Saltar al contenido

“¿Qué ha cambiado desde la propagación del comunismo y socialismo de Iósif Stalin al presente socialismo globalista de George Soros y sus jefes Rothschild?. Un trasvase absoluto del control del Estado a manos de Fondos de Riesgo que también controlan a los bancos. Para ello endeudaron a los bancos comprando Deuda del Estado implicándolos en la deuda para hacerse con ellos, y de ahí los Fondos de Riesgo ya controlan el sistema financiero”.

10 de diciembre de 2019

Screenshot_1

La pérdida del comunismo desde la caída del muro, y una Rusia capitalista que aboga por un nuevo modelo que recupere la soberanía perdida con el ataque al zarismo por las tropas marxistas y una China que lleva un camino que se quiere alejar lentamente del comunismo deconstructivo (término como diría el filósofo Jacques Derrida), entre una época postmodernista a una transhumanista globalista que ahora pretende la izquierda socialista globalista.

  1. El socialista actual no se identifica abiertamente, se infiltra en las estructuras ya creadas, y crea dispositivos de control de las instituciones y políticos.
  2. El socialismo actual amañan los votos de los referendums con algoritmos informáticos durante el recuento. Procurando resultados que no ganan del todo para procurar una desestabilización política que genere lentamente una inestabilidad sin culpa, como si se tratase de un hecho orgánico en un proceso de cáncer del sistema.
  3. El agotamiento de la financiación y el debilitamiento de las monedas. Generando el bloqueo del presupuesto a través de la venta de Bonos soberanos, deuda negativa, y ahora Bonos Verdes. Se trata de un trasvase absoluto del control del Estado a manos de Fondos de Riesgo que también controlan los bancos. Para ello endeudaron a los bancos comprando Deuda del Estado implicándolos en la deuda para hacerse con ellos, y de ahí los Fondos de Riesgo ya controlan el sistema financiero, que ahora organizan las decisiones tanto gubernamentales como bancarias.
  4. Los Bonos Verdes son el último logro del socialismo globalista para convertir a los Fondos de Riesgo en los directores del neoliberalismo hacia el socialismo globalista. Ahí EEUU perderán el control de todo con la necesaria autodestrucción en la que se basan estos bonos verdes de fabricar desastres climatológicos que han ido creando con los huracanes.
  5. Detrás de las estructuras de los Rothschild están los planes por convertir a los EEUU en un Estado Socialista. En ello encuentran la oposición de Goldman Sach, la AIPAC, Sheldon Adelson, Bill Gates y la Banca Rockefeller. Sin embargo el trabajo tan labrado que dejó el presidente Barack Obama para el Imperio británico (creador del socialismo entre el fabianismo y el apoyo a Karl Marx, así como las redes suizas que apoyaron a Lenin que a su vez controlaban en el eterno doble juego del sionismo entre el comunismo y el capitalismo), ha dejado un pesebre de repercusiones difíciles de cambiar en un país dónde el capitalismo yace a los pies de la deuda con la Reserva Federal que en parte está ya controlada por las decisiones socialistas globalistas del sionismo internacional.
  6. La aparición de los Yidish en Long Island han acabado de contaminar el panorama político norteamericano y bien puede ser el próximo país comunista después de la España socialista. Donald Trump creyó controla la deriva socialista hacia el comunismo en los EEUU con el cambio de presidente de la Reserva Federal controlado por él. Algo que no logró. Creyó controlar al FBI y a la CIA igualmente con el cambio de las cúpulas, algo que no ha logrado. Y no ha dejado de brotar un impeachemt con el que no puede acabar.
  7. La colonización de la propaganda con la colonización de los medios, implantando los preceptos de Saúl alinsky (el libro de mesilla de Obama y Hillary Clinton). “Saul Alinsky -el ideólogo de izquierdas de dónde nace Podemos y la Open Society de George Soros que los financia-, dio las claves de actuación para instalar el marxismo en la sociedad actual disfrazado de progresismo a la americana”.
  8. El gobierno de Donald Trump trata de reinventarse reinventando el capitalismo. Pero tiene la propia losa de haber inventado el neoliberalismo financiero que han heredado y que fue la mayor trampa del socialismo globalista para endeudar y someter al sistema. La única vía de salida solo puede provenir de la deconstrucción del neoliberalismo financiero. Algo casi imposible, pero que tiene su salida en la que fue herramienta de la Glass & Steagall que separa la economía productiva de la economía financiera. Algo que siempre ha esgrimido Lyndon Larouche (que curiosamente está en la izquierda norteamericana pero lejos del socialismo globalista). No sería ninguna vergüenza para los conservadores noreteamericanos readoptar una medida que ya estuvo en práctica con la Ley Dodd-Franks Act. “A raíz de la crisis financiera de 2008, la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor de 2010 (Ley Dodd-Frank) mejoró la autoridad reguladora de la CFTC para supervisar el mercado de más de $ 400 billones de swaps”. No estaría nada mal la ampliación de la Dodd-Franks a todos los aspectos financieros y de financiación del gobierno. El Proteccionismo fue de hecho una normativa para potenciar el capitalismo y que equivocadamente Donald Trump ha dirigido a las tasas en Europa y China, cuando debiera haberlo aplicado a la propia banca implantando la Glass & Steagall. Ninguna medida de Chicago Boys ni de sobre endeudamiento como para salir de la Gran Depresión de 1929 va a sacar a los EEUU de una situación de gobierno que no pueda impedir un Estado Socialista norteamericano propulsado por el socialismo globalista del que hasta Rusia se ha sabido librar.
  9. Donald Trump ha logrado no entrar en guerra, aunque haya amenazado con ella como medida para los mercados financieros. Ha disminuído las operaciones sucias de la NSA en el extranjero y en su propio país; parece como si no fuera del todo posible no hacerlas en el estilo americano para tener contentos a las Agencias sin perder el control.
  10. Trump ha disminuido el flujo migratorio con el muro, y el aumento de medidas de control en la frontera. Flujo que causa inestabilidad y aumento de presupuesto en ayudas como en España.
  11. Trump no ha podido controlar el poder de movilización de las ONGs que en España tienen sentido con un gobierno socialista que no presenta presupuestos y cuentas de las ONGs que se nuten del estado. Trump se expone a un Maidán por no querer o no poder detener a George Soros y el bloqueo de la influencia roja Rothschild en la propiedad de las Bolsas de mercados tan fácil como la aplicación de la Glass & Steagall. Pero claro, el propio capitalismo norteamericano de hacer Great America está basado en la falta de control presupuestario y el colonialismo salvaje (interno y externo), todo ello acabará después de 300 años en unos EEUU comunistas. Los extremos se concatenan.

 

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: