Skip to content

“La apostasía del Papa”.

12 de febrero de 2013

“La apostasía del Papa Benedicto XVI”.
Me preocupan mucho las alegaciones del Papa. Del gran exámen de conciencia que ha hecho. Al hacerlo el Papa se pone al nivel de cualquier hombre o mujer, pero del poseedor del cargo de sucesor Pedro el pescador en la tierra, y creador de la Iglesia, me han desestabilizado tales palabras.
El Papa debe dar confianza, y entusiasmar, lejos de ello con sus palabras declara estar en los problemas más elementales humanos, y lejos de la iluminación suprema que de él esperamos.
En todo el día que medito su mensaje que de seguro ha sido cuidadosamente preparado, no alcanzo a comprender como ha decidido desposeerse de ese manto de sacrificio al que se debe un Papa, sacrificio que por otra parte Cristo nos indica que debemos igualmente superar como humanos.
La presencia del Papa en el papado, en la vicaría de Dios, no es una labor militar que precise de un cuerpo y salud militares. es sencillamente un pensamiento, y transmisión de voluntades divinas que esperamos.
No puedo aceptar sus palabras. No están ni en la herencia sacerdotal aprendida, ni en las cualidades de canónigo de Dios.
Con la reclamación y llamada al vigor tanto del cuerpo como del espíritu al que enuncia, se posiciona en la postura más carnal y terrenal imaginable, en la terrenalización de la sacralización por la que fue hecho Papa.
Si el ejercicio de la cristiandad significase ser obediente a la jerarquía, tanto de los mismos componentes de la Iglesia, como de los fieles, sin plantearse incluso lo que queda lejos de las instrucciones del mismo San Pedro para su sucesor, sin ser críticos con lo que acaba de suceder y no tomamos oponión de la apostasía, es que no queremos ni deseamos pensar, y en las palabras de Jesucristo al apóstol Pedro dice: Pedro, me negarás tres veces. Este Papa apóstata ha negado a Jesucristo y su sentido en la Iglesia de la tierra.
Mateo 26:34-35, 74-75: “34 Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. 35 Pedro le dijo: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo.

Yo soy pecador, y acepto que el Papa lo sea, pecador de pensamiento, pero no de hecho. Me supera, porque se convierte en cualquier hombre, desheredado del manto de espiritualidad, que no de divinidad que le procesamos.
De verdad y al final del día pienso que estamos delante de una apostasía irreverente y anticristo.
Me planteo cosas que conozco, pero descartaba, y que con su declaración se hacen ciertas.
Dios nos ampare.

From → Uncategorized

One Comment
  1. mabel permalink

    No estoy de acuerdo contigo, el alma al igual que el espritu envejece, se de debilita, y eso no sifnifica que no cumpla con su compromiso.
    Es más, ¡será preferible en la silla papal!, una persona de mente clara, antes que otra que comienza a sufrir esa degeneración llamada DEMENCIA SENIL.
    Ser representante de Dios en la tierra; no significa ser eterno, ni divino. (es humano), de ahí sus errores, sus vivencias.
    Los males del cuerpo hacen mella, sin comtemplar si la persona está implicitamente cargada de divinidad.

    La pregunta que ahora debe hacerse la iglesia es : Un papa del tercer mundo, donde hoy la iglesia tiene más arraigo, o un intelectual.
    Depende de esta pregunta, la resolución de si la iglesia se volvera más comprometida con los pobres (recordemos a la gente de la Teología de la Liberación), todos ellos acallados dede la llegada de Juan Pablo, o un nuevo liberal a las ordenes del Opus-Dei.
    Reflexionemos hasta la próxima fumata-blanca.

    El nombre que se retira, en este momento es un anciano, nada más; agobiado por su cardenales y cansado de luchar.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: