Skip to content

“Okupas en Zorroza: el negocio del oportunismo en la abogacía y la utilización del escándalo en los medios de comunicación para alterar las resoluciones judiciales”.

27 de junio de 2017

4e28f692_z.jpgn

zorroza-incendio-k0TG-U30868392101laD-575x323@El Correo

la-casa_20865_1

Indignación a la carta y de diseño -diseñada por un abogado mediático-, en un edificio declarado en ruina y es más, apuntalado por el Ayuntamiento hace años, con uan cédula de habitabilidad rescindida.

Estado de la vivienda quemada en Zorroza, Bilbao: “El abogado de las familias de los cinco fallecidos considera que al Consistorio es responsable de lo ocurrido”.  “Su abogado Marcos García Montes entiende que no hay duda respecto a la responsabilidad del Consistorio”.

bonfire_of_the_vanities_t

t-tom-wolfe-radical-chic-me-decade-right-stuff-michael-lewis-the-white-stuff

Tom Wolf, autor de “La Hoguera de las Vanidades”. El guión de la novela concluye con un juez (en la película Morgan Freeman magníficamente intepretado), rogando DECENCIA  a todas las partes (Demandantes, acusados y Ayuntamiento).

Cuando el precio de la fama y el dinero superan al de la verdadera búsqueda de la justicia.

16948016--478x270

IMG-20160923-WA0004-krNE-U211454105315xDH-575x323@Leonoticias

1498234138_292684_1498234923_noticia_normal

bomberos_6046_1

El ilustrísimo, famosísimo, mediatísimo, e indignadísimo, justiciero social mientras haya millones de euros detrás o mucha proyección mediática que viene a ser lo mismo, abogado Marcos García Montes. No tengo nada en contra de ese Señor, al contrario me genera simpatía; pero no sé si es consciente de que la vanidad puede generar una jurisprudencia sin precedentes en dar derechos a una gente que por desgracia ha perdido a su familia. Pero puede dar paso a un otorgamiento de derechos de estos sobre otras familias y personas en situaciones similares. La justicia social no consiste en rasgarse las vestiduras de la indignación y en ir contra un ayuntamiento que lo único que hará forzado y por presión mediática es saltarse la lista de espera de otras personas que formalmente han dado curso a sus necesidades, sino en ir contra la un gobierno dedicado a rescatar la banca en lugar de a los ciudadanos.

Si no sirve para nada el esfuerzo y el trabajo constante y organizado durante toda una vida ¿tirémonos todos al chabolismo y la okupación?, y que vengan abogados a defender esta “nueva preferencia” sobre el esfuerzo y la cultura social europea; que ciertos poderes en al sombra quieren alterar como parte del plan Kalergi.

Por si faltaba poco, a la preferencia de ayudas para refugiados sobre los españoles en condiciones adversas, se suma gente con un sentido equivocado de la ayuda que se ponen únicamente de los planes de George Soros para generar un trastoque en la justicia que invierta el orden de ayudas a gente inmigrante o colectivos más desfavorecidos sin un historial dentro de una forma de vida del esfuerzo integrado sobre los derechos tradicionales de la gente desfavorecida.

¿A quién le importa la justicia cuando se llama dinero y fama?.

Nada queda más mediático que sacar casos marginales de situaciones extremas en los medios para sacar dinero a instituciones oficiales cuyo destino son bolsillos particulares, que no los de los afectados.

La película “La hoguera de las vanidades” reflejaba bien este perfil de afectados que si bien albergan gran dolor, también se dejan llevar por la codicia de abogados sedientos de fama y “tomas mediáticas audiovisuales”, que esperan mediante el escándalo el gran negocio, en este caso haciendo responsable y demandando al Ayuntamiento.

La falta de escrúpulos muchas veces de estos personajes que se envuelven a sí mismos en una estela de falsa indignación en busca de un gran negocio de presión mediática por la sensibilidad facilona del público televidente, o la vergüenza de las instituciones en hablar con palabras reales y no para escabullirse, que serán capaces de realojar en pisos nuevos y darles una pensión vitalicia a toda la familia con tal de salir de un ataque mediático.

El perfil de estos asentamientos que se asemeja a otros perfiles de asentamientos ILEGALES:

  1. Es indudable que tienen que vivir en alguna parte, pero no se puede pretender ventajas y derechos dónde otros no los tienen tampoco por asentados que estén.
  2. Okupan, casas, solares y terrenos abandonados y como en este caso una casa catalogada de ruina por el Ayuntamiento. Las razones de estos edificios abandonados suelen ser falta de recursos para acometer su reforma (ventajas sociales de las que no disfrutaron aquellos inquilinos pero de las que quieren disfrutar estos ocupantes), y en muchos casos suelen ser la ausencia de herencia, con lo cual hay un periodo legal largo para que estas propiedades puedan pasar al Estado si no aparecieran herederos.
  3. Al hilo de esta situación hay bufetes de abogados integrados con la banca -y no me refiero al caso concreto de García Montes-, muy interesados en que se produzcan este tipo de desgracias para acelerar en la normativa y la ley, la celeridad del paso de propiedades en lugares urbanos estratégicos a pujadores a su vez conchabados con los abogados.
  4. Se enganchan a la red de luz con lo cual jamás pagan. La compañía lo sabe perfectamente al controlar los altibajos de tensión por tramos en un mundo de contadores wiffi en dónde saben perfectamente quién ha consumido qué. Pero el buenismo instalado se basa en facilitar el éxito del Plan Kalergi y no de integración que es diferente.
  5. La misma pobreza lleva al uso de aparatos eléctricos o de gas en mal estado con consecuencias como incendios, y asfixias, que por desgracia afectan a las personas que allí viven.
  6. El que okupa sabe que se encontrará sin agua, sin salida de aguas residuales y con pozos que seguramente han embozado pasando los residuos al acuífero contaminando el agua.
  7. El resultado del éxito de una sentencia judicial en este sentido sentaría una peligrosa jurisprudencia que otorgaría derechos de concesiones de propiedades (adelantarse en listas de solicitudes de viviendas de protección oficial), y ayudas sobre los que no gozan de ellas y que tampoco tienen nada y en paro. O tienen y están a punto de ser desahuciados.
  8. Interesante y buen artículo de José Ramón Blázquez que va en similar dirección.

Un venezolano afincado en España explica en YouTube cómo venir y vivir de paguitas.

 

 

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: