Saltar al contenido

Las compañías de telefonía han desarrollado un plan de acoso como sistema de crímen impune para la eugenesia de la Agenda 21.

18 de febrero de 2019

450_1000

Papa-Francisco-ONU-1-G

Screenshot_1

El Papa Francisco es uno de los principales artífices para la eugenesia global a través de la Agenda 21.

El Vaticano es el principal accionista de las compañías telefónicas, de internet y servicios de todo el mundo. Se abrieron paso y copia a través de los Pactos de Letrán entre la Santa Sede con el gobierno italiano en 1929.

La inversión financiera del Vaticano -mejor dicho recepción financiera de los estados a través de sus ciudadanos, desde impuestos condonados a la casilla de donaciones-, supera a la dogmática. El péndulo circular es una definición del ´pez´ que se muerde la cola.

Aproximadamente se reciben dos llamadas diarias de cada una de la diferentes compañías de telefonía, internet y servidores de televisión. La excusa de acuerdos de la competencia, y que no quedan nuevos clientes por hacer (todo el mundo dispone ya de móviles y servicios de internet), sino por robarse; no es una excusa pues los móviles y ordenadores los pagamos aparte, y las antenas, cableado de fibra óptica y satélites no representan un escaso gasto global compartido.

Podría parecer una campaña publicitaria y de ventas masivas basadas en el hurto de clientes entre ellas, si no fuera por la frecuencia, y sobre todo por el hecho del acoso, pues advirtiendo de que no vuelvan a llamar, vuelven a hacerlo una y otra vez sin cesar, cada día y durante años, durante toda la vida. Hasta la publicidad electoral tiene acotado el espacio de tiempo en el tiempo, pero no las compañías privadas de telefonía, y servicios de internet.

«Llamadas constantes, a todas horas, cualquier día, sin ningún tipo de restricción, teleoperadores que venden sin previa petición y datos personales que sobrevuelan las grandes empresas. Esto es el spam telefónico. El tipo de acoso, así lo consideran los ciudadanos cansados, que se ha convertido en la práctica más habitual de las multinacionales de telefonía móvil para captar entre sus redes a los nuevos clientes».

Si al acoso sumamos que existen miles de denuncias, quejas y reclamaciones que los tribunales jamás resuelven definitivamente con sentencias precedente, se evidencia que se trata del plan de eugenesia de la agenda 21 acordado por el propio Papa en Nueva York.

¿Que interés pueden tener gobiernos, judicatura y compañías telefónicas en participar de la eugenesia?. Las pautas para acabar principalmente con la tercera edad y gente con problemas de salud que son los que principalmente están en casa las 24 horas y usan teléfonos fijos. Los móviles tampoco se salvan pues no todo el mundo sabe bloquear esta clase de llamadas.

Una llamada alarma, las siguientes logran un nivel de estrés del que no se puede escapar hasta contribuir a provocar la muerte. Una técnica limpia, sin responsabilidades, el crimen perfecto.

Llama la atención toda la legislación respecto a la prohibición de colgar carteles, prohibir grafitis, colocar post en árboles y farolas, y sin embargo es impune el acoso telefónico y la intromisión en nuestra privacidad, la compra venta de meta datos de toda la información sobre nuestras vidas, y por añadidura el tono violento de los teleoperadores que realizan estas llamadas preseleccionadas por robots.

¿Por qué la presidencia del estado, del gobierno, políticos, y legisladores no reciben estas llamadas?. Primero porque sus teléfonos son gratis (los pagamos todos), pero principalmente porque ellos están exentos del acoso porque son parte de los acosadores y de la firma de la Agenda 21.

¿Alguna vez ha realizado alguna denuncia a una Oficina de protección del consumidor?: No prospera ninguna, sobre todo si van contra corporaciones y compañías de peso. Las únicas que de alguna manera prosperan con alguna llamada son las dirigidas a pequeños negocios y empresas. Es parte del blindaje de las corporaciones, nuestro nuevo gobierno mundial por encima de partidos políticos, y que deciden el rumbo de nuestras vidas.

Usted puede conocer un domicilio fiscal de un pequeño empresario, pero nunca de las grandes compañías y por supuesto las direcciones de los acosadores telefónicos mal llamados vendedores de servicios online. Toda una práctica delictiva amparada por el Estado que ha sido secuestrado por las corporaciones a través de la deuda soberana.

El 4 y 5G y su demostrado efecto cáncer, es una estrategia más de las compañías de telefonía para la eugenesia mundial. La excusa de nuevo es sencilla: saturación de redes aumento del trasvase de datos.

Le telefonía se ha convertido en el mayor negocio sucio que parece limpio, por detrás de farmacéuticas, drogas, y armas.

Los accionistas de telefónicas, aseguradoras, bancos, servicios, son los mismos. Los mismos que apoyan a los partidos políticos y prometen puertas giratorias a los jueces. «Despolitizar la justicia: regular las puertas giratorias, cambiar el CGPJ y nombramientos más transparentes». Es algo que no va a ocurrir; es algo que no interesa más que al público pero no al poder que ha usurpado el poder. Y si hay algún político o juez que de por libre tenga esa iniciativa harán albóndigas con él con algún virus estomacal o un accidente.

Delito, judicatura y corporaciones son una piña en la actualidad. Olvídese de reclamar y quejarse, ya no hay solución contra el estado profundo omnipresente, el estado son ellos. Su estado de indefensión es absoluto, resígnese a los ataque y a morir en sus manos (voces, locuciones, y textos). Usted ya no es nadie, y sus derechos dejaron de existir.

POSTDATA 19 FEBRERO 2019:

 

 

 

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: