Saltar al contenido

«La fiscalía de la Corte Penal Internacional recibe la primera denuncia contra el gobierno de Brasil y luego seguirán España, Francia, y Ucrania. Alarma convertida en Martial Law destruyendo los derechos fundamentales constitucionales, por la mala gestión, irregularidades, y la exportación e importación de material sanitario defectuoso y peligroso. Y empresas como Youtube y Facebook por practicar represión contra la libertad de expresión, el borrado y secuestro de contenidos copyright con la colaboración y exhorto de gobiernos y empresas como Newtral».

8 de abril de 2020

Screenshot_1

Screenshot_3

Ricardo Franco Pinto

Screenshot_2

Charles Kurmay

Se ha establecido el primer precedente aunque como siempre estas denuncias provienen más de una acción política de la izquierda y no de un afán de justicia como en el caso contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro: “Por acción u omisión, Bolsonaro pone la vida de la población en riesgo, perpetra crímenes que exigen la actuación de la Corte Penal Internacional para proteger a la vida de miles de personas”. «Afirman los juristas en el documento presentado por los abogados brasileños Ricardo Franco Pinto y Charles Kurmay».  «La denuncia fue presentada por la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD), por considerar que Bolsonaro pone en riesgo la vida de la población brasileña ante la pandemia del nuevo coronavirus».

Lo que sucede es que la llamada jurisprudencia establece hechos juzgables las sentencias contra cualquier país, gabinete de Alarma, o equipo de actuación. Y la denuncia contra Bolsonaro sienta precedente de jurisprudencia al que se podrá acoger cualquier bufete de abogados, o fiscal de cualquier país u organización de cualquier país del mundo.

La masonería internacional sionista de izquierda liderada por la B´nai B´rith espera poder influir en los jueces y abogados de la Corte Suprema, y esto dejará todo en nada.

Ucrania ha estado exportando material sanitario defectuoso y a su vez España lo ha estado revendiendo hasta el 15 de marzo 2020.

Francia ha estado interviniendo material sanitario con destino a España, lo mismo Turquía.

 

La censura de la libertad de expresión en la línea de Ley Marcial también se está llevando a cabo no solo en internet sino contra el propio personal sanitario. «Mordaza a los hospitales de UK: expediente o despido si hablan de la escasez de medios
Cientos de doctores han enviado una carta quejándose de «censura» si denunciaban a los medios de comunicación o redes sociales la escasez de mascarillas o test «.

«Llegarán muertes de médicos a Corte Penal Internacional por crímenes de lesa humanidad».

Las mismas acciones de Alemania contra EEUU por sus escuchas y rastreo GPS de hace unos años y en el que ya se pronunció la Corte Suprema Internacional, parecen no aplicarse ahora y estar la Corte Suprema literalmente secuestrada por el NOM.  «Google sabe si estamos saliendo esta cuarentena: lanza un informe de movilidad del COVID-19.
Google ha publicado un informe de movilidad que refleja los cambios que ha provocado el COVID-19 en nuestras vidas, y puede que te preguntes ¿sabe demasiado? «. La asimilación de medidas de recorte absoluto de libertades nada tienen que ver con la prevención sanitaria. Controlar, espiar, y multar es una competencia de gobiernos totalitarios.

Desde 1998 la ilegalidad de los gobiernos se ha transformado en el recorte de las libertades consensuadas por los mismos tribunales que ahora sentencian bien diferente en el interés del Nuevo Orden Mundial y segregacionista:  «El Tribunal de Estrasburgo condena una escucha telefónica que violó la privacidad. La novena sentencia adversa a España se refiere a una legislación revisada en 1988″.

Del gran escándalo por las escuchas ilegales en Alemania, a desestimarlas por el propio gobierno alemán, y de ahí a espiar, controlar, confinar, y bloquear a la libertad de expresión y comunicación (que nada tienen que ver con el salir sanitario sino con el sistema Stasi de la RDA y 1984 de Orwell).

 

El gobierno de los EEUU contraviene su propia política antisocialista y antichavista con las mismas prácticas comunistas internas y de sus empresas como Facebook, Youtube y Google con el EXPROPIESE.

 

¿En qué quedamos Presidente?.

Screenshot_4

La Stasi a la americana también se ha adoptado en los EEUU principalmente por sus propias empresas sionistas como Facebook, Google, y Youtube. Escuchas, control, bloqueo, borrado, prohibición y una descafeinada Ley Marcial.

 

From → Uncategorized

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: