Skip to content

“¿Habrá alguna vez una evolución a una conciencia universal más profunda, o seguiremos igual otro milenio?”

11 de febrero de 2013

Lo que más me pesa de mi vida es la conciencia de la cantidad de veces que he metido la pata, y aún habrá muchas más.
Qué carga por Dios. Una y otra vida, perfeccionándonos y aún así, repitiendo los mismos trayectos en muchas cosas.
De verdad que la conciencia suprema, podría definitivamente proyectarnos a una mayor consciencia, conciencia del contexto que repetimos cada vez, y más profundización de nivel mental, porque también influiría definitivamente si los demás lograsen mejor conciencia, porque de esta forma nos ayudaríamos más.
Y es un desespero no poder salir de la rueda, que de otra forma vemos como previsible a veces, para terminar de rotar en los mismo.
Creo que todos nos pedimos más, pero los caminos elegidos por muchos son igual de malos o peores, y como sociedad y humanidad no vamos a ningún avance más que tecnológico.
La vida eterna está muy bien, siempre y cuando sea para una evolución. No podemos dar un salto cualitativo en nuestra evolución si no tenemos una ayuda.
Incluso aunque alguien a nivel individual tenga la percepción de haber evolucionado algo más o logrado algo a ese respecto, a ningún lado vamos si no podemos ir en conjunto.
Está bien, los logros son un éxito personal, o bien de la ayuda de la providencia y el entorno, pero llevamos como catorce mil años documentados de repetición de patrones y quien está por encima de nosotros, ha de venir a mejorar todo esto.
No puedo creer que hay una conciencia cósmica del universo sin la posibilidad de un cambio cualitativo. Los humanos tenemos afán de superación incorporado en nuestro ADN, pero no basta, no terminamos de prosperar en conciencia colectiva de forma significativa en miles de años.
Este desgaste de la humanidad en un ir para retornar con las manos llenas de lo mismo no puede ser bueno.

Respecto a la humanidad, no hay nada más triste que un viaje en solitario. Se puede ver como placentero una escapada en solitario, pero un viaje a la eternidad solo, viniendo de un grupo social, es la sensación más triste que se pueda imaginar.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: