Skip to content

NO VOLVERÉ A VOTAR:

25 de octubre de 2013

Cuando veo nuevos candidatos a presidentes, suelo percibir el aura de hilos que tiene detrás. Como si de un cordero degollado se tratase, veo que está listo para el matadero.
Cuando he votado he intentado intuir y confiar en lo que hay detrás de los hilos, y siempre me he equivocado.
Ahora que sé y conozco muchísimo mejor como funciona todo y quienes son los autores de todo, no volveré a votar, porque nadie tiene la suficiente independencia que necesito para tomar una decisión que se hace futilmente y que sin embargo debiera de ser crucial, pero que se transforma en banal, al comprobar que sea quien sea, tiene sus directores detrás.
El mundo va a seguir sin mi voto, y sin el de la mayoría, mi voto no va a cambiar el curso de nada, y tampoco el voto de la mayoría, pues todo está pactado y prefijado, y salga quien salga si no tiene padrino, le esperan. Hay que ser muy especial y con muchísimas ideas propias e iniciativa para que realmente pueda haber un líder en el que merezca la pena confiar y creer, palabras muy importantes con las que nos han estafado.

Es cuestión de tiempo que los nuevos dejen adivinar quienes son sus instigadores, quienes los sostienen y dirigen, pues ahora más que nunca se logra. Y además como ya conocemos las principales cabezas y protagonistas, solo se trata de unos, u otros.
Antes seguiría a un creador de ideología y proyecto, que a un repetidor de ideología que no comprende, ni asume, la pervierte, y miente para llegar, y que lleguen sus mentores.
Si algún día llega en que tenga certeza de que un político que se presenta, lo hace por si mismo, o como poco por el grupo de entorno que presenta, os lo diré y quizás vote.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: