parte, y a parcheo y redistribución por otra, contemplando la convertibilidad de forma más fácil que una sociedad de otra índole. 
La razón estriba en que los mismos socios conocedores, o los nuevos que se puedan integrar, son conocedores de segmentos de producción y comercio que en otros casos son únicamente especializados y limitados.
El fallo en la cooperativa puede estar en hacer más caso a los deseos o intereses de sus socios cooperativos, que al dictámen profesional, si de verdad lo es, de los planes y objetivos a obtener.
Y que no se olvide que tanto los recursos humanos, deben tener preferencia los miembros familiares, y amigos de los socios, que siempre constatan la parte de aval a nivel humano y profesional que solo con el conocimiento personal de años se puede responder y acreditar, y que lo nuevo sea escrupulosamente seleccionado, porque la cooperativa es una gran familia, y los nuevos novios y amigos deben ser debidamente presentados y admitidos.

 

From → Uncategorized

2 comentarios
  1. Its like you read my mind! You appear to know a lot about this, like you wrote the book in it or something. I think that you can do with some pics to drive the message home a bit, but other than that, this is great blog. An excellent read. I will definitely be back.

    • Thank you for your appreciation and valuation. The information dump, is a work of profound and extensive reading and analysis of many. There is a fountain, is a lot of dedication. Thank you again.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: