Skip to content

¿Por qué buscan un ataque nuclear en los EEUU desde adentro?.

13 de diciembre de 2016

tsunami.jpg

Es la reacción del shock mundial. El fin del estado de bienestar por la quiebra del sistema financiero y su insostenibilidad. Esperemos que no ocurra, pero los planes oscuros existen.

Un estado catatónico para muchos que sienten EEUU como el Imperio. De hecho nos hemos vuelto insensibles ante los desastres en otros países lejanos y también en el nuestro propio. Solo afecta lo que ocurre cerca, y también se olvida a las semanas, y de ello se encargan los medios de repetición masiva falsos. Sin embargo que algo ocurra en el país que se da por sentado a través del cine, la cultura, los medios y la educación que es el protector de nuestra cultura y la sociedad sería insuperable si dejara de serlo para la mayoría de los ciudadanos. Como la guía económica y de estilo de vida y cultura. El modelo social. Los cánones actuales de comportamiento sobre todo sostenidos por el cine, la música y el arte. Habiendo olvidado cualquier otro estilo de la vieja Europa de comienzos del siglo XX.

La percepción de seguridad del Imperio es un hecho en la sociedad occidental, y de hecho es lo que venden: paz, seguridad y libertad. Aunque sabemos que todo eso es falso. Y solo la minoría más privilegiada obtiene esas cuotas de seguridad y libertad, que ni siquiera en una sociedad tan armada como la norteamericana y mexicana, pero sin embargo transmiten esta percepción a los países alineados, sobre todo por la ausencia de armas y un marco legal como el de Europa en dónde a pesar de algunas injusticias hasta ahora existía un marco legal y su aplicación que protegían el estado de derecho y libertades.

En cambio en una economía secuestrada, colonizada y quebrada por elementos extranjeros ya no se puede reflejar ninguna seguridad. Al finalizar el nivel de confort general, son conscientes de que el impacto en la seguridad será total y hasta el enfrentamiento en las calles. Así que van a recurrir al único sistema que llevan repitiendo siglos: destruir todo para volverlo a construir y entretener medio siglo a toda una sociedad con la reconstrucción y el intento de volver a recuperar el estado de bienestar acabado.

En un Imperio, como la pérdida o fragilidad de un padre o una madre; si te fallan y eres inmaduro, tocas niveles de pánico, facilidad de manipulación, angustia y desesperación. Todo un cuadro psicológico para la imposición del nuevo orden mundial y la sumisión a ello.

Durante el Bajo Imperio romano y su final, dejó de haber conquistas para haber suicidios y crímenes en la mismísima Roma. Nerón al quemar Roma, logró infringir desesperanza y terror a los romanos. Es el efecto buscado. Eliminar millones de personas y provocar un colapso desde la economía, las bolsas mundiales, el clima, la contaminación y radiación de la tierra y el mar. Una parte del planeta inhabitable durante medio siglo. Lo hemos visto en Hiroshima y Nagasaki. O sea que conocen perfectamente los resultados para reproducirlos. Estas dos bombas atómicas en Japón, sometieron a Japón, es decir a los japoneses. Fue probado en una sociedad de sacrificio y patriotas como era el Japón hasta los años 40 para cambiarlo por una sociedad obediente, sumisa, y que no plantea ninguna oposición a nada. En Japón no existe la oposición política notable, es un mero planteamiento de intereses y estrategias más técnicos que en ninguna otra sociedad. En China se probó con el terror en la era de Mao y hasta nuestros días, pero la diferencia es que el terror si crea oposición. Mientras que la destrucción nuclear, crea una sociedad noqueada, sin ideales de pensamiento que no sean los de un zen que busca más armonía que elevación espiritual. Este es un matiz importante. Armonía por elevación. Sintonía por contrastes.

EEUU sufrió una destrucción con la guerra civil de medio siglo, pero no menos que Europa en dónde tampoco se alcanzó una prosperidad en una sociedad agrícola hasta la era industrial. Lo mismo ocurría al final de la Segunda Guerra mundial y antes de la gran Depresión. Confían en que destruyendo la costa este surja un impulso de reconstrucción en un momento en el que hay una sociedad cada vez más difícil de controlar desde esa libertad que no lo es, secuestrada por el deseo de lo material, de la estética y la ausencia de valores espirituales que ha sido llevada al endeudamiento para cincuenta años. Solo saben renacer de cenizas, por desgracia para sociedades con recorridos históricos en dónde no aparecen otros modelos sin destrucción, que siendo aplicables no los desean porque está en la mismo adn que no Despierta ni quieren que despertemos.

La teoría del shock también fue aplicada en Chile en modo de oposición política disfrazado de comunismo contra libre mercado, pero detrás el experimento no era político como cualquiera afirmaría en su momento y en la actualidad, sino de reacción social, la respuesta de las personas ante el complejo público. Un experimento de reconducción social desde lo militar, desde el comunismo al liberalismo económico. Con el golpe en Chile, y los Chicago Boys que aparecieron después con los postulados económicos de Milton Friedman llevados a la práctica se realizó el contraste socio-económico. Fue militar pero fue un experimento de las reacciones sociales y se logró comprender que la economía podía ser manipulada en una sociedad occidental pero sin destruir el país físicamente como en Roma, o EEUU, o Japón.

 

 

From → Uncategorized

One Comment
  1. JVC permalink

    Es correcto el estudio que ha realizado, están esperando el momento inminente, las decisiones ya están tomadas, quedan unas pocas piezas por ajustar. Pero sus planes serán barridos con la escoba de la destrucción, ante lo que viene los hombres desearán exalar el alma.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: