Skip to content

“Afganistán la puerta de atrás de Kazajistán para un nuevo Israel”.

1 de octubre de 2014

descarga

Muchas son la razones por las que Afganistán es un territorio aparentemente de guerra que consume recursos billonarios de EEUU y la Otan. Desde los nuevos recursos petrolíferos detectados, minerales y opio al paso de gasoductos. ¿Una guerra que los más grandes ejércitos del mundo no pueden con mil talibanes?. Es es tan solo el escenario teatral.

Estas son la tesis más exponenciales.

La verdadera razón es otra, y tiene que ver con Kazajistán.
Kazajistán está siendo preparado para ser el nuevo Israel junto con la Patagonia. La posibilidad de una guerra nuclear tiene a Israel como un objetivo claro que los propios israelitas conocen y es cuestión de tiempo que se produzca.
Desde que los Rothschild empujaron a la corona británica a establecerse en Palestina para ir creando el estado de Israel hemos visto como el territorio palestino desparecía hasta la actualidad en que con la ofensiva militar de Israel apenas quedan territorios sin ocupar.
Ahora la apertura territorial de Israel espera subir hacia el norte desde los Altos del Golán y hacerse gracias a su inventado ejército Isis y la ayuda de Usa y su Aipac, de estos territorios de Siria en los que han encontrado grandes reservas de petróleo.
La estrategia de Israel es variopinta, cuando les interesa dicen que no son sionistas y organizan manifestaciones como un telón de teatro, y cuando les interesa callan y dejan hacer al tío Rothschild, para seguir quejándose y que no parezca lo que es: todo lo mismo.
Solo los ricos y realmente poderosos pueden jugar al juego de la ocupación territorial y extensión de sus dominios, y así sucede con los Rothschild que junto a EEUU e Inglaterra principalmente, están instalándose en Kazajistán y la Patagonia.
El coste de todo esto es monumental y lo pagan los presupuestos generales destinados a defensa y exteriores de cada país Rothschild puesto que todos son suyos y ellos reparten la cuota de participación y gasto según los intereses, recursos y riquezas entregados.
Kazajistán tiene una importancia estratégica que no tienen otros países del planeta y que es una garantía para no ser atacada con la fuerza nuclear de nadie, y es sencillamente que está entre Rusia y China, y entre sus fronteras no les va a interesar a las dos potencias acabar con ella sino negociar con ella.
Afganistán y Uzbekistán son esa puerta trasera del sur que tienen que blindar para que se lleve a buen término este nuevo Israel.

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: