Skip to content

“Hay cinco tipos de periodismo”.

30 de marzo de 2017

periodista4my

Eso del tener que comer, de tener que mantener a la familia no es una justificación para medrar sin honor y eludir y obstaculizar la investigación, y exposición lo más fielmente posible a la realidad. Vivimos en una época en que muchísimos periodistas, muchos abogados, algunos jueces y algunos policías, solo buscan el vivir bien y el dinero, con la discriminación de la ética profesional, los códigos deontológicos y sobre todo el eludir, esquivar, perturbar, y evitar, la obligación a la que se deben pero incumplen.

La libertad de expresión no existe, solo hay libertad de presión.

Vivimos en una pseudodemocracia, en dónde sería más honesto declarar el fin del periodismo, por el redactor fáctico corporativo acoplado al poder y el fin de la Soberanía de los Estados. Todo parte de la misma piña del fin de la política independiente y la justicia independiente.

Miles en el mundo dedicados al silencio, a la mentira y a la desinformación.

Se pueden admitir errores, trabajos a medias o falta de fuentes suficientes para darle un brillo a las informaciones, pero no, estamos en la desinformación y el silencio permanente y en lo políticamente correcto (que no es otra cosa que la omisión, la mentira y la deformación).

Hay cinco tipos de periodismo:

1. El sobrero de aires ultraprofesionales, que recibe sobres de las oficinas de desinformación de los servicios de inteligencia, además de su nómina en el medio en que trabaje. Cia paga desde organismos públicos y privados que dirigen, Operation Mockingbird integrada en el Proyecto Camelot . MI5 controlan y pagan desde el GCHQ Government Communication Headquarters, better known as GCHQ, es uno de los lugares más secretos en sus actividades en Inglaterra en Cheltenham. El ESTADO PROFUNDO que maneja los medios, el periodismo, la justicia, la política, y parte de la policía, con 6.100 personas hacinadas en Cheltemham que reparten las instrucciones no solo a Inglaterra sino al resto de Europa.

Ahora estamos ya en la transnacionalización globalista de la información. Antes era un cosa nacional local, pero desde que la Constitución y la soberanía han sido tirados por las letrinas, ahora pasa al Instituto Poynter y la GCHQ el control mundial de la información. El “fact cheking” implica a 64 organizaciones de todo el mundo para estropear el sentido del lector y del espectador de noticias del telediarreo. Pierre Omidyart y su equipo de la Open Society de Soros, se encarga personalmente de la inspección. Pierre Omidyar además controla y organiza la calle y las manifestaciones (Paris, Berlín, Madrid 11-M, y Washington), y se encarga de los pagos a los organizadores.

2. El nominero no sobreasaliente que hace de secretario del redactor. El redactor inspecciona cada uno de los trabajos a editar; al principio se le da margen para la corrección, pero si al poco tiempo NO CAPTA, la línea de no involucrarse y el tono políticamente correcto se le da unos cuantos toques antes de ir al paro. Este solo cobra su nómina, no cobra sobres, aún le falta saberse codear con los ultraprofesionales, dorarles la píldora y caer muy bien al Jefe. Pero sobre todo dar de sí mismo y que se le vea lateralidad, sin resquicio de duda de lo que se espera de él.

3. El politizado. Esta categoría es de las más mórbidas, da casi igual lo que escriba porque está afililiado a “algo” que ni él o ella sabe bien lo que es, pero está en nómina y él sabe lo que se espera de él, y ellos saben la carroña que le tienen que echar para que funcione de la manera esperada. Es un periodismo de años, de probada militancia esté convencido o no, pero que se ha dedicado a meter mucho ruido, en la calle, en manifestaciones, en mitines, en convocatorias, y en la poca tipografía que se estira porque las luces no le dan para más y tampoco se quiere ni se espera que brille, basta conque tire de ideario aunque esté lleno de contradicciones incongruentes, que muchísimas veces lo improvisan en el mismo día consultando eso sí, para no caer en la personalización y seguir en el grupo gregario.

4. El becario. Se le enseña a dar vueltas, a complacer, a dejarlo que solito vaya comprendiendo como funciona, casi como un reflejo condicionado de Paulov que al final ni lo parezca. Parecerá que es su propia personalidad la caricaturización de su ser. Si se pliega y mimetiza con el silencio y la desinformación o poca información estreñida, se le dejará tirar adelante con mucha inspección, y si no, si te he visto no me acuerdo.

5. El intrépido, valiente y arriesgado. Poquísima gente como Udo Ulfkotte antiguo redactor jefe del Frankfurter Allgemeine Zeitung, que fue asesinado adecuadamente por la Cia.  Ned Colt, David Carr y Bob Simon del New York Times, CBS, y Premio Emmy, que investigaban el 11-S. Y luego muertes “por enfermedad” como la de Fernando Múgica con una investigación concluída publicada sobre el 11-M. “Los agujeros negros del 11-M”. Y lo que se quedó en el tintero. Mención muy especial a los periodistas de México que viven en una situación permanente de amenazas.

rt_ulfkotte

Udo Ulfkotte

los-reporteros-muertos

 Ned Colt, David Carr y Bob Simon.

From → Uncategorized

3 comentarios
  1. Sobre los engaños permalink

    Caundo alguien nos quiere engañar lo mas importante para el embustero es tener credibilidad

    POr eso nos han colocado el cuento del periodista sin miedo que investiga y denuncia Pero es un cuento chino enel periodismo como en el rsesto delas cosas Quien paga manda

    Hay otro engaño analogo Aunque creo que s todavia mayro el nuero de engaados Vds han oido hablr del pereminobel de economia?¿si?¿De veras? Bueno pue smalas noticias NO existe Nobel no intituyo ningun premio a al Economia ¿Porque? Por algo obvio la economia no es una ciencia

    Esoq eu nos cuentan que es el “Premio nobel de economia es un premio que han finaciado los banqueros ¿para que? Para cometrnos el tarro y hacernso creer que le Economia es una Ciencia

    La Academia Sueca se suma al engaño dando el premio al mismo tiempo que los verdaderos Nobel

    La llamada economia no es mas que un conjunto de reglas para saquearnos mejor

    El presunto fundador del Capìtalismo, Adam Smith era un funcionario de la Compañia de las Indias Orientales al que le ordenaron escribir una “teoria” que justificase sus practicas saqueadoras, llamadas “comerciales”

    Todo lo que escribio estaba inventado desde los Caratagineses que hacian lo mismito robar, saquear engañar… “comerciar”

    No era por casualidad que Hermes fuera el dios cojo del comercio y de los ladrones Entonces lo hacian a las claras, no disimulaban

Trackbacks & Pingbacks

  1. “Hay cinco tipos de periodismo”. | noseasjabali

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: