Skip to content

“La gran mentira de la escasez de agua potable”.

6 de abril de 2013

Imagen

La gran mentira de la escasez de agua y que vamos a ver una y otra vez a partir de ahora se debe a que es el futuro negocio en el que están invirtiendo las grandes multinacionales como Glencore y Monsanto, que ya poseen el 40% de las tierras productivas y acuíferos del mundo.

El agua es un elemento permanente y constante en cantidad en el planeta. el 71% de la corteza terrestre es agua repartida en los mares, ríos, en la capilaridad de la tierra, en los mantos acuíferos, en los hielos de los polos, en forma de hielo y nieve en las montañas, y en evaporación y humedad en la atmósfera.

A partir de ahora no vamos a parar de escuchar hablar sobre el agua potable, sencillamente porque es una mega campaña a nivel mundial del nuevo negocio especulativo del agua de nuevo orden mundial que dicen que busca más igualdad cuando lo que realmente buscan es más y más control, un control total y eliminar 6.000 millones de habitantes de los 7.000 millones que ahora somos.

Oiremos que el agua potable es escasa, que está contaminada por fármacos y productos tóxicos que vertimos en la red de aguas residuales que van a parar a ríos y mantos acuíferos; oiremos que somos muchos habitantes en el planeta y consumimos mucha agua, que el turismo es un gran consumidor de agua y que genera mucha insalubridad en el agua y baja la calidad de las aguas. Que la industria contamina el agua.

ES TODO MENTIRA.

Desmontemos la mentira; primero quienes la fabrican y el por qué, y luego por qué es mentira, y cómo han creado el problema y como puede dejar de serlo.

Efectivamente han visto que somos muchos, como siempre lo hemos sido, pero que ahora nos movemos mucho y efectivamente consumimos mucha agua. Entonces han visto un gran negocio entroncado en la nueva política illuminati de la vida verde, de su famosa “sostenibilidad” que luego no aplican ellos mismos en sus industrias y negocios altamente lucrativos.

En este momento y desde hace dos años la bolsa de Chicago y la de Londres especialmente, están invirtiendo en derivados futuros sobre el agua, Opciones financiera de máximo beneficio, basadas en la cotización y percepción a futuro de las commodities o materias primas o bienes básicos fundamentales para el hombre.

Es decir, cosas que jamás debieran ser tocadas especulativamente y preservadas de toda manipulación, pues va añadida la vida del ser humano a su preservación. Pero justamente son las commodities, como ahora ya lo es también el agua, las que proporcionan los mayores beneficios. Sencillamente porque el hombre y la sociedad está dispuesta a pagar lo que sea necesario por preservarlas, mantenerlas y poder disponer siempre de ellas.

Este proceso de comercialización y especulación del agua lleva gestándose dos décadas, desde que Al Gore, del club de los 300, e illuminati apareciera contándonos sobre el destrozo ecológico que estábamos produciendo en el planeta. Y desde la creación de la ecotasa-pais del medio ambiente en el G-20.

Efectivamente hay un calentamiento natural de la tierra y las estaciones, porque la naturaleza no es estática y tiene picos de frecuencias que van evolucionando hacia el frío o hacia el calor como es ahora, con una calidez del clima venidero según transcurren los años. Algo fuera de toda duda, proceso natural. De no ser ellos desgastando la capa de ozono con su negocio de aerosoles, productos químicos y pruebas nucleares a cielo abiero o bajo tierra que aumentan las temperaturas e impiden la filtración natural de los rayos ultravioletas provenientes del sol.

Pero lo que no nos contaba Al Gore es que eran sus mismos socios del Club de los 300, de la Comisión Trilateral, del Council Foreign Relations CFR , sus también contaminantes amigos chinos que les compran las subprimes y les abastecen de fondos la Reserva Federal, y sobre todo del todopoderoso club illuminati, que aúna a las principales 13 estirpes y en connivencia con el Vaticano y las principales órdenes religiosas de todo el mundo,  y otros cinco mil, en connivencia con ellos que se han dedicado a invertir en la industria pesada sin ánimo de incrementar costes en como no polucionar o contaminar aguas con metales pesados, residuos químicos del tipo Unión Carbide, fostatos, flúor y cientos de productos y experimentos altamente tóxicos, unidos sin duda al consumo de energías fósiles como el petróleo y el gas para el consumo, la automoción y el transporte, cuando están negando energías gratuítas y más potentes, como la magnética de imanes, la de plasma antimatérico patentado y desarrollado por el Instituto Hesse que el mismo Obama, uno de ellos, ha amenazado con cerrar y negar sus patentes, y por supuesto las nuevas técnicas desarrolladas por estudiantes y laboratorios chinos y americanos que convierten los isótopos radiactivos, restos de centrales nucleares en reutilizables hasta convertirlos literalmente en sales no radiactivas que puedes coger con la mano.

En un mundo dominado por los illuminati que controlan y deciden los destinos de la humanidad, del progreso; que acotan, ralentizan o vituperan para sencillamente tener el control de la humanidad y poder manejar los principales negocios que son la comida, el agua, la energía, la sanidad, la educación, y por supuesta las armas que ellos mismos fabrican para las guerras, que a su vez ellos mismos se encargan de crear para poderlas usar  producir y gastar. Empresas como Balckhawk, o Darpa, o  Lockheed Martin, Babock Internacional Group, Krauss-Maffei, McDonnell Douglas y cientos de estas empresas todas de su propiedad y control.

Ahora deciden que al agua sea el nuevo Dorado, el bellocino de oro. Y la gente crédula, expectante a las consignas de la élite acepta aunque tengan dudas lo que le cuenten, con aquella premisa de que no pueden hacer nada, que sin embargo, sí les costará a la calidad de sus vidas, el esfuerzo dedicado a pagarles el precio del agua con sus trabajos, y por supuesto las nuevas hambrunas o escasez de alimentos y agua conque nos van a vender a precio de oro nuestra agua, la de todos, de la que se han hecho propietarios ilegales con la gestión de los recursos y acuíferos excusando los costes de su mantenimiento, calidad, depuración y obtención que de hecho ya pagamos en las facturas de nuestra contribución y de consumos, pero que como han decidido que sea el nuevo negocio, la reducirán para presionar a que paguemos por el bien disponible, y que de ninguna manera falta.

No falta porque hay desalinizadoras, que ellos dicen que son muy caras en coste de electricidad y generan enorme residuos de sa,l que concentrada, genera tierras yermas e improductivas. TODO MENTIRA.

Quedamos en que existe la energía gratuíta que los illuminati nos quieren bloquear para que paguemos igualmente por ella a todos ellos. El coste de potabilizar agua marina o desalarla o depurar caudales tendría un coste cero con turbinas magnéticas de imanes, o energía de plasma antimatérica o nuclear que es baratísima y como ya se ha descubierto, puede reutilizar todos los residuos radiactivos que antes no conocíamos el cómo pero que ahora sí. Pero no quieren aplicarla porque se les termina el negocio y sobre todo el control de masas.

En cuanto a la acumulación de sal fruto de la desalinización, se pueden convertir en ladrillos de sal para la construcción con la añadidura de polímeros que a su vez se reciclan  de los plásticos, y en vidrio traslúcido para la construcción de naves industriales o invernaderos. Toda su mentira se desmonta fácilmente, pero como digo, la gente prefiere no rebelarse y tomar iniciativas ajenas a las que nos imponen, y que ellos se impongan y nos controlen. No olvidemos que los medios que nos dan todas las noticias manipuladas son de ellos, que los gobiernos, industrias y organismos regionales de todo el mundo son controlados por ellos, y que la deformación es total.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: