Saltar al contenido

“La colección de esporas del espacio para su cultivo sintético, y el satélite ovni Black Knight no han sido destruidos; están en alguna base desarrollando un Proyecto Manhattan”.

24 de enero de 2018

47D8C15100000578-5243531-image-a-

Estación Espacial Internacional.

Captura-de-pantalla-2016-04-13-a-las-20.30.18-580x322

Estación espacial de Bigelow con dos módulos B 330 y dos naves Dragon V2 a las que le falta el módulo trasero (Bigelow). Un estilo de nave como las que han debido de utilizar para el secuestro del Black Knight.

Fuente fotos danielmarin.naukas.com

23wsw-580x274

Un B 330 con una nave CST-100 acoplada (Boeing).

d3ddd-580x333

Se aprecian las dimensiones que permiten el habitáculo y operatividad para el manipulado del Black Knight.

Nos lo han puesto en bandeja. Si Black Knight fuera un satélite  humano no tendrían problema en acercarse, captarlo y mostrar fotografías de su construcción y lanzamiento. Black Knight lleva ahí 14.000 años orbitando alrededor de la tierra. A lo mejor es sencillamente de una civilización anterior a la humana o humanoide.

The-Black-Knight-Satellite-1

Esta fotografía demuestra dos cosas: el tamaño comparativo del Black Knight, y que cabe en la bodega del X37 B, similar al Endeavor desde dónde se hizo la foto con un robot que estuvo en la parte trasera que había salido a su vez de la bodega.

Hemos sido precipitados dejándonos llevar por la propaganda de la NASA y el Pentágono respecto a la destrucción del satélite alienígena Black Knight que han filtrado.

Ningún organismo militar destruiría un satélite desconocido o conocido si pudiera recuperarlo como ya pueden con los brazos robots de las naves espaciales. O sea que lo tienen, lo han robado del espacio y están obteniendo nueva tecnología y esporas para la guerra bacteriológica a nivel Proyecto Manhattan.

La mayor prueba de que Black Knigth no es humano es sencillamente que no existe una sola fotografía nítida del satélite. Si fuera humano habría fotografías, planos, fotos del esqueleto, y por supuesto, habrían hecho una propaganda masiva de su lanzamiento como hacen con cualquier satélite aunque sea de televisión y radio, fotográfico, o telescópico.

Este es uno de los clásicos artículos que desacreditan que Black Knight sea OVNI.

Después de dos años de misión del X37 B desde el 2015 y que ha regresado en 2017 con el Black Knight secuestrado en el espacio y almacenado en una base militar con las esporas que han viajado miles de años en su casco.

La exponencial mejora de la robótica ha supuesto el avance de la capacidad de maniobra en el espacio exterior. Los nuevos cohetes cuentan con brazos robots inteligentes capaces de maniobrar con eficacia en la ausencia de gravedad.

La dormancia o supervivencia de largo tiempo de las esporas en condiciones adversas es lo que suponen las esporas que han tenido que encontrar en el satélite alienígena Black Knight.

anthrax_spores

Esporas de antrax de 2 nanómetros guardadas por el Pentágono.

.

LAS ESPORAS DEL BLACK KNIGHT:

El satélite no solo cuenta con la tecnología, sino con un manto de esporas que suponen un arma biológica.

Las bacterias, virus y esporas como armas precisan de su  antídoto que permite salvar a los elegidos con las vacunas procedentes del desarrollo del antídoto. En alguna base militar norteamericana bien sea Area 51, Los Alamos, Fort Knox y otras bases secretas están copiando un remake desarrollando la nueva bomba nuclear que se desarrolló en Los Alamos con el Proyecto Manhattan esta vez en versión esporas.

El hombre hoy por hoy no cuenta con la nanotecnología para crear virus, pero si para modificarlos con la evolución de cepas y cultivarlos como ya se hizo con la penicilina que hoy en día ya es sintética, por eso nada mejor que importarlos del espacio para convertirlos en armas biológicas que ha debido de traer la nave X37 B. Evidentemente son esporas muy resistentes pero mortales al oxígeno por un lado, pero que llevan miles de años evolucionando con los rayos ultravioletas del sol a los que son resistentes y que atraviesan el espacio, pero que merman con la protección atmosférica. Con lo cual estamos hablando de esporas que se pueden eliminar con el contacto con el aire inexistente en el espacio, pero que pueden vivir en un medio de exposición de abundante luz ultravioleta.

No es una contradicción, una enfermedad del espacio valdría para luchar contra alienígenas con esporas, virus y hongos sintetizados. Y por supuesto contra los humanos carentes de defensas contra una colección de esporas desconocidas.

“Los hongos son obras maestras de la ingeniería natural”, dijo Money, “y recién estamos empezando a comprender cómo funcionan”. La biomecánica de los hongos.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: