Skip to content

“Turquía. ¿Una nueva puerta hacia Irán?”.

4 de junio de 2013

Imagen

“Turquía.¿Una nueva puerta hacia Irán?”.
Si Marruecos representaba antes de la Primavera Arabe -que fue el gran invento de la NSA en toda los países de la ribera mediterránea musulmana-, el único país del extremo occidental a no tocar en tal proyecto Primavera Arabe, Turquía lo era en el extremo oriental.
¿Qué está pasando en Turquía?.
Evidentemente nadie se cree que un proyecto de tala de árboles y construcción de un museo histórico, pueda ser motivo de revolución. Sino más bien una excusa para iniciar un proceso.
Analicemos.
En el entorno superior a Israel, se encuentra Siria, y encima de Siria: Turquía.
Turquía es la otra puerta a Irán que está a su derecha como lo está de Siria en la latitud superior norte inmediata.
Así que Turquía tiene tres cosas hablando en estrategia militar:
-Junto con Siria, eran los países de la ribera mediterránea más militarizados y armados, o hay que decir, Siria lo era hasta la insurgencia de los rebeldes apoyados por la Cia, como ha tenido que reconocer la misma Hillary Clinton después de apoyarlos en Libia. Y Turquía que lo sigue siendo, pero podría dejar de serlo.
-Turquía es la puerta más directa a Irán, y por otra parte está malacogiendo, en campos de refugiados a las familias que han huido de la guerra en Siria.
-Turquía tiene unos acuerdos comerciales con Usa en cuanto a compra de aviones, y marina, parecida a la que tuvo Pakistán que llegó a comprarle varios portaaviones con los que supone de excéntrico, en países cuya renta per cápita no se corresponde con el PIB. Pero sí dependen de las aperturas comerciales y de crecimiento que les proporcionan las relaciones con el imperio financiero occidental dentro del marco de la Comisión Trilateral que lleva Kissinger.
Pero lo que tiene realmente ahora Turquía son como siempre ha tenido, son unas relaciones excelentes con Rusia, como a su vez Rusia las tiene y ha tenido igualmente con Siria.
Las últimas posiciones de misiles rusos S300 y a su vez baterías rusas en Turquía apuntando hacia Israel, hacen que sea el foco de la presión que vemos con las manipuladas manifestaciones, que es una amenaza a Turquía para su desestabilización.
Esta desestabilización, bloquearía la construcción del ya en marcha, nuevo gaseoducto que llega desde Rusia, y por otra parte pone en jaque los misiles que apuntan a Israel desde Turquía, así como la posible seguridad y manutención de los campos de refugiados sirios en suelo turco.

El objetivo:
Es presionar por parte del zionismo a Rusia para que baje su guardia en Siria y retire sus misiles S300 que apuntan a Israel.
No olvidemos que los orígenes del zionismo se remontan en la antigüedad a su presencia en el norte de Turquía, y que siguen teniendo presencia en su política, religión desde el sunismo, y los acuerdos matrices en la compra de armas.
Si algo ha salvado a Turquía, ha sido precisamente no entrar como quería Erdogan en la UE, pues ahora tendrían sus finanzas y moneda euro contaminadas por la crisis de diseño para respaldar la quiebra del dólar y la Reserva Federal.
Digamos que al final se han librado de una buena ruina en el aspecto económico, pero que ahora la Cia quiere derribar en lo político militar por su asociación tradicional con Rusia y lo que supone de puerta de entrada a Irán, cuyo petróleo es de entrada el principal negocio para las familias zionistas de la Reserva Federal y sus ramas con los Skulls and Bones, pero la segunda parte del negocio es la más importante, la de reactivar el uso y venta de armas que ponen de nuevo a la sociedad Carlyle con su negocio de producción y arbitraje mundial de armas e marcha.
El modelo se repetiría de Iraq, dónde primero el negocio estuvo para la petrolera de los Bush y sus skulls and bones, desde Halliburton, pero el mejor aún más lucrativo era el de seguridad y producción de armas, sea BlackHawk, Black Water, o Carlyle.
El chantaje a Rusia desde el tema de manifestaciones desestabilizadoras en Turquía, está servido.
Rusia se juega su servicio de gas y petróleo en Turquía, Egipto e Israel, a cambio de no apoyar a Siria, y permitir la entrada en Irán.
China mira atenta.
Las decisiones de Rusia son fundamentales en el nuevo equilibrio, y para hacer presión Jhon Kerry ha visitado ayer a Putin y negociar.
Si Rusia o Putin ceden a Kerry y los intereses de las familias zionistas de la Reserva Federal, Rusia perderá su entente cordiale con China, que no va a estar dispuesta a perder su equilibrio la independencia geoestratégica que tenían hasta ahora Siria, Turquía e Irán.
Rusia ha marcado terreno con los S300 en Siria, y si ahora da un paso atrás, significaría haber claudicado a los intereses zionistas, lo que desataría el comienzo de hostilidades de primera línea de Irán y China.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: