Skip to content

“Gente de España”.

14 de octubre de 2013

Imagen

Gente de España, llena de nobleza.
La historia avala que nunca fueron siempre los tiempos de bonanza,
ni los periodos tranquilos.
Pero no fueron menos diferentes que en el resto del mundo.
Ni fueron se puede decir peores, y sí mejores.
Sobre todo cuando aprecias el sabor del sentido del aprecio por lo nuestro.
La naturaleza siempre expande mucha simiente y estiércol para recolectar los mejores frutos, las mejores flores.
Pero bien se puede decir que en España siempre ha ido al revés.
En tierras de buena gente, apreciadora de lo de los demás y valoradora de lo propio y lo familiar, es inevitable que afloren algunos frutos amargos entre parte de tantos buenos y mejores.
Pero eso que ganamos y tenemos.
Quizás ahora y gracias al poder de la comunicación global,
podemos conocer, apreciar y valorar todo mucho más, en su medida, en su esfuerzo, y sobre todo en el devenir de las generaciones que a esto nos trajo.
Somos privilegiados, aunque ahora como siempre, hay gente en desgracia, pero vaya por ellos y por nosotros, la conciencia de que todos y todo somos parte de lo mismo, y que nuestras obras deben ir en pos de tal criterio, el de la conservación, y el prodigarnos como lo que somos.
Ahora como nunca somos conscientes de lo que tuvimos y tenemos, de lo que heredamos, perdimos, recuperamos y volvemos a desear como futurible.
Las palabras no son oscuras para quien no las entiende, pues siempre se entienden, sino para quienes por su condición no desean comprenderlas.
Todo es claro y sencillo, y las complicaciones naturales de la misma vida, no lo son tanto cuando rayos de comprensión y razón despiertan cada día con el deseo de mañana sigan ahí.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: