Skip to content

¿Qué repercusiones tendría un golpe encargado por el Rey Juan Carlos I?”

28 de marzo de 2013

Alucinaciones sobre el tema:

¿Qué repercusiones tendría un golpe encargado por el Rey Juan Carlos I?”.
Lo primero es poner algunos antecedentes:
-La guerra carlista con los liberales de 1833 a 1839
-La segunda la Reina Isabel, hija de la Reina Maria Cristina y a la que hacen reina con 13 años declarándola mayor de edad. Que se agotaría con el general Espartero de 1840 a 1843.
-La dictadura del General Primo de Ribera encargada por el Rey Alfonso XIII, que estaría de 1923 a 1930 que daría paso a la
-Dictadura del General Berenguer, la dictablanda que duraría trece meses desde enero de 1930 a febrero del 31 para parar el desastre social y económico fruto de la caída de la bolsa de Wall Street
-Gobierno del Almirante Juan Bautista Aznar que duraría unos meses de 1931, para dar paso a la República.

Un golpe en la actualidad se parecería más a la dictadura de Primo de Ribera, con la supresión de las Cortes, ayuntamientos y diputaciones y CCAA, y el nombramiento de un gobierno de concentración con nombres conocidos y asegurado por militares. Y se parecería sin embargo a la situación de la quiebra de la bolsa con Berenguer.
La situación actual es insostenible, con una deuda que aumenta 5000 millones de euros cada semana, con el tejido productivo destruído, y la falta de futuro con la reducción de las pensiones y pagas extras en el horizonte próximo.
Quizás es que España no tiene salida, y tenemos ya fagocitado el sistema y la riqueza por le élite financiera. Ellos no desaparecerán, continuarán. Pero más discretos, bajando el precio de la luz o vendiendo sus acciones.
El Rey al igual que en el 23-F y como su abuelo Alfonso XIII quedaría como si le ha caído del cielo, cuando es su precursor. Su tío Leandro anda reclutando tropa, con el apoyo de los poderosos caballeros de la Orden de Malta quienes coordinarán las finanzas como lo hacen también desde la semana pasada del Banco Vaticano.
No se debe pasar por alto la influencia de los Torlonia, representantes durante años de los Rothschild en Italia con plenos poderes financieros, y parte de la nobleza negra veneciana, ahora derivada en el Club Bilderberg.
Ha habido ya reuniones estos días en el gabinete del cuartel General de las Fuerza Armadas en Cibeles en donde se encuentra el gabinete de coordinación y actuación para la defensa con presencia del Rey, la cúpula militar y miembros del gobierno en activo.
¿En qué medidas se traduciría el golpe?:
Disolución de las Cortes, Senado y CCAA y demás estamentos, para sucederlos por un gobierno de concentración que es más que probable que negociase el pago de la quita de la deuda, y el stop en el rescate de los bancos. Por otra parte, sería más que probable la vuelta a una nueva peseta, que al cambio supondría una disminución de valor del 60% en relación al euro, pero que si bien en el primer año supondría una bajada del circulante, en el segundo se notaría crecimiento por la flotabilidad de la moneda en los mercados de cambio. Y habría una ley Glass Steagall que separase los fondos especulativos financieros, de los de la producción y el ahorro, con lo que se podría dar paso al crédito.
La disolución de la casta política nacional (450.000), por otra parte supondría un ahorro del gasto público en torno a un tercio, pues el resto se mantendría en la sostenibilidad del gasto de funcionarios y el tejido sanitario, educación, ejército, transportes y demás servicios.
El golpe sería económicamente rentable al segundo año.
De otra parte se reinstalarían las banderas españolas en todo el territorio nacional, y es probable que con el segundo año de crecimiento sería el momento en que el Rey abdicaría en su hijo Felipe aprovechando la sensación económica de estabilidad.
De entrada los políticos separatistas serían detenidos y confinados sin mayor repercusión de su vida o salud.
Es más probable que si hay oposición, ataques o disidencia activa se usen los dos campos FEMA del antiguo CIR de San Pedro en Colmenar Viejo y el otro en Tarragona, para la aplicación del plan Monarca y el uso de control mental y pastillas de manganeso para el ablandamiento de la voluntad.
El golpe como en el 23-F sería con la consulta y aprobación de Estados Unidos, y sería como en aquella ocasión en lugar de con awaks, supervisado por el control informático y telefónico desde el software cuántico. Se aumentaría la colaboración con el ejército americano en concesión de bases aéreas que no han sido dadas todavía como parte de la expansión del escudo antimisiles de Rota y del de la isla Canaria.
Se derrogaría el Tratado de Schengen con el cierre de las fronteras y se volvería a seminormalizar en unos meses con la implementación de sofisticados sistemas electrónicos.
Lo que no queda tan claro es la relación con la inmigración en donde el nuevo gobierno sostiene el 80% ya que solo cotizan el 20% y quizás tendría que renegociar la cooperación con las naciones de origen de la cooperación al mantenimiento del coste social, del cual se librarían Marruecos, China, y Pakistán para evitar tensiones.
En el nuevo gobierno, se verían rostros conocidos pero que no son los de primera fila.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: