Skip to content

“La casualidad sí existe, es Dios”.

23 de febrero de 2013

La casualidad si existe, es la sinergia del acontecimiento por una causa.

La causalidad es la condición indispensable, pero existen ambas y son independientes y correlativas.

La negación de la casualidad sustituyéndola por la causalidad, es como disolver la previsión, la intuición y los mismos hechos que originan el acontecimiento que no podemos del todo o siempre controlar.

La placidez con la que se niega la casualidad desde corrientes relativistas, son la pretensión de que todo viene de hechos probados o relacionados, para negar que hay algo más que se escapa  con la casualidad. Pero negando la casualidad no pueden explicar relaciones de cosas del todo alejadas ni lejanamente relacionadas, ni siquiera familiarizadas y que adquieren unas coincidencias sin ninguna conexión. La idea de la sincronía y conectividad, no es válida  en todos y muchísimos casos.

El empirismo científico acepta como prueba que un hecho repetible aunque sea un par de veces, es aceptable como definición científica. Lo que justificará que aunque logren completamente conectar cosas desconectadas por otra parte no baste con la teoría relativista de la sincronización y la conectividad.

Esta declaración de intenciones de negar la casualidad es una de las premisas fabianas, ateas y masónicas, que contribuyen a la negación del Supremo, de la idea de Dios; quitarle a Dios toda potestad y condición, y justificar con la causalidad la progresión de cualquier hecho en un marco de sinergias que sin más no controlamos, pero no es así. Puede llegar no solo a no haber dependencia, de la casualidad con la causalidad, y la existencia de la casualidad tiene que ver con la teoría del libre acontecimiento atómico, de un simple soplo en un cielo.

Algo tan grande y maravilloso, que negando la casualidad, niegan la existencia de Dios.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: