Skip to content

“Del Poder”.

17 de abril de 2013

Metidos en harina política y discursos, y sobre su verdad o no.

Nunca las hubo, pero ¿como si no iba a tener vuestros votos?. Siempre mentimos todos los que nos presentamos, lo cierto es que no valemos para nada ninguno de ningún partido, pero nos gusta el confort, el poder, el dinero, y en otras cosas no se obtiene tanto por tan poco.

Nos sobra ambición y nos faltan escrúpulos. No amamos a nuestro país, estamos en la masonería “todos los que decidimos de verdad”. Si no, ¿cómo pensáis que íbamos a llegar y nos iban a dejar?.

Con las monarquías absolutas la masonería tenía que trabajar menos, ahora con las democracias mucho más pero nos permite el control total que nunca antes tuvimos, de las finanzas, del estado en consecuencia, de los medios, de la misma moral que tenemos tan atacada que la gente ni se entera y ha perdido toda reacción y ni saben por dónde le da el aire. Se enfrentan entre ellos, y eso nos beneficia, siempre es tiempo ganado.

Fuera de cámara y de micro cuando nos vemos en los pasillos y nos miramos, nos aflora la sonrisa y el compadreo, porque somos conscientes de nuestro triunfo secreto. Sólo pensad una cosa, alguien tiene que mandar, para que sean otros que a saber como lo hacen, mejor que seamos nosotros. La gente ya se sabe que se desboca y que se pierden. Nosotros no somos lo mejor ni mucho menos, somos taimados, pero es que para ingresar en nuestros clubes de otra forma no se puede, el control de acceso es muy riguroso y lleva años de demostrar los pocos escrúpulos que se necesitan, tan sólo ambición y más ambición y la deslealtad necesaria para las alianzas y traiciones si fueran necesarias y oportunas. Ya sabemos que no es mejor quien más virtud tiene, sino quien se sale con la suya. Y no nos pidáis la verdad, porque tal no existe, todo es relativo, nuestras palabras de hoy no encajan mañana, y nuestras alianzas de hoy tampoco.

¿Por qué os afanáis la gente en esperar sacar de nosotros el ejercicio de la transparencia aunque la juremos, y el cumplimiento de nuestras promesas, cuando sabido es que nuestras palabras de políticos nunca valieron?. Sois vosotros y no nosotros, los que desafiáis la marcha natural del poder y la corrupción. Si estuviérais aquí veríais que nada se puede hacer en contra, y que lo mejor es estar por ello, y hacerse como sea con el puesto de liderazgo, pues lo demás son farfullas del discurso.

Más que daros las gracias, no puedo, nada se puede hacer, estamos en un juego de acuerdos, respeto y aceptación de las decisiones masónicas de unos y otros para el nuevo orden mundial que nos pedís lo inconcebible. Desde que el mundo es mundo unos están para vivir por encima de los demás, unos para vivir mejor y otros peor, unos para sobrevivir y otros para morir, y llegáis con vuestra filosofía hipocrática a ramplar con nuestra Roma secreta. Pues os digo algo, olvidaros, lo tenemos todo absorbido, ni siquiera nosotros mismos somos piezas decisorias en el juego del poder, y es obediencia debida a los illuminati las líneas a seguir. No lo queréis entender, y de otra forma no podemos obrar. Muchos de vosotros decís, que sea lo que Dios quiera. jajaja, es el mejor humor, ni nosotros decidimos, nos entregamos a Marduk porque este mundo en temporal y creemos que no hay más y que si lo hubiera disfrutar de las prestaciones de éste es lo único que nos convence.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: