Saltar al contenido

«El nuevo gobierno del PP. El 21-D ha ratificado la legalidad de los ilegales, descafeinando el art. 155 para lo que fue creado».

25 de diciembre de 2017

la-reina-acude-a-una-reunion-sobre-el-tratamiento-informativo-de-la-discapacidad

La cercanía de Cristina Cifuentes y al reina, predice un gobierno de centro, con una gobernanza de izquierda por la que apuesta la reina.

20171221-636494505193537726_20171221105751-k59B-U4337971352947UB-992x558@LaVanguardia-Web

«La reina Letizia arriesga con una de las tendencias del año«.

Parecía que no llegaba la dimisión de Rajoy, algo que se metía en una quiniela pero que quedaba lejos viendo la protección que disfruta del complejo del Ibex 35 corporativo, y justamente del ideal para dejar que toda la deriva independentista fuera sucediendo hasta llegar, y esta vez ya legitimado por las urnas catalanas, a los mismos reconocibles. Era lo previsto y ha sido el resultado.

Bastaba con ilegalizar con el art. 155 a los partidos separatistas, que justamente es una de las herramientas del artículo, que ustedes pueden imaginar por qué el gobierno teledirigido no ha querido aplicar en toda su extensión.

Al final han sido esas mismas urnas que organizado el gobierno las que han acabado con ellos. Ese también era el plan corporativo para cambiar de piel como las culebras.

La dimisión de Xavier García Albiol del PP catalán, y la huída de Jorge Moragas a la ONU, anuncian la dimisión y el cambio. Ni midiendo apoyos servirá para el tsunami.

Está por ver si será versión dedazo interno (lo más probable), o convocatoria de elecciones que no se pueden permitir si quieren sobrevivir.

Podemos prepara su tercer anuncio de moción de censura en el Congreso al gobierno. La razón va a ser otra vez, esa de que no se facilita el diálogo.

Una deriva anti constitucionalista y separatista no cabe en el diálogo, sencillamente es ilegal. Por eso el gobierno del Ibex ha convocado las elecciones catalanas del 21-D. Han ratificado la legalidad de los ilegales.

En el dedazo vamos a ver lo más alucinante de todo, la vuelta de figuras vinculadas a FAES y Aznar. El por qué se debe al nexo israelí de la presidencia de Amigos de Israel de Aznar. Algo que equipará a la misma herramienta que tiene Ciudadanos a través de Juan Carlos Girauta.

Han cortado bajo los pies, toda independencia de cualquier partido que no esté asociado a las decisiones sionistas, especialmente en partidos que se pudieran llamar de derechas, que ya no lo son. «Vox made in Israel».

Figuras que se perfilan para la sucesión:

A pesar de ser Pablo Casado un actual enfado de Jose María Aznar, se perfila como similitud generacional con Albert Ribera para competir en imagen.

Soraya Sáenz de Santamaría, que parecía candidata hace dos años, pierde puntos. Un matrimonio frágil sería un nuevo suicidio de imagen de gobierno, como si no hubieran bastado las sorpresas de Rajoy. Su enfrentamiento interno del CNI, incluso en la dirección deja una estela pro americana y proisraelí difíciles de solucionar.

Maria Dolores de Cospedal ha perdido la ocasión del baile. Las visitas al ejército movilizado a Cataluña, fueron únicamente un escenario de teatro para calmar los ánimos de los españoles, pero la verdad es que estaba decidida la legitimación de los independentistas en unas urnas esta vez españolas, y no de plásticos chinos.

Cristina Cifuentes, goza de tanto prestigio como Pablo Casado, y cuenta con la impronta llegada de 2000 empresas catalanas que han llegado a Madrid con la crisis catalana. Además controla con Ciudadanos la comisión de lobbies que han creado para como nuevo regulador de la AIPAC norteamericana. «Proyecto de Ley de Transparencia y Participación Ciudadana por el que se creará un registro de lobbies». Justamente una herramienta para la opacidad del poder y la corporaciones, y su clásico dedazo de reparto de influencias y negocios. Pero basta con enunciar lo de la Unidad de España en un acto interno del PP, para preparar el terreno de más de lo mismo. La política española actual des toda de manual básica de los boy scouts. Una agenda sionista elemental básica.  «Cristina Cifuentes: «La opinión de Aznar no es la de la mayoría de afiliados y dirigentes del PP» «.

Van a tirar por aquí, el PP seguirá sin querer convocar elecciones, solo hablarán de negociar para gobernar. El gobierno de la Comunidad de Madrid ya está acostumbrado al cambio por dedazo, desde Esperanza Aguirre e Ignacio González, y otras figuras como Lucía Figar. En realidad eso, figuras con una mesa de poder entre bambalinas como el resto de los partidos que deciden.

¿Qué hacemos con Aznar?, ¿será él mismo que vuelve?. En cualquier partido español, todo es posible hasta lo imposible. ¿Acaso no ha vuelto Felipe González a dirigir el Psoe?.

c-s-se-centra-en-madrid-y-relanza-la-marca-aguado-en-el-peor-momento-para-cifuentes

El nuevo tandem de gobierno.

57acddc67706f

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: