Skip to content

“El invierno árabe”.

11 de septiembre de 2013

 

Imagen

 

El invierno árabe.

La noticia de que Rusia está armando al nuevo gobierno de Libia, cuesta de atinar en intenciones si no se desgrana el nuevo panorama internacional.

El tirón político y moderno de Al Assad, da nuevas oportunidades y una visión de futuro al conjunto árabe, que antes se repartía con Gadafi y con el general Mubarak en Egipto.

Rota la lanza, aparentemente pudiera pensarse que se ha perdido una dirección de países que no tenían deuda, ni paro, y que sobre todo no dependían de la banca sionista internacional.

Pero es justamente ahora, con el reto de guerras y ataques injustos, y con la subvención sucia de los servicios secretos americanos, saudíes e israelitas; que toma cuerpo un nuevo panorama de reconquista de lo perdido, pero con más identidad y fuerza de la que antes tenían estos pueblos.

Vamos a asistir a toda una restructuración de la Liga Arabe de la que una vez recompuesta la ribera mediterránea, serán expulsados los países de los Emiratos Arabes que se han demostrado enemigos del islam y prosionistas, que es lo que realmente son desde su ascendencia copta egipcia de hace siglos.

El gobierno de Obama quiere ir a la guerra como sea, una vez más repetimos, la quiebra en la que se encuentra la Reserva Federal y la propia ciudad de Nueva York, que próximamente declarará en quiebra su alcalde Bloomberg.

Ante el desolador panorama de una economía quebrada con el oro desaparecido escondido por las ocho familias sionistas propietarias de la Reserva Federal a sus Dumbs y a China, como parte del pago del mantenimiento mensual de sus fondos desde el momento en que también compraron las subprimes. Asistimos a bodegas vacías y lingotes falsos de tungsteno bañados de oro.

Obama, el falso musulmán, y sus sionistas, están obligados a ir a la guerra para ocultar su quiebra, y buscar la aprobación como siempre han hecho todos los gobiernos norteamericanos de fondos para la guerra que son finalmente enviados a las mismas familias sionistas propietarias de las sociedades fabricantes de buques, armas y aviones que se han de destruir para fabricar otros nuevos y luego otros más perfeccionados y repetir sin cesar estas operaciones del terror destinadas a arruinar las economías nacionales de todas las naciones a su propia salud.

Lo que gran parte del mundo no ha contemplado hasta ahora, es que EEUU ya no es líder de nada, y menos de la economía, tan sólo dispone de armamento secreto que también es superado por el de Rusia y el de China.

Rusia y China por consiguiente, ya están tomando posiciones geoestratégicas nuevas en un mapa que ya se va clarificando.

El propio Japón no apoya el ataque a Siria como Francia o Inglaterra que han dejado de involucrarse por el momento.

A EEUU solo le queda España, Italia y Marruecos (qué risa), frente a tres grandes colosos que son Rusia, China e India, y a los que se van sumando en silencio muchos otros que según llegue el momento se manifestarán en este sentido.

En Libia, a pesar de que cinco de los ministros del nuevo gobierno son del anterior gobierno de Muamar El Gadafi y que el resto son propuestos por la Cia y los Hermanos Musulmanes del que forma parte el mismo Obama, la posición de Rusia con la venta de armas al nuevo gobierno es justamente una toma de posiciones ante lo que se avecina: el invierno árabe, en contraposición ideológica a la nefasta primavera árabe que únicamente ha traído consigo la desmembración y desmantelamiento de las soberanías, economías y estabilidad de todos los países afectados, y cuyo principal impulsor, tanto en dinero como en personal falso rebelde son algunos de los mismos países de los Emiratos Arabes, EEUU e Israel.

El mundo ya ha despertado de las falsas banderas, y desde el asesinato-golpe de estado, de John F. Kennedy, al nuevo golpe de estado del 11 de septiembre en Nueva York, pasando por el derrocamiento de Mubarak, de Sadam Huseim, y  Ali Abdullah Saleh o el asesinato de Muamar El Gadafi, al presente asedio a Siria que busca igualmente asesinar a Al Assad con tantas mentiras como hagan falta para lograrlo.

Pero hay un despertar de conciencias y de conocimiento, de quiénes son quiénes, y de cuales son los autores, contenidos, y objetivos dentro de su genocida orden mundial de los cabalistas sionistas satanistas.

Han complicado las intenciones de gobiernos sobornados con las de sus pueblos y ciudadanos a los que representan. Confundiendo lo que son los gobiernos con las diferentes intenciones de sus ciudadanos, hasta confundir quién es quién e incluso hacer dudar a sus ciudadanos de a quién y cómo seguir. Un trabajo de 80 años del que ahora el sionismo recoge sus frutos.

La putrefacción llega desde sus bancos centrales y sus bancos periféricos internacionales omnipresente, que también quieren hacerse con el control de los países que les faltaban como Iraq, Libia, Egipto, Siria e Irán.

El imperio sionista satanista illuminati que ha embuído a los propios israelitas y ortodoxos que se dejan llevar en el baile al ritmo de sus amos por los reformistas genocidas. Y cuyas oficinas centrales se encuentran en los verdaderos gobiernos americanos, británicos y europeos, en la francmasonería internacional, sus clubes y Logias como tentáculos infinitos de cualquier sistema que crezca bajo su sombra.

A pesar de la guerra, y con el importantísimo apoyo de Rusia, China e India, veremos cambios en los gobiernos de Libia, de Siria, y de la propia Jordania que tendrá sus sorpresas, y del logrado con éxito nuevo gobierno de Egipto que transformarán la Liga Arabe para seguir modelos más actuales distanciados del fervor religioso exacerbado por las huestes de los Hermanos Musulmanes y una Yihad-Cia.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: