Skip to content

“Bancos centrales de todo el mundo intentan contener la desaceleración de China que sería el final de las monedas fiduciarias en la llamada cuarta revolución industrial en medio del colapso”.

8 de septiembre de 2017

tsunami-new-york

El colapso financiero global a la espera.

Varios años calculándolo y esperándolo. Y más tiempo pasa más se define por la desaceleración económica del crecimiento.

La élite banquera mundial por un lado ha tratado de evitarla mientras al final del recorrido ya tratan al contrario de derribarla.

China y su deuda será la presentación que excusará la caída del dólar, en realidad es la Reserva Federal que maneja ambos bancos centrales, y se ha permitido a China emisiones de renmimbis de las que se han beneficiado países de Europa, Africa, Sudamérica, y EEUU.

El sistema de fragmentación de fondos comenzó en Inglaterra en el XVIII y lo copió el banco privado central norteamericano, y ahora hacen los mismo en China.

Es la razón por la que Inglaterra no ha devuelto los 3 billones de renmimbis al Banco de Inglaterra en el plazo vencido.

China ha cambiado hasta la posición respecto a Corea del Norte alineándose con los EEUU. Porque todos tratan mediante la guerra, de ocultar el funcionamiento del sistema financiero quebrado que vive de fraccionamientos, amplicaciones de capital y venta de Deuda.

“Alemania retira a toda prisa su oro de EEUU y Francia”.

Es la segunda retirada de las bodegas de otros bancos centrales que Alemania realiza en cinco años, y el mayor síntoma de que el tsunami del colapso está aún más cerca, y que será para sorpresa de todos menos para la élite que ya se ha organizado.

Cualquier altercado en Europa o EEUU de mucho peso, será el detonante y la salida del comienzo. Las falsas banderas han contribuido a ellos son métodos de desestabilización, de organizar los ejército privatizados mediante la sumisión al consejo de los mercado financieros.

Puede ser Corea, puede ser Siria, puede ser el Mediterráneo, puede ser el Báltico y las frontera rusa, asediada, puede ser Venezuela, puede ser Cataluña o España, puede ser EEUU, o cualquer país dónde pase un terremoto o tsunami de proporciones altamente devastadoras para que se active la caída de las monedas.

Háganse a la idea de una catedral de bóveda de piedra que permanentemente ha estado siendo reparada y sus piezas recambiadas, para al final tomar la decisión de dinamitar las piedras angulares fundamentales.

El sistema de derribo ha sido la misma hiperproducción china de acero que en realidad no ha sido chino sino de Glencore Xstrata de Rothschild inundando los mercados de acero de mala calidad sin templado de calidad, de sobre emisión de moneda electrónica fiduciaria (dólares, euros y libras esterlinas), ampliaciones de capital sin garantía corporativa y cargada a la deuda pública, y un endeudamiento progresivo y sin parar de la deuda de los estados (con el mantenimiento de millones de puestos y cargos inútiles y sobrepasados que cobran magnitudes de cifras hundiendo varias generaciones por detrás de las nuestras).

Los Rothschild han activado un grupo secreto dentro de la Cia y el MI6 dedicado a derrocar la economía mundial y ahora ha llegado el momento. El grupo se llama THE CIRCLE.

“Operaciones financieras secretas con fines políticos”
“Campañas internacionales destinadas a desacreditar a personalidades o eventos hostiles”
“Creación de un servicio de inteligencia (privado) especializado en un punto de vista selectivo”
“Establecimiento de oficinas bajo una cubierta adecuada cada una dirigida por un coordinador de la oficina central. Los planes actuales cubren Londres, Washington, París, Munich y Madrid “.

“Trump reestablece el programa para convertir a la policía en el ejército permanente Nuestros antepasados ​​nos advirtieron sobre ello”.

Es la parte militar que necesitan para contener el colapso.

Si bien comenzará con el dólar, enseguida se contagiará al euro y a la libra.

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: