Saltar al contenido.

“El gobierno portugués obligó en 2016 a los padres de colegios privados a pagar la educación de los inmigrantes subiendo las facturas. En julio Pedro Sánchez podría presentar la misma medida. Miles de profesores de los colegios privados podrían ser despedidos al final de este curso escolar a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo”.

16 de junio de 2018

descarga

António Costa, primer ministro de Portugal, antes alcalde de Lisboa.

El ministro de Educación de Portugal: «Apostamos por un solo modelo educativo, público y de calidad». (29 enero 2018). Y multiculturalista.

maxresdefault

Pedro Sánchez prepara como António Costa en 2016, que los padres de alumnos de colegios privados y la iglesia con su patrimonio de centros (colegios), financien la educación de niños inmigrantes, dejando fuera de listas a niños españoles que antes sí optaban por estudiar en colegios concertados. Miles de profesores serán despedidos antes de comenzar septiembre como efecto de lo imposible de mantener. Han convertido los colegios privados concertados en colegios de presencia mayoritariamente inmigrante.

La izquierda ha pasado de socializar la educación, al atraco de los bolsillos privados de los padres españoles y portugueses para financiar a los niños inmigrantes o hijos de inmigrantes multiculturalistas del plan Kalergi. Ahora europeos con dni por haber parido en Europa desde la patera o en la Sanidad subvencionada. Luego se gastan 300.000 euros en un monumento a la inmigración como en Madrid. 

“Sánchez devolverá el derecho a la sanidad a los sin papeles.
El Gobierno dictará un decreto dentro de seis semanas tras un procedimiento dialogado con las autonomías y los agentes sociales”.

Mientras, atracan a los padres, con el dinero público español financian las que serán las futuras embajadas de Israel (Cataluña), en el extranjero. O dando un salario a los presos que ha aumentado un 46%.

El 3 de mayo 2018 avancé una situación que se viene dando en toda España presentando el modelo catalán que es aún más exagerado. Se trata de presionar y obligar a los centros privados de enseñanza a acoger más inmigración por mucho menos dinero por encima de alumnos españoles si quieren recibir ayudas públicas -o lo que es peor-, si no quieren que les cierren los colegios.

“La Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña prima la entrada de inmigrantes en los institutos sobre la de catalanes. Inmigrantes: 90 puntos y todo gratis, menjador, transporte, libros, alquileres y ayudas sin trabajar, Catalanes: 30 puntos y sin ayudas”.

Es lo que ahora se presenta en Portugal. La izquierda globalista internacional, trata de enfocar una falsa realidad, tachando a los centros privados y a la iglesia -que suele regentar la mayoría de estos centros privados desde hace siglos-, de no querer abrir sus aulas arbitrariamente a una segregación de españoles y portugueses por debajo de niños inmigrantes que reciben ayudas para absolutamente todo.

“El Gobierno portugués corta las ayudas a los colegios privados. La Iglesia católica y la derecha arremeten contra la decisión”.

“Portugal recorta la financiación de colegios concertados.
Los padres afectados salen a la calle para protestar por la decisión del Gobierno socialista”.

Los colegios concertados han sido la forma de implantar el multiculturalismo infantil, obligando a coger niños inmigrantes por encima de niños españoles. Inmigrantes que ahora siempre tienen preferencia en la cuota de entrada de alumnos obligada por el estado, más aún cada vez que entra la izquierda en el gobierno.
Se ve que el gobierno portugués ahora quiere seguir metiendo niños inmigrantes en colegios privados pero sin pagar un chavo como colegios concertados a los que les han obligado por ley, y que los centros -es decir los padres-, carguen con los gastos incrementándolo en los bolsillos de los padres que si pagan.
Es por esto que la noticia aparece deformada y sin ampliación de información, pareciendo que colegios e iglesia reclaman algo fuera de lugar, cuando solo reclaman su derecho a no pagar lo que no toca a lo privado sino a lo público, todo un abuso del poder multiculturalista de la izquierda europea tan presente.

15288967602478

protesta_profesores_interinos

Miles de profesores de los colegios privados podrían ser despedidos al final de este curso escolar a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo. Para ello la masonería de gobierno y Supremo han organizado la justificación-resolución de no despedir a profesores interinos laicos, para justificar que ante la falta de presupuesto  público tendrán que recortar en un 60% las ayudas a los colegios concertados privados -en su mayoría religiosos-, con lo cual serán los colegios privados los forzados a despedir teniendo que mantener obligados la cuota de inmigración (y los menos españoles), que no entran evidentemente en la sanción del Supremo de no despido a los profesores públicos.

 

“El Supremo anula los despidos a profesores interinos durante el verano” (13 junio 2018).

“El Supremo estima que es ilegal despedir a los docentes interinos en verano”.

En España va al revés porque primero quieren acabar con los institutos, para dinamitar los colegios privados religiosos aumentando la cuota de alumnos inmigrantes y reduciendo las ayudas.

La idea es que cierren o que sus arcas se sientan tan atacadas que se vean obligados a miles de despidos. Y más teniendo en cuenta que los despidos serán de profesores de perfil religioso y no laico, ya que trabajan en colegios religiosos. Una vez torpedeada la educación religiosa, dirán que lo arreglan subvencionando masivamente a profesores laicistas y LGTB en institutos públicos ahora abandonados.

En realidad se trata de un ataque a la educación cristiana para cerrar los colegios católicos o imponerles una educación laicista. “El contrasentido de que haya escuelas públicas medio vacías por falta de estudiantes y muy cerca en esa misma zona, el Estado tenga que subvencionar a colegios concertados; cada uno recibe al año 80.500 euros por curso, según datos oficiales. El Gobierno ha presupuestado para este año un gasto en este capítulo de 139 millones de euros y espera ahorrarse en el siguiente unos 40 millones de euros” (elpais).

Si analizamos la cifra de 80.500 euros que recibe cada centro concertado, da para poco si se calcula que han de cargar con el salario de profesores, comedores en el caso de inmigrantes pues los españoles muchos comen en casa -pues no disfrutan de la ayuda para comedor-, y ordenadores y libros.

Lo que vamos a ver esta próxima semana probablemente, es la decisión del gobierno de traspasar el 60% de los 80.500 euros de cada centro privado a institutos con los interinos laicos y de perfil LGTB.

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: