Skip to content

“La gente está nerviosa, calma señores”.

10 de agosto de 2014

4-amigos-web

 

Tengo que escribir una historia como un cuento, porque veo a la gente en la calle muy nerviosa estos días. No sé si son las vacaciones, la incertidumbre, la falta de confianza o lo que tiren con lo chemtrails o como me dice un amigo, la influencia de las ondas que alteran de los móviles.
Ahí va mi cuento a ver si ayuda a relajar a quien sea.

Recuerdo una vez un amigo. No sé si especificar y decir que era conocido de la ciudad porque tampoco conocía mucho de su vida, tan solo le veía en alguna tarde por los bares de tapas. Parecía que le iba bien y así era, era representante comercial de algo que tampoco sé y recibía buenas comisiones como dejaba aparentar en el estilo de vida que llevaba.
Al coincidir con otro grupo de amigos siempre había risas y buen humor, es lo que más esperas de esos encuentros de amigos y el calor humano o de cierta amistad que se pueda desprender. En la vida no exiges más que lo que te vaya dando, pero lo que más celebras son los buenos encuentros con la gente, muchas veces incluso puedas no estar de acuerdo si conocieras más detalles de su vida, pero no lo vas a hacer porque no se trata de eso ni vas por la vida requiriendo a nadie. La cosa era que sencillamente recordaba de aquella manera a aquel hombre.
Hace pocos años coincidí con él en otra ciudad, en otro trabajo y evidentemente la circunstancia de ambos había cambiado por la ciudad.
Me decía que no le iba como antes, que ahora tenía que trabajar más y ganar menos y que ya no tenía vida social ni de ninguna clase.
Amigo le dije: las circunstancias de todos cambian, la vida es muy extraña, nunca sabemos a dónde nos va a deparar, ni siquiera al estilo de vida más conservadora e inmóvil le suceden cambios que no espera, a veces incluso no propios, pero si de familia, de salud, de contextos que ni imaginamos ni esperamos; pero algo te digo para que vayas con Dios. Aunque no hayamos sido especialmente grandes amigos de mucho contacto, que sepas que te recuerdo en mi memoria como una bella y bonita etapa de nuestra vida que tuvimos y que siempre brillarás así en mi recuerdo independientemente de como sea tu vida ahora o en el futuro. Serás siempre aquel conocido o amigo con el que reímos entre todos buenos momentos, y siempre estarás en mi respeto y en mi buena memoria.
Dios siempre nos acompaña y nos prepara estas trampas para ver que hacemos, cosas que quizás no queríamos pero nos hace personas el saberlas llevar.
Mira, yo ahora estoy allí y vivo allí, y si vas por allí o necesitas mi apoyo pues allí me tienes. Un abrazo amigo y la paz sea contigo.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: