Saltar al contenido

«La presión fiscal por el Impuesto de Transmisión Patrimonial socialista de la Comunidad Valenciana favorece a las grandes fortunas y rentas bajas, obligando a herencias por encima de 100.000 euros a ser renunciadas, acabando con la clase media».

24 de marzo de 2018

registro_propiedad_coste_banco_mundial

«El coste de vender una propiedad en España duplica al promedio de Europa y la OCDE».

«Aumentan las renuncias a herencias tras la subida de Sucesiones en la Comunidad Valenciana«.

Los nuevos impuestos socialistas sobre la transmisión patrimonial aumentan la polarización de la riqueza y hacen más ricos a los más ricos, y pobres a los que tenían algo de sus padres. Casi 4.000 valencianos han tenido que renunciar a su herencia legítima.

El partido socialista de la Generalitat Valenciana ha aumentado el gravámen de impuestos al retirar la bonificación del 75% al 50% a partir de los 100.000 euros.

«Hasta 2017, un joven que heredase de sus padres 800.000 euros –sumando el patrimonio y la riqueza monetaria– pagaba 31.596 euros, pero con el cambio de la norma ahora pagaría 82.024 euros».

El secreto de la protección de los más ricos está en que estos están acogidos a sociedades SICAV que están exentas de transmisiones patrimoniales. Y si además cualquier ciudadano paga en Iva entre el 7% y el 19 y 21%, las Sicavs solo pagan el 1%, y no se les practica siquiera la retención de IRPF si están dadas de alta su radicación fiscal en otros países como es el caso de muchas que utilizan la Sicav para la declaración de Iva, y el traslado de capitales para el IRPF.

El mayor defraudador del Estado es el propio gobierno que ayuda a las Sicav a no pagar y se lo quita en forma casi, de impuesto revolucionario a los que seguramente tienen algo por el esfuerzo de sus padres que ahora no pueden heredar sino renunciar a una herencia.

Moraleja: Si atacas el capital de la clase media fomentas la especulación financiera e inmobiliaria, pues sostienes la economía no productiva y solo recaudadora, que a su vez es para mantener un aparato improductivo de buen vivir, y por supuesto los gastos del mantenimiento de las ayudas a la inmigración que son las políticas actuales de todos los partidos.

POSTDATA 25 ABRIL 2018:

El coste de la emigración extranjera: lo que no se quiere decir (ni oír).

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: