Saltar al contenido

La libra cae 0,5% después del ´no deal´ (no hay trato), mientras los alimentos subirán en Inglaterra un 10%. Llega el pinchazo de la burbuja inmobiliaria en el Reino Desunido que acabará con el nivel de bienestar durante dos décadas y arrastrará a Europa. El islam se abrirá paso como nunca antes. La policía ya ha declarado que no podrá proteger a la población civil y vende su sede a Dubai.

2 de abril de 2019

11739826-6875015-Theresa_May_pictured_leaving_the_House_of_Commons_last_night_wil-a-3_1554164180548

Inglaterra no quiere pagar su deuda con la UE y la Otan.

Quieren ganar tiempo para acogerse con las leyes europeas a la preservación de sus colonias y la influencia mundial de la Commonwealth.

Quieren ganar tiempo para asentar junto a Israel, una base dentro de Argentina aprovechándose de las leyes comunitarias europeas que siguen amparándoles.

Quieren seguir con su monopolio sobre Gibraltar, mientras la UE no sanciona el paraíso fiscal del juego, la droga y las inmobiliarias dentro de la UE.

Lo único que están dejando de disfrutar es de la estructura irlandesa que ha ido a parar a la banca norteamericana, y que daba la posibilidad del doble juego para estar en el Brexit evitando el pago de cuotas a la UE, pero beneficiándose de la estructura europea de Irlanda.

La bolsa y los precios están protagonizando lo que el Parlamento británico no quiere pronunciarse: Las caídas.

La libra se deprecia respecto al dólar y el euro en un 0,5% que representa mucho en la balanza de pagos.

Y los alimentos subirán un encarecimiento del 10% con lo que aumentará la inflación que dejará la reacción pública en una intención de voto indecisa hacia Europa o no Europa -pero claro-, la vuelta no sería en las mismas condiciones, y la permanencia en la salida llevará a la caída de precios inmobiliarios que provocarán el pinchazo de la burbuja inmobiliaria que se contagiará de inmediato a la UE. Esta próxima pobreza británica fortalecerá el islam y el hinduismo que tanto apoya la corona británica para el fin de la supremacía británica por el poder multicultural y de etnias que acabarán con la raza blanca británica.

scotland-yard-kwSH-U6017383495H-624x385@RC

En junio del año pasado, ya hace casi un año: “La Policía Británica trata de paliar la falta de personal con un programa de entrenamiento acelerado dirigido a jóvenes recién licenciados”.

Es un plan copiado de Francia que ya ha movilizado militares con la excusa de los chalecos amarillos en París, para trabajar con la policía.

Es la militarización de la policía deseada por la francmasonería y el estado profundo.

427828-600-338

20minutos:  “Nombran por primera vez a una mujer para dirigir Scotland Yard”.

Cressida Dick, de 56 años, ha sido nombrada comisaria-jefa de Scotland Yard, la primera mujer en la historia del cuerpo.

“Scotland Yard vende su sede central a un grupo inversor de Abu Dhabi por 466 millones”.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: