Skip to content

“España está siendo atacada por un alga de laboratorio -Chrysochromulina popylepsis-, que quita el oxígeno al agua, asfixiando a peces, moluscos y vida marina. Mar Menor en peligro”.

16 de julio de 2016

chrysochromulina

1466007368_066035_1466008514_noticia_normal_recorte1

Mar Menor, Murcia (foto El País)

Chrysochromulina popylepsis, el nombre del alga de laboratorio que pudre literalmente la vida marina de algas y en consecuencia la muerte de peces. La ausencia de oxígeno en el agua es un foco de seguras infecciones al seer el oxígeno un ionizante natural para la asepsia natural de los mares.

Rías gallegas, costa de Huelva, focos en el mar Cantábrico y sobre todo el Mar Menor, totalmente destruído por este alga. Hasta bañarse -además de la ausencia de fauna marina por muerte por asfixia-, puede ser peligroso para la salubridad por la falta de asepsia derivada de la eliminación del oxígeno del agua que produce este alga de laboratorio de 3 filamentos y un núcleo fagocitante.

En el caso del Mar Menor también puede deberse al vertido de aguas tóxicas que denuncian los vecinos.

Las autoridades televisivas guardan silencio sobre esta plaga de emergencia nacional de forma extraña. Dicen que han convocado un comité de expertos para estudiar el caso. En todas las Comunidades con litoral de vacaciones dedicado al turismo e industria inmobiliaria existe la ley del silencio con todo lo que signifique para ellos la merma de esta industria. Pero llegados al término del perjuicio para la salud humana y le Medio Ambiente, estamos delante de flagrantes delitos consensuados por los responsables públicos. Si la plaga va en aumento, no se perderá parte, sino toda la industria turística, inmobiliaria y por supuesto pesquera, y a saber de las exportaciones de pescado a ciudades del interior con la ingesta de estas algas. Pero sabemos que los reguladores solo actúan con muertes y muy claras, y nunca con prevención. Una cosa es la teoría y otra la práctica y la manipulación de los acontecimientos.

chrysochromulina_jun21_10_600N4_LOM

chrysochromulina_jun22_10_600N3_LOM

La solución es difícil, pues una especie de oxigenación del agua, aumentaría la reproducción y resistencia del alga Chrysochromulina popylepsis. Y el proceso contrario de deoxigenación del agua,  es lo que ya hace la propia alga y mata toda vida.

Este alga se puede considerar como lo que supone un virus para el organismo.

En ambientes marinos, se han reportado varias enfermedades humanas relacionadas con la presencia de especies tóxicas tales como dinoflagelados, diatominas, nanoflagelados y cianobacterias (OMS, 1990; OMS, 1994a). La toxicidad de estas algas para los seres humanos se debe a algunos de sus componentes, principalmente toxinas: · Luego de consumir mariscos y pescados que contienen toxinas de algas que causan síndromes tales como envenenamiento por mariscos que produce parálisis (EMP), envenenamiento por marisco que produce diarrea (EMD), envenenamiento por marisco que produce amnesia (EMA) y envenenamiento por mariscos que produce neurotoxicidad (EMN);

· A través del contacto dérmico, causa dermatitis severa por contacto conocida como ‘picazón del nadador’ o ‘dermatitis por algas’;

· A través de la inhalación de aerosoles de agua de mar toxinas (brevetoxinas) liberados en las olas por algas desintegradas que pueden ser peligrosas para los seres humanos (Baden y otros, 1984; Scoging, 1991); y

· A través de la ingestión de agua o espumas de algas.

6.4.2 Prevención del florecimiento de algas marinas.

Durante las últimas décadas, se ha intentado desarrollar métodos prácticos para controlar el florecimiento de algas marinas. Las investigaciones han estudiado el uso de polvo, herbicidas, metales, quelatos, turbulencia artificial, parásitos dinoflagelados y zooplancton. Desafortunadamente, muchos de estos métodos no son prácticos y pueden tener efectos colaterales sobre la ecología.

Otra solución de laboratorio proviene de clonaciones del cultivo de clones denominados un cultura realizados en Noruega, Dinamarca, y Suecia, con culturas Alfa a bajas temperaturas.

Ya que tienen resistencia tanto a rayos ultravioleta como infrarrojos, ya que se nutren de ellos a través del sol, la solución quizás podría estar en el aislamiento de luz; fundamental para la fotosíntesis de las algas. Se podría lograr con el método de un famoso artista por sus “empaquetamientos”, JAVACHEFF CHRISTO de cubrir el agua con tela pero en este caso con tela de aluminio reflectante.

Cubrir amplias zonas de mar o de costa con un tela, pero en este caso de doble capa: Una superior blanca o de aluminio que refracte los rayos ultravioletas e infrarrojos que dan vida al alga. Y otra capa inferior, negra; que absorba cualquier resto de luz para evitar su fotosíntesis. Evidentemente no dañaría con una flora marina que ya ha sido dañada previamente por estas algas triflageladas.

Sería conveniente ponerse en contacto directo con CHRISTO, ya que él tiene la experiencia directa de cómo realizar los empaquetamientos, y fabricar y ensamblar las enormes superficies de tela para la superficie del mar.

La misma superficie de tela podría desplazarse paulatinamente por tramos, a medida que se comprueba la muerte del alga flagelada.

article-2238205-033E514F0000044D-341_634x807

christo_javacheff_the_pont_neuf_paris_2

“Empaquetamiento” del Pont Neuf de Paris de CHRISTO.

Christo+Vladimirov+Javacheff+2011+Whitney+nS2C7m0ZdIcl

Javacheff CHRISTO

-Papel-de-aluminio-tejido-de-la-tela

Papel de aluminio tejido de la tela

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: