Skip to content

“Theresa May erradicará la comida sana. Planea una superdindustria agrícola de orgánicos semimodificados con trabajadores de Rumanía y Bulgaria para consumo interno y exportación a los EEUU”.

27 de febrero de 2017

gm-647034

“Los alimentos modificados genéticamente imposibles de evitar a menos que compre orgánicos, advierten los británicos”. Distinguirá entre alimentos llamados orgánicos (que serán semi genéticamente modificados), y se exportarán a los EEUU, y otros puramente genéticos modificados provenientes de Israel que pretende convertirse en el granero del mundo y proveedor de alimentos genéticamente modificados a todo el planeta. NO QUEDARÁN ALIMENTOS REALMENTE ORGANICOS EN TODA INGLATERRA. 

screenshot-1

Theresa May no ha parado la inmigración en contra de todo lo que dice, promete y anuncia, sólo en el primer año de su mandato ha aumentado en 650.000 personas, un 1,3% de la población británica actual y que espera aumentar considerablemente. Alrededor del 6% de las 480.000 personas que trabajan en el sector agrícola del Reino Unido nacieron fuera del país, de acuerdo con los más recientes datos oficiales de 2014. Algo que va a cambiar Theresa May con trabajadores rumanos, búlgaros y curiosamente inmigrantes sirios que no son sirios sino yihadistas.

Sorprende mucho la nueva relación comercial de Theresa May con Donald Trump: May quiere aumentar la población y temporeros agrícolas como en California hace décadas, mientras Trump quiere reducirla.

66581616_mandatory_credit_photo_by_ray_tang-rex_shutterstock_378352c__anti_gm_demonstrators_in_an_oi-large_trans_nvbqzqnjv4bq5o15dp0w_h39lcmr14g1avu3onosg1hx7hf2q5sdluw

Dicen en Inglaterra: “Debemos poner fin a nuestras objeciones supersticiosos a los alimentos modificados genéticamente”. Dicen que son alimentos seguros después de una investigación científica sufragada por los laboratorios que los producen. Laboratorios vinculados igualmente a la farmacéutica como Renaissance RX. “Las empresas han invertido dinero en las universidades para financiar la investigación durante décadas, pero ahora, el debate sobre los alimentos modificados genéticamente ha convertido en una guerra multimillonaria industria alimentaria. Empresas como Monsanto están enfrentándose contra grandes empresas orgánicos como Stonyfield Farm”.

Preparan un etiquetado débil para colar los alimentos genéticos y que estos sean inidentificables tanto en Inglaterra como en los EEUU. Trump se interesa pero no parece consciente del todo del trato comercial agrícola que va a firmar.

Si Theresa May es parte del plan Kalergi. ¿Por qué plantea algo que no va a hacer, expulsar rumanos y búlgaros e impedir que entren según ella otros muchos?: Podría usted pensar en el Eje franco-alemán. Pues no.

La centralización de la economía agrícola británica es el gran asalto de los GMO y semi GMO a la cadena de alimentación. Los semi GMO no permiten identificar el ADN genético sobre el natural (High precision Gilson pipettes (France) models P2, P10, P20, P100, P200 and P1000 were used for the different steps of DNA purification and quantification and for the preparation of PCR reaction mix. In all cases, tips with spray barrier were usedPCR analysis. Two different PCR reactions were performed with each sample, one to evaluate the quality of the DNA and the other to detect the presence of the transgene). La especialización de los transgénicos indetectables en macrocultivos de maíz, soja y cereales, permite que pasen a la base de la cadena de alimentación a través de las harinas (pan, pasta y pastelería), y el engorde animal a través de los piensos y su carne, así mismo a través de los piensos para granjas de pescado producidos con estas harinas mezclados con restos de carne para peces que no son carnívoros pero sus productos alteran y atrofian el metabolismo lentamente.

 

Se trata de bloquear la propia agricultura británica tradicional orgánica que se convertirá en un lujo para los pocos que puedan pagarla. La contratación extranjera prima por encima de la de británicos -a los que hasta el momento han preferido pagarles el paro como en el resto de la UE-. Cuando Theresa May habla de bloquear la libre circulación de la inmigración en marzo 2017, se refiere a la delincuencia como ya declaró en 2013, pero no en realidad a la emigración. Y si no, tiempo al tiempo que lo hemos visto en España con Zapatero y luego con Rajoy. Mariano Rajoy es un ejemplo de la estrategia que copia Theresa May, creando un aparente rechazo a la inmigración como hizo en 2008, dejarles sin sanidad en el 2015 (algo que no solo no hizo, sino que aumentó las prestaciones en contra de las de los españoles), para abrir las puertas de par en par en 2016.

Cuando esta pedorreta de presidentes maniquíes dice una cosa se ha de interpretar justamente lo contrario. Solo buscan mantener el dopado de la población televisiva que les vota para que no despierten.

Es un asunto más preocupante de lo que parece, la importación de GMO de Israel que quieren ser el suministrador de alimentos de todo el planeta. Israel ya ahora está alimentando a más de mil millones de personas en todo el mundo con GMO y goteo de agua. Y el objetivo es multiplicar esta cifra usando también Inglaterra como granja GMO alimentaria y energética. Así lo confirma las intenciones agrícolas Scott Mann is the Conservative MP for North Cornwall. Scott Mann: Brexit is a great opportunity for British agriculture.

Donald Trump no quiere los transgénicos pero acepta los semi transgénicos para que el Tesoro le deje trabajar. El Teroso norteamericano y la Reserva Federal aún en manos de los sionistas de la línea Rockefeller y JP Morgan y Morgan Chase, quieren impedir que Trump acabe con la producción de los 88 BILLONES DE DÓLARES en fondos de riesgo para GMO. Donald Trump quiere eliminar la EPA Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, consciente de que juegan para proteger la industria de los trangénicos, sufragada también a través de las Universidades y sus centros de investigación que aprueban para estos sus homologaciones. Trump no apoya los genéticos, pero apoya los químicos para la agricultura. Ambas opciones son negativas para la alimentación y los cultivos. Pero el handicap está en que si se potencian los transgénicos, no se necesitan los pesticidas y se acaba con esa industria tan lucrativa. Trump pretende liberalizar el control del gobierno sobre la industria agrícola y que cada productor elija lo que le interese. El bloqueo de Trump a los transgénicos responde a los intereses de los pesticidas. Al final parece que permitirá semitransgénicos importados de Inglaterra y pesticidas en Usa.

glp_electiongraphic_new

Theresa May describió a Israel como “un país extraordinario … una democracia próspera, un faro de tolerancia, un motor de la empresa y un ejemplo para el resto del mundo.”

“El antisemitismo, un gran negocio. Theresa May destina 13,4 millones de libras anuales a la seguridad privada de los judíos en Inglaterra en guardaespaldas, colegios, guarderías y oficinas. Exención de impuestos a los judíos desviados a través de la Cultura, el Turismo y las sinagogas, CST y CCT”.

Theresa May ha hecho de Inglaterra un lugar de especial interés para la migración desde Israel de especialistas ingenieros, informáticos y agentes de inteligencia con la exención de impuestos, ayudas y seguridad.

Parece que Theresa May ha creado una colonia de inteligencia de Israel en Inglaterra. El espionaje de Israel en Inglaterra está sustentado por Theresa May de acuerdo con Netanyahu.

 

O sea, que Theresa May prepara una aún más importante inmigración a Inglaterra.

Esto da una interpretación de los hechos:  May va a aumentar la producción agrícola de GMO en la propia Inglaterra desde Israel y para ello necesita el personal inmigrante y los técnicos y personal de inteligencia para proteger estos cultivos (semillas, personal, cámaras de vigilancia pues habrá oposición de los agricultores ingleses con sus cultivos tradicionales y van a hacer estas extensiones productivas sin contar con ellos que lógicamente los rechazan). La agricultura en Inglaterra representa en la actualidad solo el 1% de su PIB pero esperan convertirlo en la principal industria. La necesidad del Brexit era evidente para bloquear los productos europeos, especialmente los que llaman españoles que son en realidad de Marruecos y Ucrania. La agricultura en Inglaterra lleva décadas siendo un sector protegido, por la merma productiva de las cuotas de producción de la UE que con el Brexit liberarán para convertir su industria agrícola en una industria de GMO para Inglaterra y semi GMO para los EEUU.

“La agricultura Reino Unido ofrece un retorno de 7,40 libras a la economía por cada libra que invierte, según un nuevo informe encargado por la NFU en Inglaterra y Gales”.

Postdata 12 marzo 2017:  transgénicos de marruecos y ucrania para el libre comercio.

 

 

 

From → Uncategorized

One Comment
  1. Julian Sorel permalink

    Lo mejor que podria pasarle a Europa, es que todos los judios se vayan a Inglaterra o a su pais que tambien se lo dieron los ingleses.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: