Skip to content

“Toni Cantó”.

27 de febrero de 2013

Toni Cantó:
Si Algo tiene Toni Cantó, es experiencia de la vida, contrastes, trabajo y contacto con mucha gente.
Desde su aparición en el Congreso, con sus declaraciones y posiciones, le hemos conocido más que lo que le conocíamos cuando era actor y la prensa que sigue esos eventos de la vida de los actores, se dedica más a la desinformación que a la información.
No hay tantas figuras, de caras nuevas en la representación política, con ese aire nuevo, comprometido con la sociedad española, desde una posición estrictamente humanista y sin interés de otra clase como Toni Cantó.
El mismo lo demostró queriendo renunciar a su sueldo de Diputado pues tenía ya recursos. Es una postura que le engrandece y le hace transparente y su declaración de intenciones.
Ningún otro lo hará porque la mayoría no son de ética, sino de oportunismo por ellos y nada más que por ellos.
Necesitamos políticos altruístas en nuestra representación parlamentaria. Existe tanta corrupción, malas prácticas, y dudosas, que la sociedad ha perdido la confianza y el respeto por la clase política.
Estamos en un momento en que los problemas a todos son tan comunes y generalizados, que lo que necesitamos no son partidos, sino personas. Personas de declaraciones honestas, de esperado compromiso sincero, no partidista ni oportunista, y de toma de riesgo por encima de un políticamente correcto que no es ni siquiera pertienente al momento en que vivimos de desolación económica, moral y política.
Estamos desgastados, necesitamos aire fresco. Y sobre todo proteger ese aire fresco y no calentarlo e intentar desgastarlo.
En cualquier caso siendo sinceros todos con nosotros mismos, no esperamos de nadie que sea perfecto, ni que todo lo que diga o haga sea perfectamente inmaculado, pero sí esperamos un conjunto de fe, de confianza en que como personas podamos contribuir a una sociedad que salga del trauma, shock y desesperanza en el que nos han sumido las malas prácticas, la falta de proyecto y los acuerdos ocultos y siempre incumplidos, o cumplidos en la sombra a rajatabla, que nos hacen desconfiar, e intentar buscar la transparencia o la verdad más clara de los asuntos sociales y nacionales por alguna parte que no sea la que nos ofrecen los medios a los que también tenemos en tela de juicio.
Quizás no escribiría esto si no hubiera visto los ataques al aire fresco y coherente, porque esta persona se vale por sí misma y le sobra argumento. Pero son momentos de candidez, de comprensión, de escuchar de verdad, que no escuchamos en España, nos quedamos con los titulares, con la demagogia fácil y populista. España crecerá el día que escuchemos y seamos consecuentes, antes nunca.
Un tema como el de los hombres que en el mismo anonimato tienen las mujeres que pasan por situaciones de enfrentamiento con sus parejas, se potencia cuando detrás hay leyes que persiguen y asocian comportamientos de unos a intenciones de la generalidad.
Ni todos los hombres son malos, ni todas las mujeres son inmaculadas en sus comportamientos, y viceversa.
Leyes que hacen que un platillo de la balanza sea fácil no solo neutralizar, sino detener e inculpar a cualquier hombre por el hecho de serlo, es tan injusto como inculpar a cualquier mujer como potencial víctima por el hecho de serlo.
Seamos objetivos, y sobre todo seamos respetuosos con nosotros mismo, “los géneros humanos”.
Hay que perseguir la agresión continuada y declarada, pero tampoco pontificar los momentos, los desatinos, las denuncias no probadas.
Poca gente se da cuenta de que uno de los planes de la élite illuminati es el acabar con la familia, acabar con los vínculos de confianza, y destruir al individuo, para llegar al caos de la identidad. Propiciar la denuncia fácil, las penas exageradas, la supresión paulatina de los derechos de las personas, de los ciudadanos, es una estrategia, para el nuevo orden mundial basado en la esclavitud. Y los discursos y posturas populistas se han trabajado profundamente desde el “proyecto monarca”, Mk Ultra de los servicios de investigación y desarrollo, de los comportamientos y resistencia humana, familiar, social y del individuo. Nada de lo que está sucediendo es por casualidad y responde a un taimado y trabajadísimo plan de ingeniería sociológica.
Si podemos reconocer que hay personas que piensan y se molestan en pensar, en investigar, y en de alguna manera ser consecuentes, también debemos reconocer que la gran mayoría no lo hace, ni lo desea, y que por ello son más fácilmente manipulables en su comportamiento y opiniones con un desarrollado sistema de inducción a comportamientos y posiciones de ingeniería sociológica, fáciles de desarrollar cuando se cuenta como la élite, con los medios de comunicación, la sugestión trabajada y constante del bombardeo de “leit motivs y trending topics”, que son el estandarte de estos planes.
Señoras, señores, pongamos la información y la reflexión, que no se puede decir: pongamos la cabeza, cuando ésta no ha sido preparada con la verdad y no con la deformación informativa y profusa.

http://politica.elpais.com/politica/2013/02/26/actualidad/1361870011_231636.html

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: