Saltar al contenido

«¿La corona británica prepara un intento de monarquía en Canadá?. Megsit huele a Canadaxit. El control del tratado comercial CETA por la corona británica sería absoluto ya que Trump y China reclaman en paralelo el TTIP».

18 de enero de 2020

23475460-7899875-On_Thursday_back_in_London_Harry_made_his_first_major_royal_enga-a-31_1579284857279

La entrada de Harry en el Parlamento de Canadá ha sido todo un mensaje, a diferencia del viaje de William que era la entrada al Banco Central de Canadá.

Aparte de montajes de travelos de la casa real es un pacto interno entre hermanos.

fuente imágenes dailymail.com

23533060-7899875-image-a-7_1579284380881

El inquietante color de piel reptiliano del guardaespaldas supera al de Sam Worthington en la película Titán.

El turno de sucesión de la corona británica en Inglaterra está cantado en los próximos tres años.

Es más que probable que se haya decidido que sea William el sucesor en lugar de su padre Charles.

Canadá podría ser convertido en colonia monárquica británica. Un temor que ya ha expresado la opinión pública.

El control del tratado comercial CETA por la corona británica sería absoluto, desde Rotterdam al que llegan el Corredor Mediterráneo y el túnel de Gottardo procedente de Italia.

El TTIP chino norteamericano se repartiría lo que cayera en las mismas terminales que el CETA canadiense.

TTIP-CETA-derechos_del_consumidor-medioambiente_EDIIMA20160919_0367_1

CETA es la puerta de entrada a todos los GMO de EEUU, Canadá y Sudamérica propiedad de Monsanto. Lo mismo ocurrirá con el TTIP, que llegarán a Europa, EEUU, y viceversa a China, todos los GMO comenzando por el arroz y el maíz, así como harinas y carnes de vacuno, porcina y aves con alimentación y tratamiento gmo.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: