Skip to content

“La esperanza”.

5 de febrero de 2013

Siempre hay un lugar en el mundo para la esperanza.
Aunque esta no llegue incluso, su propia percepción de que pudiera llegar es el descubrimiento más tierno, emotivo, y refugio del alma.
Es el mismo Dios quien está allí.
Tan sencillo como eso. Su presencia y su compañía.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: