Saltar al contenido

George Soros compra la única fábrica de sueros hemoderivados: GRIFOLS. Los países que deseen sueros tendrán obligatoriamente que negociar con Soros.´Sepsis´ un nuevo cuadro de enfermedad que causa más muertes que el cáncer.

23 de mayo de 2019

soros_560x280

«El magnate George Soros entra en Grifols.
El magnate de las finanzas George Soros entra en el capital de la farmacéutica catalana tras invertir 38,3 millones de euros».

Grifols es una de las diez empresas protegidas por la OTAN como de vitalidad estratégica. Una empresa conocida que sin embargo es una gran desconocida, por su presencia secreta en todo el mundo. Situada en docenas de países de todo el mundo dónde investiga y desarrolla diferentes aplicaciones desconocidas. Nadie puede creer que sea una empresa catalana española, la élite no desarrolla un monopolio así de los hemoderivados y sueros si no es para otros planes ocultos.

Los países que deseen sueros tendrán obligatoriamente que negociar con Soros. Estos son los extraños acuerdos que permite la ONU, como moneda de guerra y secuestro de las voluntades de los países. Pero claro, ONU es sionista.

Grifols estuvo participada por capitales de riesgo judíos a su salida a bolsa, y se retiraron a los 5 años en 2014 cuando cotizó en bolsa ocho veces más de su salida a 5 euros aproximadamente.

Extraño es hasta el cierre de hoy con caída del -1,48%.

Screenshot_1

¿No es acaso una inversión de Soros, un motivo de alegría de inversión bursátil?.

Screenshot_2

Evolución de Grifols desde 2010. El precio de salida interna de acciones se cruzó a 5 euros, y arrancó en el parquet a unos 12 euros. Los fondos abandonaron la inversión en el valor en el 2014 por encima de los 40 euros, con lo cual el beneficio que obtuvieron fue del 800%. Salvajadas a las que solo pueden acceder los fondos buitres llamados amablemente fondos de riesgo.

Soros es el director de una orquesta de fondos buitre sionistas británicos, y si aparecen como carroñeros no es para nada una buena noticia, ni financiera, ni en lo que se refiere a la mejor de los medios para la salud.

La familia de hemoderivados de Grifols ni siquiera es pública. El secretismo en ensayos clínicos de las diferentes combinaciones es del todo desconocida y secreta. Como indico más abajo según el Doctor Joan-Ramon Laporte: «Los laboratorios no dan acceso público a los ensayos clínicos. Tampoco se lo dan al sistema de salud. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios aprueba medicamentos sin ver los datos de cada uno de los pacientes que han participado en los ensayos».

Parece que George Soros toma el relevo a Donald Rumsfeld para la eugenesia mundial antes a través del tamiflú y las vacunas, y ahora a través de los sueros.

Es más que probable que una inversión así suponga que Soros espera una epidemia que evidentemente ellos van a propagar. Puede ser sin más la más sutil de las SEPSIS que ya ahora causa más muertes que el cáncer cómo indica el Doctor Eduardo López-Collazo. Una limpia manera de matar (sin virus a la vista), y que causa la paralización del sistema inmunológico sin conocer las causas. De momento atribuíbles únicamente a tres células que se estudian tanto en el cáncer como en la SEPSIS.

Intentado vislumbrar escenarios satánicos de la casta que gobierna el mundo con total impunidad, se puede pensar que van a hacer falta gran cantidad de hemoderivados antes una catástrofe genocida que puede tener múltiples formas: virus nuevos modificados de antiguos, guerras, sueros contaminados con cosas como las vacunas que matan o produzcan un autismo negado ahora, y sencillamente que no curen.

 

SEPSIS:

Sepsis es una nueva enfermedad que causa más muertos que el cáncer. Es una paralización del sistema inmunológico.

Paraliza completamente órganos originando una septicemia de bloqueo de defensas. Síndrome de disfunción multiorgánica por sepsis.

«Sepsis, hasta el año 2015, significaba, de acuerdo con los expertos, una infección con manifestaciones de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS), como fiebre o hipotermia, taquicardia, taquipnea, leucocitosis o leucopenia, entre otras. Desde el año 2017, según los mismos expertos, el término sepsis se define como la disfunción orgánica causada por una respuesta anómala del huésped a la infección que supone una amenaza para la supervivencia. En cuanto a la disfunción orgánica, con fines de operatividad clínica puede ser definida como un aumento de dos puntos o más en el sistema de medición SOFA (Sequential [Sepsis-related] Organ Failure Assessment o Evaluación Secuencial de la Insuficiencia Orgánica —relacionada con la sepsis—), lo que se asocia con una mortalidad hospitalaria mayor del diez por ciento y por ende merece una respuesta rápida y adecuada».

eduardo-lopez-collazo-gana-el-xvii-premio-reflexiones-1058_620x368

De la gravedad de la SEPSIS, ha alertado el Doctor Eduardo López-Collazo , Director científico del IDIPAZ del Hospital de la Paz de Madrid.

Las células cancerígenas estudiadas principalmente como las IRAK-M, PD-L1, y PD-1 están planteando el mismo estudio en el cáncer que en la sepsis.

El contraste con las palabras del Doctor Joan-Ramon Laporte, jefe del servicio de farmacología del Hospital Vall d’Hebron. Catedrático de farmacología en la UAB y dirige la Fundación Instituto Catalán de Farmacología:

elmundo.es:  «La industria farmacéutica está medicalizándolo todo. Los laboratorios se inventan enfermedades, convierten la tristeza en depresión, la timidez en fobia social o el colesterol en una enfermedad. Los lobbys farmacéuticos promueven más mentiras que medicamentos. Dicen que son más eficaces de lo que realmente son».

«Los laboratorios no dan acceso público a los ensayos clínicos. Tampoco se lo dan al sistema de salud. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios aprueba medicamentos sin ver los datos de cada uno de los pacientes que han participado en los ensayos».«El tiempo que se tarda en retirar un medicamento porque produce efectos indeseados graves ha pasado de seis o siete años en 2004, a 12 o 14 años hoy en día. Cuesta mucho más retirarlos, y esto es por la creciente influencia de la industria sobre los sistemas de salud, tal como ha denunciado el Consejo de Europa».

 

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: