Skip to content

“Matrix, sentimiento proyectado”.

15 de agosto de 2014

votar-2013-647x647

 

 

Fue la película Matrix de los hermanos Wachowski, la que acuñó el término matrix. Sin embargo el concepto es antiguo, tanto como escrituras antiguas, escritos religiosos y la propia metamorfosis de gusano a mariposa o de hombre a luz, a energía del antiguo Egipto.

Si pensamos en la película, se refiere a una multiplicación de los planos de la realidad al proponer la multiplicación de personas que funcionan en planos múltiples paralelos similares a robots con conciencias y pensamientos inculcados ordenadores, y programaciones de laboratorios de ingeniería social que manejan las máquinas, en los que se trata y procura el ser sin ideas propias, sin reflexión y como ego sum,  la repetición y la ausencia de cuestionamiento.

Si escuchamos la interesante versión de JJ Benítez en su propuesta sobre el libro de Jesús de Nazaret, se refiere a la matrix como una proyección deseada de nuestra intención antes de ser la vida actual desde una posición anterior de energía colectiva superior y divina en la que cada uno de nosotros ha decidido todo lo que va a ser su vida elegida y deseada, inclusive la forma de su muerte y su momento; todo perfectamente diseñado desde un momento anterior, y que al nacer se borra toda conciencia de lo que podamos saber de nosotros mismos para que se pueda realizar en un contexto de libre alberdrío sin el que no sería posible la aventura de la vida.

Si escuchamos a Luis Carlos Campos, se refiere a matrix  en los mismos términos más relativos de la película y sujetos uniformes que se repiten sin registros de personalidad y reflexión propias y como repetición unos de otros exhaustivamente y durante toda su vida de los modelos de ingeniería social y cánones religiosos y sociales prediseñados por más que pueda pensar el matrix que es autor de su vida e independiente que jamás lo será, o que tiene un grado de disidencia respecto a cualquier cosa que jamás tendrá realmente.

Si vamos al siglo XI, aparece el término por primera vez de “gregario”, aplicado a la diferenciación con el concepto gnóstico de Joaquim di Fiore un monje cisterciense convertidos luego a los llamados joaquinistas, que viajó por Europa y se instruyó en humanidades. Tuvo una exégesis o comprensión objetiva de los textos bíblicos después de subir al monte Tabor en dónde se piensa que también Jesús de Nazaret estuvo. Este libro “el gnosticismo”, imposible casi localizar alguna copia, sencillamente porque los masones lo han hecho desaparecer de toda biblioteca debido a que ellos usan una aplicación diferentes de otro autor sobre el gnosticismo, el de Eugnosto el Beato al que llaman gnosticismo herético –de hereje-, que basan en parte en los pergaminos encontrados en Nag Hammadi considerados apócrifos por la iglesia católica por apoyar que el mundo no fue creado por Dios. Un tema fundamental para comprender las diferencias entre el gnosticimo herético y el gnosticismo Joaquinista de di Fiore que sin embargo también oculta el Vaticano y la propia masonería, debido a que este segundo también dice que Dios está dentro de nosotros y que somos parte de él. Algo contrapuesto al gnosticismo herético que propone un Dios trascendente que no es creador de este mundo.

El gnosticismo joaquinista trata de la fe que se ha de hallar dentro de nosotros mismos pues Dios es parte de nosotros y somos parte del mismo Dios, y de cómo despejar al ser gregario (matrix). Justo lo contrario que aplican como seres matrix, uniformes y gregarios a los que hay que dirigir y manipular desde la visión illuminati. Justamente lo contrario de las propuestas de di Fiore que aboga por un Dios interno, similar a la propuesta de JJ Benitez que está dentro de nosotros y que nos ilumina y nos inspira si les escuchamos y apoyamos en lugar de anularlo.

Así que los illuminatis y la masonería se han encargado de complicar la percepción del matrix asociándola al gregario y no dejando lugar siquiera a la existencia del ser pensante, libre e independiente. Algo fenomenal para su control de masas, esclavitud y arrastre del dolor eterno en la tierra, propio de quienes no han tenido la oportunidad de acercarse al pensamiento y a sublimar las situaciones con el hábito de la reflexión auténtica personal no influenciada por los diseños de ingeniería social.

Ellos hablan de una liberación de hombres libres, y de la luz –de Lucifer en los niveles más altos 33-, pero de unos elegidos. Y esta es su gran mentira, pues hablan de igualdad, fraternidad y libertad, pero no cuentan que es para unos elegidos. Bien por su talento, ideas, inclinaciones políticas, sociales o personales o pertenecientes a un entorno social. Justamente lo que sus bases revolucionarias trataron de erradicar de la monarquía se refuerza y sale más decisivo con una apariencia de liberación pero que oprime a una inmensa mayoría no elegida.

El asentimiento a las normas establecidas sin dudas y cuestionamiento es la clave más extrema en cómo se aplica la conducta social gregaria del individuo que pasa a ser masa, dicho por Milan Kundera, los “mass media”, término y concepto que aplican literalmente los medios de comunicación y publicidad de masas para crear las herramientas y desarrollos de comunicación y compra venta de todo haciendo pensar a todos los matrix que eligen algo cuando en realidad no es así, y todo viene prediseñado de reuniones de brainstorming, tormenta de ideas aplicadas desde los estilos, tendencias y detalles con más aceptación social programada.

La idiotez del matrix es tal que puede llegar a sentir orgullo de objetos y conceptos de modelos diseñados a conciencia por equipos profesionales y científicos bien trabajados. A tal punto que modas de vestir y peinarse, de comportamiento, de tendencia sexual, y prácticas, de hábitos religiosos o de moral, o seguimientos políticos están todos diseñados y decididos concienzudamente en laboratorios y dado el visto bueno o malo desde instancias illuminatis satanistas que dominan actualmente el mundo en mayoría extensa y se imponen sobre cualquier disidencia.

Matrix del latin mater, madre, molde. O matrice del gaélico, animal preñado. Molde como en la imprenta de Gutenberg y más avanzada láser que puede multiplicar algo idénticamente y haciéndonos pensar que tenemos casi algo en exclusiva. La gravedad llega aún más lejos, pues matrix siendo consciente de alguna forma de ello, lo omite en su conciencia y dignidad y lo vive y expresa como propio, y lo más grave como descubrimiento.

Uniendo todas las teorías y propuestas en marcha, se ve que hay una decisión previa antes de nacer, pero que para muchos ha sido la intención de no llamar la atención de ninguna forma, y si se hace tan solo siendo en uno de los modelos de comportamiento programados por los illuminatis en sus laboratorios de comportamiento social.

En cualquier caso según el apocalipsis tanto cristiano como en las tablas judías –esta parte en contradicción con su predicado de un dios Yahvé castigador y vengativo que no deja una sin respuesta y castigo-.. Habrá una venida de Dios que despertará las conciencias de todo lo que fuimos, somos y seremos. Más cercano a las teorías gnósticas de Joaquim di Fiore que a la ceguera permanente de conciencia en este mundo actual que únicamente quiere soportar un plano de realidad o tres dimensiones, no aceptando cuartas y quintas y planos paralelos más cercanos a la cuántica y a explicaciones del propio cosmos y sistemas galácticos, creación del universo, y desaparición de las estrellas por supernovas.

 

 

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: