Skip to content

“Pepe de las Heras presenta su libro sobre José Antonio Primo de Rivera con prólogo de Francisco Torres en lo que fue la antigua casa prisión de Alicante convertida en Albergue Juvenil”.

23 de julio de 2016

DSC06204

No voy a hablar de José Antonio, no tengo autoridad histórica -sepa lo que pueda saber-, de lo que ya dan fe Pepe de las Heras y Francisco Torres (Pepe de las Heras es el autor de “El último José Antonio” y también ha realizado una película de 140 minutos del que es guionista y director, y Francisco Torres el asesor histórico, que será presentada pronto en televisión), en la presentación de la mano de Juan Pedro Marín Santa María -Jefatura de la Falange de Valencia y Alicante-. Solo quiero dar una impresión más lo que percibí en algo que duerme a lo largo de los años, sin pensar que llegará el día en que podría tener percepciones de primera mano, y que las extrañas circunstancias de la vida te acercan a poder satisfacer el deseo del contraste propio. De alguna manera sabía que terminaría yendo allí  a conocer uno de los capítulos más importantes de la historia de España y sus héroes. Quizás en el caso de José Antonio más impresionante aún, por contar con testimonios gráficos y audiovisuales que brindaron las cámaras de los años 1930, y que dan más aproximación del ambiente que se sentía en aquellos años. Pero no sabía cómo sería, y estas cosas extrañas de la vida o de fuerzas que alínean las energías acabo siendo invitado por una amiga que me invita a ir a la presentación del libro y quedo con ella en la puerta del cementerio.

Llegaba por fin a la Avda. de Orihuela de Alicante, pasando por delante del número 52 (Albergue Residencia Juvenil “La Florida”, un centro dependiente de la Generalitat de Valencia; los problemas para dar una sencilla presentación de quienes no estén dentro del stablishment es sumamente complicado con el bloqueo que se sufre de parte del antisistema instalado que el stablishment llama sistema). Aquella fue la casa prisión en dónde tuvieron preso a José Antonio Primo de Rivera y su hermano. Y que siguiendo el camino lleva por una ruta final de cipreses al cementerio municipal. Según se aproxima, y sabiendo que va a ver uno de los tabúes a conciencia del siglo XX y XXI. Una energía te lleva en paz, pero de repente por detrás aparecen cinco coches en bandada, nerviosos, desesperados de haber entrando en una dinámica de la pérdida de valores, todos pitando su bocina para no ir a ninguna parte, pero demostrar su logrado contexto matrix de haber logrado un hueco en la estructura endiablada del neoliberalismo ultracapitalista. De repente, todos desaparecen. José Antonio custodia su camino y a los que van a verle, su memoria allí permanece como el aura de un héroe incombustible. Para mi asombro, ya no hay ningún vehículo desde allí al cementerio, han desaparecido todos como por arte del espíritu. Algunos letreros indicativos más y a la derecha el camino al cementerio municipal de Alicante. Los cipreses centenarios blindan el camino, los mismos que blindaron su llegada al cementerio desde otro lugar en dónde fue ejecutado. Al llegar hay poca gente, apenas unos doce falangistas en la puerta del cementerio esperando a entrar con las explicaciones necesarias para comprender aquellos momentos.

Allí es en dónde estuvo enterrado y cambiado su cuerpo de lugar de su tumba a un nicho para preservarlo de la barbarie a la que no le bastaba con su muerte sino que buscaban la profanación de su tumba, y la destrucción de sus restos para ocultar su memoria. Algo que no solo no lograron ni aunque lo hubieran hecho, sino que dieron más brillo aún si cabe a la memoria de un héroe -una magia que se articula desde el desinterés y la humildad que emanaba José Antonio según vídeos y testimonios, por ningún provecho personal y que no fuera para los españoles y la unidad de España-.

Siempre y en algún momento, al conocer su existencia nos hemos preguntado por su vida, creo que es una reflexión natural sobre la vida de un héroe, con la imagen del desinterés personal por cualquier beneficio personal y únicamente el amor a España. Me preguntaba sobre todo por sus últimos meses en la prisión de Alicante -en dónde ha sido la presentación del libro “José Antonio” de Pepe de las Heras con prólogo de Francisco Torres-, en la actualidad convertido en un albergue de juventud. Asumió con serenidad sus últimos momentos, y como contaban en la presentación del libro, hasta el director de la prisión podía escuchar su confesión ante el sacerdote, dando idea de lo que representaba que ni en sus último momentos y en cautividad vigilada podía disfrutar de la mínima intimidad que no fuera en su propio pensamiento. Albergando la esperanza de que alguien negociara por su persona, que de hecho se intentaron dos negociaciones fallidas, y lo que también contaron del grupo de 84 falangistas de Albatera que se dirigieron hacia la prisión para intentar liberarle, pero encontraron la sorpresa de una ametralladora en el camino por el aviso de los vecinos que acabó con la vida de 82 de ellos en el asalto.

He podido constatar la independencia de La Falange de Alicante. Quizás por su sensibilidad en custodiar la memoria de los últimos meses de José Antonio, su fusilamiento, enterramiento y cambio de fosa para evitar la exhumación que pretendía acabar con sus restos.

El sionismo se ha atomizado en su creación de un antisistema, al que le mal llaman sistema.

Sistema es algo que funciona, en dónde queda resquicios de igualdad, de justicia y de derechos que se han encargado de erradicar lentamente desde la Marca, y acabar con todo vestigio de soberanía. Han fagocitado a todos los partidos políticos sin excepción (PP, Psoe, Ciudadanos, Podemos, Pnv, CIU, Erc),, son partidos al servicio de la banca sionista y agrupaciones masónicas.  Incluso parte de la estructura nacional de Falange Fe de las Jons se adhiere a Israel.

Lo pero que hay en el mundo es una guerra, una plaga, el hambre, la desesperanza, la injusticia y la falta de conmiseración.

Y ahora estamos a las puertas de todo eso, impulsado por los mismos que han estado imprimiendo dólares sin control, gestionando los euros y ahora los yuanes chinos desde la privada Reserva Federal sionista. Y que para tapar la deuda creada y los derivados financieros van a perpetrar la inestabilidad para la ley Marcial.

Al final de la presentación hubo dos intervenciones del público, pero  me llamó la atención la primera aunque tuvo un abucheo. Aquel hombre dijo no ser falangista, pero sí admirador de Jose Antonio, y dijo lo siguiente en resúmen: Se necesita una figura serena, inteligente, preparada como lo fue Jose Antonio que fue un abogado muy competente y de reconocida profesionalidad, un hombre con visión, con don de gentes y que llegue a la gente, y mientras no aparezca ese hombre, este movimiento no tendrá recorrido.

Lo cierto y a pesar del abucheo, aquel hombre estaba describiendo al mismo José Antonio. Era como si el mismo José Antonio le inspirase. Así al menos lo sentí, con respeto a todos los asistentes.

El movimiento de Juan Pedro Marín tiene futuro y mucho. Se ha de atemperar y convencer, dar respeto no solo por energía, sino por la templanza que era lo que despedía José Antonio. La Falange de Alicante es el embrión del futuro de España para la recuperación de la soberanía, pero solo con el estilo de José Antonio y ninguno otro. La demostración de independencia de la que no disfrutan sus colegas de Madrid, es su baza y su credibilidad. En el momento en que no fuera así pecaría de no ser José Antoniano y sería un movimiento más. La revolución para recuperar el sistema destruído por los antisistema del stablishment, la independencia española respecto a la bolsa europea sionista, la eliminación del plan Kalergi, y la recuperación de la soberanía e independencia económicas que solo puede pasar a través de la seducción por el discurso que siempre será complejo en tiempo tan complejos, movidos como el chocolate y el barrio turbio a conciencia para que nadie pueda ver nada con claridad pero que con un discurso lúcido, humilde y decisorio como era el del gran héroe épico español, puede resolverse.

La Falange ha sido manipulada, hastiada y aparcada en la nave de atrás del escenario político español y a conciencia, tanto por la Marca como por cualquiera de los gobiernos habidos en España desde la muerte del héroe. El secreto para no ser aparcados está en no negociar. No hay negociación que valga. Ni con partidos, ni con algunos países que solo buscan la sumisión del movimiento para relegarlo al olvido y la distorsión del mensaje. La valía ha de estar en España y no fuera de España, esa fue la trampa para el olvido una vez concluídas las heroicas campañas. Y que sin atisbar un ápice el valor de sus gentes, los escenarios políticos eclipsan la acción con el tiempo, y los pocos años restan toda la inercia y fuerza que nunca se debió perder en campañas no españolas. Justamente lo que hacen hoy en día con nuestro ejército enviándolos bien lejos de la Patria, para que no hagan patria, para que hagan protección de intereses económicos y estratégicos ajenos y nunca nuestros, y poner al caballo a dar vueltas sin encontrar su meta y agotarlo.

Que necesitamos de los demás para vivir, es un cuento. Solo estamos participando sin capacidad de voluntades de los designios de la Comisión Trilateral sionista del reparto de producción y bienes. ¿Qué faltó en el pasado que tengamos ahora y no hayamos tenido antes?. Nada, solo la prosperidad de confort que va al mismo paso en todos y cada uno de los países de Europa y el mundo occidental. Mitificaron una miseria y necesidad que era la misma que había en otros países de Europa, y lo que es cierto es que nos impusieron un bloqueo para forzarnos a la tutela de la banca sin tener que pasar por un plan Marshall que nos hubiera venido de cine, pero España no era el objetivo de la industria pesada y tecnología, sino otros países, relegándonos a servicios y promotoras inmobiliarias y turismo, importando todo lo que hacen los demás que podíamos hacer nosotros. Pero se ha obedecido siempre a la Comisión Trilateral y el Consejo de Relaciones Exteriores.

Políticos que venían de la Falange y se fueron entregando uno a uno a los designios extranjeros acabando con la misma Falange.

Los discursos no han de tener concesiones sino ser veraces. Errores puede tener cualquiera, pero no venderse a quien poco o nada nos va a dar, y menos a los que nos están quitando y de los que ya todo es suyo.

España no quiere que nos concedan algo que ya tenemos. No queremos ser camareros, no queremos ser servicios, queremos ser industria pesada, tecnología de vanguardia e investigación que se queda y se financia, y que no se financia para que se vayan. No queremos formar médicos y enfermeras, profesores y especialistas para que luego se vaya fuera; queremos que se quedan aquí. El dinero si hace falta se imprime, y si para ello hay que crear de nuevo la moneda propia, salirnos de la canasta del DEG de intercambio de monedas y basar el dinero en algún recurso nuevo reconocido como algún metal precioso se hace. La desaparición del dinero físico y la implantación del microchip, la invasión multicultural son planes para acabar con nuestra independencia y soberanía de un plumazo. ¿Qué problema tenemos en no poder estar en Europa o en el euro ¿que no podremos comprar un Mercedes o una lavadora Zanussi?, pues hacemos las nuestras, los caprichosos que se vayan fuera y no vuelvan. O se hace patria o desapareceremos. No se trata de ser implacablemente estrictos, sino de ser eficientes y despejar la cúpula de traidores que solo buscan sus intereses personales a cambio de la riqueza y recursos de toda una nación.

Decía Juan Pedro Marín en su intervención, que La Falange es un clásico y que nunca pasa de moda en el tiempo. Efectivamente, los conceptos soberanos e independientes son perennes. Y se van adaptando a los tiempos. Los tiempos de ahora son los que los representantes de los partidos se han vendido por un asiento nominero vitalicio, sobres y prebendas a cambio de entregar toda la Patria al enemigo. Esta gente debe de ser desbancada por el autoconvencimiento de la gente de que ha llegado el momento de recuperar lo perdido. Una economía independiente del Nuevo Orden Mundial es posible. Es posible tirar todas la fichas alineadas de todo su dominó, dominio. Sencillamente convenciendo con razones y haciéndolo. Bien es verdad que la gente no quiere pensar mucho aunque puedan, es cierto que la gente no quiere saber nada de nada. Pero no se preocupen, todo va a caer por si solo y va a ser ya mismo. No queda hucha de pensiones, no queda sociedad productiva y con derechos, no queda crédito y tampoco es ya nuestro con la enterrada banca nacional y Cajas destruídas con alevosía y premeditación para acabar con todo y tener que entregarlo a precio de subasta de a 1 euro. Y lo que va a pasar es que toda esa gente que no quiere pensar, que no quiere saber nada, que piensa que ALGUIEN  que no existe que no sean los sionistas, van a llegar a resolverles lo que no quieren resolver sino empeorar para el dominio total y el sometimiento de las instituciones y sociedad a sus designios. Todo ese confort se va a acabar, no puede continuar la eterna emisión de Deuda ni con intereses negativos. Y cuando se acabe la banca casino, todo se colapsará,y al gente pedirá soluciones a gritos y desesperada que solo se podrá acallar con represión militar y policial. Y es lo que quieren, ese es su nuevo Orden Mundial; Egipto y Babilonia. Y respeto a las profesionales del sexo, todas tendrán que dedicarse a malvender su cuerpo, y ellos a convertirse en delincuentes como el perfil que hemos podido ver en países deprimidos. Y España no es eso Señoras, Señores. España es soberana y vamos a recuperarlo. Si no es este año, que sea el siguiente, y si no, dentro de cinco años, y si no, dentro de diez años, pero no bajen la cabeza, no se desanimen, aquí hay que ponerse con más dignidad y coraje que nunca, y lo vamos a lograr, y vamos a sacar de sus malditas butacas a tanto sinvergüenza nominero vitalicio de ayuntamientos, consejerías, organismos, comunidades y gobiernos. Lento pero se logrará, no pueden parar eso más que con bombas nucleares o bombardeos masivos y de todo son capaces desde la cúpula illuminati, y quizás algunas de las bombas desaparecidas de Turquía que bien saben dónde andan, sean para nosotros; pero no pierdan al esperanza, es el momento de la batalla, y esta batalla ha de ser moral, ideológica, evidenciar a los ineptos que nos venden y nos quitan, y según crezcamos no se podrá parar.

Y otra cosa: Se ha de convencer a todos, no se ha de caer en el enfrentamiento fraternal. No dijo otra cosa José Antonio, que mi sangre se la última de un civil derramada. Convicción, discurso, hermanamiento y perdón. A un idiota nunca lo resucitas, pero quizás puedas deslumbrarle y que prefiera ayudar o sentarse, pero no obstaculizar el bien común que se acaba. Pero claro, el sistema de butaca nominera, y el interés personal nubla mentes, pero como les digo, no pierdan la esperanza, esto se ha acabado, no queda para mantener tanto enchufado/a, tanto vago inepto mantenido monta-trabas.

DSC06201

El autor del libro” José Antonio”, Pepe de las Heras, en el cementerio municipal de Alicante.

DSC06207

De izda a dcha: Don Juan Pedro Marín Santa María, Don Pepe de las Heras, y Don Francisco Torres en la presentación del libro en la Casa Prisión en dónde pasó José Antonio sus últimos meses por una sentencia de la República de traición a la República.

DSC06184

Camino del cementerio municipal de Alicante

DSC06190

DSC06192

Tumba de José Antonio Primo de Rivera. Tuvo que ser blindada por los contínuos ataques a su memoria. La parte de arriba es un vidrio, dentro se puede apreciar la huella que dejó su cuerpo sobre la tierra. Tuvo que ser cambiado varias veces de lugar para evitar que su cuerpo fuera saqueado.

DSC06193

DSC06194

DSC06195

“Ojalá fuera la mía la última sangre española que se vertiera en discordias civiles. Ojalá encontrara ya en paz el pueblo español, tan rico en buenas cualidades entrañables, la Patria, el Pan y la Justicia”.

DSC06196

DSC06191

Monumento de la Memoria histórica de Zapatero.  Lo han colocado a la derecha de la calle Santa Clotilde, de dónde está la tumba de José Antonio.

DSC06197

A unos metros hacia la derecha, monumento a los Caídos.

DSC06200

DSC06206

From → Uncategorized

3 comentarios
  1. Miguel permalink

    Aunque yo creo que el carlismo hunde más profundamente sus raíces en el ser hispano-en la propia concepción de Hispania- siento un gran respeto por don Antonio.

  2. eduardo lopez permalink

    espectacular ensayo el tuyo.espectacular. son ideas con cojones espanoles y humanos. pero nada se puede hacer ya. ni aqui ni en el mundo. el mal esta ya en nosotros.

  3. Mercedes Segarra permalink

    Cuando España es fuerte es peligrosa. kissinger.

    Fantástico artículo, ” Ellos”,lo sabían, “Ellos” lo saben, y los Españoles parece que no nos enteramos. Pareciera que hemos olvidado nuestra fuerza, nuestro potencial.
    Tristeza, tristeza, tristeza.

    Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza. Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. una de las dos Españas ha de helarte el corazón.

    En estos momentos, las ” Dos Españas” nos hielan por igual el corazón.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: