Saltar al contenido

El regulador agrícola de EEUU y Warren Buffett acuerdan torpedear las 750.000 toneladas de pulpa de tomate chino y mexicano a 80 euros que proveen a todas las alimentarias norteamericanas y europeas y dar la producción a Marruecos. La caída del 28% el viernes de Kraft en bolsa suponen 3.876 millones de euros en un solo día.

25 de febrero de 2019

sopa-tomate-heinz-425-gr

fc1cf0da-76ac-11e2-8569-00144feabdc0

El auto sacrificio con la inspección amañada no es tal, sino una operación transitoria para justificar el bloqueo de las importaciones de tomate chino que supone la totalidad de comercialización de ketchups, salsas y sopas en el mercado europeo y norteamericano. Únicamente el tomate para ensalada, triturado y en pera enlatados se estaba produciendo en occidente, y está siendo trasladada su producción y distribución paulatinamente a Marruecos.

Asociación Mediterránea del Tomate (Amitom), esgrime la escasa salubridad del tomate chino que sin embargo no cuestionan en Marruecos, dónde sabemos que se produjo la intoxicación de pepinos e-coli, por su riego con aguas fecales mezcladas con otras.

6369_00

Evolución del precio de la tonelada de tomate en USA.

El regulador de los EEUU y Warren Buffett, propietario de Kraft Heinz, la mayor factoría de tomate ketchup llegan a un acuerdo secreto de inspección para tirar en bolsa a su propia compañía y hundir la industria del tomate chino, dentro de la guerra arancelaria y de importaciones y exportaciones.

Este viernes Kraft se hundía un 28% en bolsa, dentro de una respuesta que podía haberse dado desde el mes de octubre 2018 en que se produjo la citación del Regulador Usa. Pero han esperado a la negociación con China para hacerla pública como forma de negociación sobre la mesa.

«Warren Buffett pierde más de 4.000 millones en un día».

En ese sentido no es casual la presencia del Príncipe Harry en Marruecos, como forma de llevarse e imperio británico parte del pastel de la producción de tomate que Marruecos ha obtenido directamente de España renunciando nuestros gobiernos y por las pautas de la UE y Bruselas a otorgar a Marruecos la producción agrícola, la textil, y de parte de la energía que se venía produciendo en España.

10217284-6740027-Mother_to_be_Meghan_37_is_radiant_in_a_sweeping_custom_cream_dre-a-45_1551031968963

Harry y su travelo Megan como muchos otros, con barriga de silicona en el falso e imposible embarazo de un hombre, están ejerciendo de embajadores de Inglaterra por la muerte de la reina Isabel II. Hicieron acto de presencia en el lago Commo para negociar el rescate con la banca italiana, y ahora en Marruecos para negociar el tomate que van a producir y que hasta ahroa producía China.

EEUU, Inglaterra y su esclava UE han estudiado bien el castigo comercial a China, y han decidido que sea en el tomate. Toda la salsa de tomate para ketchups, y de muchas marcas de tomate enlatado viene directamente de China. 750.000 toneladas al año que llegan en super barcos para ser procesados y envasados al gusto y decisión del mercado y de las corporaciones occidentales.  Si la tonelada de tomate este año roza los 80 euros, supondría un mazazo de primer orden a las exportaciones chinas que ya se venía fraguando con la desregulación europea para la producción agrícola de Marruecos que sin embargo sí imponen sin piedad a España e Italia para lograr bloquear nuestra producción y trasladarla a Marruecos, y fue Arias Cañete y Tejerina los primeros en negociar esta merma progresiva en la producción del tomate especialmente canario y de Almería.

Estamos hablando por consiguiente del bloqueo a China de 60 millones de euros anuales. Es decir 68 millones de dólares estadounidenses. Que no significa mucho, pero que es parte de la traslación del resto de la agricultura, que sí es mucho, y sobre todo, carta para la negociación.

Un pupa progresiva para en parte negociar aranceles y en parte para trasladar a Marruecos la producción no solo de tomate sino de toda la agricultura, y así fortalecer lo que será además de Arabia Saudí, la otra sede del Estado Islámico para someter a Europa, como parte del plan Kalergi, y del multiculturalismo para el empobrecimiento de nuestra cultura autóctona y nuestra riqueza.

El tomate mexicano pagará un impuesto del 17,9% en EE. UU. de no renovarse el acuerdo.

 

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: