Skip to content

“Benidorm en bancarota se tira a la UNESCO como recurso”.

23 de abril de 2015

DSC03136

DSC03139

Pensábamos que ser Patrimonio de la humanidad, era un recurso atribuido a plazas históricas, de interés cultural y de protección medioambiental o social entroncado con la humanidad, la historia y el futuro del ser humano. Pues no. El sello que da la Unesco garantiza la aportación extraordinaria de recursos del estado a los lugares protegidos. Benidorm demuestra lo que los políticos asociados (PPSOE), con algún intelectual asociado pueden hacer para solventar una deuda de 170 millones de euros -ellos reconocen que 145 y que la han bajado 50 millones con la cantidad de facturas de cajón desaparecidas y no pagadas o mal negociadas para el proveedor-, y recuperar la industria turística, que si bien se llena de visitantes, lo que no cuentan es los paquetes cutre que ofertan nivel Imserso, pues ha dejado de llegar turismo de otra clase. Hoteles de tres, dos y una estrella pasando por de cinco y cuatro. Edificios mal acabados llenos de deficiencias y problemas técnicos, modelo de costa turística del desarrollismo en dónde ahora pretende intervenir una ley de costas mal hechas y ochenta años tarde, que ya no puede solucionar nada pero lava imagen política. Eso no quita para que el nivel sociocultural de los jubilados de tercera y cuarta edad, se confunda y exija en las recepciones de los hoteles quejas por servicios de cuatro estrellas de un paquete de una o dos estrellas. Lo magnífico es que mucha gente podrá ver el mar por segunda vez o tomar unas vacaciones bien merecidas de años de servicio a la productividad.

Calles levantadas, y no por la nueva oferta de gas, que ha hecho levantar tramos de loseta de granito recién puesta para volverla a romper. Las calles levantadas por las raíces de árboles que se han solucionado con petachos de cemento tenido y formato de plantilla.

Un municipio sin alcantarillado profundo y superficial, sin salida de aguas de lluvia al interior del mar -no hay colector ni bombeo-, que sale por la playa arrastrando cada vez que llueve fuerte toda la arena y que han aliviado hace un mes cara a la Unesco con una simple boca final de la potencia del agua que seguirá en las mismas. Con garajes que no tienen salida de agua a una red de alcantarillado casi superficial, sino bomba de achique. Lavaderos de pies en la playa en verano con motorcillo que coge agua salada del mar justo para quitarse la arena.

A los políticos les gusta que nos callemos y traguemos para hacer de las suyas e imprimir una imagen falsa de la realidad que cualquier visitante puede comprobar, pues lo único que les importa es el voto-útil-tonto. Chiringuitos y comercios de pvc y toldos, que pasan por locales, tiendas que abren y se cierran al año siguiente, paro juvenil, y adulto, y enchufismo errante, sobre todo en todo lo público. A groso modo: 3.000 funcionarios para una población estable de unas 100.000 personas que soportan los impuestos de una flotante de 1.000.000 de visitantes en verano. Empresarios perjudicados, ciudadanos perjudicados y turistas perjudicados en “un modelo industrial único”. Todo sea por el sol y el buen tiempo asegurado, y la playa masificada en la que les gusta apelotonarse a los matrix que buscan en el rebaño su necesidad de ser número y no letras, aunque lo pretendan.

Las nuevas ayudas que proporciona el sello de la UNESCO, serán un parcheo de todos los españoles para seguir engañando. Dinero que a saber quien lo administrará si entre la alcaldía que guarda facturas sin pagar en el cajón a las órdenes pajinianas, o los que vengan que estarán igualmente a las órdenes de desalmados, y que a la hora de la verdad entre ellos se entienden para sus intereses corporativo-políticos; pero como todo queda en casa, la ineptitud brillará, la vie folle paletí.

La especulación ya ronda las inmobiliarias, ya se vende la idea de que se pueden subir alquileres y ventas, es vox populi… !a especular!, que nos ha tocado la lotería y nos han bendecido con pasta gansa que no se sabe si ha llegado siquiera, ni de dónde viene ni a dónde va pero el bombo y platillo se vive con la ignorancia y la ineptitud manipuladora del político. Locales alquilados como champiñones de todos los partidos en el centro de la ciudad, y colas de arribistas ciudadanos sin ideología en sus puertas e interior, pero que “aspiran a que les cojan”, pues la política y gobiernos locales o nacionales ya son corporaciones y no representativos de la Constitución sino adscritos a la prostitución ideológica que de ella se practica, se vulnera y manipula a la carta cambiando normativas y regulaciones según convenga a los de turno -que son todos-. Ahora que vivimos en la nueva ciudad patrimonio de la humanidad, no sé si es que la humanidad aquí ahora tiene o no más patrimonio. Yo lo veo todo igual, 170 millones de deuda, que solventarán con el sello UNESCO y desviarán fondos a algunas cajas ajenas, locales, autonómicas y nacionales pues el pastel es grande y se reparte. Sobre todo a concluir obras inacabadas de difícil solución y viabilidad empresarial y cultural, pues cultura en Benidorm no hay ninguna, ni teatro, ni arte, ni conferencias (perdón, cuatro montajes puntuales que preparaban el plan del Patrimonio de la Humanidad para dotar a la plaza de súbita e ingente cultura que no la hay), ni museos -perdón dos museos: uno inacabado por falta de presupuesto, y otro acabado sin dinero para arrancar y buscando enchufados familia “of course”.

DSC04017

Mientras, familia y allegados de ediles municipales y constructores, y algunos “famosos políticos” siguen con los negocios inmobiliarios y de permisos y licencias que les proporcionan los familiares -la cosa es nostra-. Polideportivos millonarios hechos con fondos públicos que una vez concluídos deciden darlos en explotación a sociedades integradas por los mismos ediles y amigos por 4.000 euros al mes.
Los matrix aplaudiendo con las orejas en las calles, como si les hubiera tocado a ellos algo como la lotería. Venga a votarrr. Subirán los impuestos, la nueva categoría obliga. Y volverán a recaudar por impuesto de transmisiones patrimoniales e Ibi. Y sobre todo mantener el nivel de turistas que venga a ver si ha nacido algo que no comprendan en mitad del asfalto, el hormigón y la arena. ¿Gran negocio la Unesco que ha cambiado las tornas para impulsar complejos de la industria turística en declive?. Dentro de poco la Renault también puede pedir ser patrimonio histórico de la humanidad por la enorme cantidad de historia y obreros que han pasado por sus fábricas industriales. Al fin y al cabo también la industria patrocina el arte y la cultura en las grandes ciudades. O sea, todo cruzado.

Postdata: para los matrix que no entienden una crítica; también critico a mi madre y no por eso dejo de quererla. Es una cuestión de una crítica constructiva para depurar estilos de ética que por desgracia no existen. Tiene sentido aferrarse a una amistad, a un amigo, aunque fallen; pero a unas siglas cuando se ha demostrado lo que son no tiene explicación más que la del interés propio “por razones imaginables”. Los mayores y mejores cambios en ciudades han provenido de las críticas más ácidas; toda postura de conformismo y falta de criterio lleva a desastres mayores.

From → Uncategorized

2 comentarios
  1. Jaime Casagrande permalink

    Gracias Maestro, un aporte de gran valor, y como siempre muy agradecido por arrojar tanta luz sobre los asuntos de mayor relevancia internacional sobre el Estado Multicriminal.

    • Se ve muy mal lo políticamente incorrecto pero alguien tiene que contar algo más que mentiras a la gente.
      Gracias

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: