Skip to content

“El sentimiento de culpa inculcado para nuestro control, es un sentimiento profundo del que la sociedad debe liberarse”.

9 de junio de 2017

GUILTY-AS-CHARGED

Iglesia y sionismo han aprovechado el cauce más importante para el control de las conciencias: EL SENTIMIENTO DE CULPA.

La gente piensa que puede controlar estas emociones impresas por el stablishment financiero ideológico a través de discursos diarios en los medios y en la fe, pero no es así. En sutiles y simples respuestas desmenuzándolas se pueden encontrar todos esos sellos aprendidos y adquiridos a lo largo de toda una vida de recepción de patrones diseñados.

Durante años las bulas, la limosna, y las herencias entregadas por sentimiento de culpa, fueron el sistema financiero de la Iglesia y con sentimientos de culpa y mala conciencia lograron que nunca hubiera una liberación de conciencia que siempre sostiene al poder.

Desde la segunda guerra mundial y las manifestaciones de los campos de trabajo han logrado que todo alemán de generaciones de hasta los 60 se sintiera culpable. Poco importan guerras o frentes y bajas y muertes más tremendas, solo han producido libros y películas sobre ese capítulo. Las distribuidoras y principales editoriales son de ellos o participadas por ellos y Hollywood es de ellos. 75 películas sobre la guerra española hechas por la izquierda y una por Hollywood.

Desde los 80 han vuelto a la carga, y esta vez ya no solo quieren extender el sentimiento de culpa a los alemanes sino a toda la raza blanca. Esa culpabilidad permite ahora al sionismo abrirse las puertas del control de las leyes, de los políticos y decisiones políticas, de los ejércitos, y lo más importante para ellos el control de las finanzas mundiales y la pseudocultura sionista, la debilidad o inexistencia de la opinión pública diversa toda homogeneizada desde el adoctrinamiento de sus medios, y por fín la eugenesia mundial que llevan a cabo con el rociado diario de chemtrails venenosos, ondas VLF Haarp, vacunas y medicamentos que no curan del todo.

Siempre han estado ahí estos semitas cananeos babilonios, organizaron el catolicismo para secuestrar el mensaje de Jesús, y ahora lo hacen con la culpa, los medios de comunicación, literatura y cine, y los chemtrails.

Decía Concepción Arenal: “Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie”. Sin embargo no es cierto, quizás sea cierto que a nadie en concreto se le pidan responsabilidades, pero sí se pide un nivel de respuesta a las acusaciones generales que provoca una incapacidad de respuesta, y ante la incapacidad se genera la aceptación e incluso la complicidad con los acusadores. es un “síndrome de estocolmo” que convive con el acusador, y al única forma de convivencia posible es dejándoles hacer todo lo que quieran con nuestras vidas y nuestra sociedad hasta el control absoluto.

El infantilismo para neutralizar toda respuesta adulta.

 

 

 

 

From → Uncategorized

One Comment
  1. María permalink

    La culpa sirve para diferencial el bien del mal.
    Quienes no lo diferencian son las élites sicópatas genocidas que gobiernan el mundo en la sombra.

    Concepción Arenal, al decir que “Cuando la culpa es de todos, la culpa no es de nadie” exigía identificar a los culpables; exigía responsabilidades a los gobernantes.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: