Skip to content

“No se puede creer en Dios, si no se cree en la existencia del diablo”.

15 de febrero de 2013

No se puede creer en Dios, si no se cree en la existencia del diablo.

Su facilidad para infiltrarse en la mente y personalidad humana es mucho más fácil que la instalación de Dios, porque lo que trabaja satanás son todas las dudas. Es más, la duda es satanás, cualquier duda hay que decidir por eliminar porque es su más potente forma de aparición.

La ignorancia de la gente, y más cuando no se han volcado en la práctica de la fe, les hace cultivo fácil.

Benedicto XVI es el gran illuminati satánico que ha llegado a la misma cúpula eclesial. Nos ha querido demostrar a los que podemos y sabemos ver, lo fácil que es su camino e influencia. Es tanta gente la demonizada, algunos consciente, y los más inconscientes, que es difícil pensar en la salvación del hombre sin una nueva venida del Señor.

Nosotros por nosotros mismos, no somos capaces, ni estamos preparados para la liberación, y el crecimiento con Dios. La bestia se ha hecho todo el hueco que necesita en nuestras vidas y en la sociedad. Satán gobierna. Y la ignorancia, la incredulidad son su bastión, ahí es dónde más fuerte se hace. Y en el conocimiento penetra a través de la ambición desmedida, la avaricia y la motivación a la falta de escrúpulos.

Cuando Jesucristo habla de “la voz en el desierto”, es muy sabio de saber que su trabajo puede ser más limitado que duradero, que las fuerzas del mal, son tan diseñadas para el mismo concepto del hombre, que la fé es fácil de desviar y extinguirla. pero también deja dicho que volverá, y esa fé es imprescindible para el repliegue de las fuerzas del mal.

El rayo que cayó en el pararayos de la misma cúpula de la basílica de San Pedro del Vaticano, el mismo día de la dimisión de Benedicto XVI como Papa, no es ninguna coincidencia, sino la afirmación de que el vaticano está podrido. Y la cúpula religiosa es consciente de ello, y tampoco tienen ya el control y las riendas de la casa de Dios en la tierra, y por eso está profetizado que este Papa próximo será el último y huirá y se refugiará, y será asesinado por los satanistas.

La fé ha pasado a habitar individualmente, lejos del oficio blasfemo de muchos representantes de la iglesia que secundan a satanás conscientes de ello.

Jesucristo, nos ha entregado por primera vez, la conciencia de que su fe está dentro de nosotros para los que queramos creer y comprender su dimensión.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: